Híbridos y Eléctricos

AIRSPEEDER MK3

Este avión eléctrico eVTOL es el primer “coche eléctrico volador de carreras” del mundo

El Airspeeder Mk3 participará en la primera competición de coches eléctricos voladores controlados de manera remota y que, en 2022, con el Airspeeder Mk4, se convertirán en carreras tripuladas que evolucionar la tecnología y el mercado de los vehículos eVTOL.

Airspeeder Mk3 Alauda Aeronautics
El Airspeeder Mk3 protagonizará la primera serie de carreras de coches eléctricos voladores controlados en remoto.

Tras tres años de desarrollo y un año de pruebas, la empresa australiana Alauda Aeronautics ha presentado en público el primer “coche eléctrico volador de carreras de tamaño completo” del mundo. El Airspeeder Mk3 es un avión eléctrico eVTOL capaz de despegar y aterrizar en vertical, que ha sido desarrollado y evolucionado internamente por su equipo de ingeniería y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de hasta 120 km/h. El prototipo que ha exhibido la compañía competirá en una serie de carreras de alta velocidad a finales de este año. En estos primeros campeonatos, los pilotos manejarán los vehículos de forma remota aunque para 2022 se planea que ya se puedan realizar vuelos tripulados.

El Airspeeder Mk2, el prototipo de desarrollo avanzado Mk3 y la serie de carreras en las que competirá fueron presentados en abril del año pasado, con el objetivo de iniciar la competición lo antes posible para acelerar el desarrollo de estos vehículos. Su celebración supone un banco de pruebas técnicas previas al objetivo marcado para 2022, cuando pasarán de ser vehículos manejados en remoto a contar, en la siguiente generación, Airspeeder Mk4 con un piloto a bordo.

Airspeeder Mk3 Alauda Aeronautics_2

Alauda Aeronautics está fabricando una flota de diez Airspeeder Mk3 en su sede de Adelaida, Australia.

Alauda está fabricando actualmente en su sede en Adelaida, Australia, una flota de diez Airspeeder Mk3. Las pruebas finales de pretemporada, a puerta cerrada, se llevarán a cabo en Australia en los próximos meses antes de que se inicie el calendario internacional de carreras. Con ellas se obtendrá la información necesaria sobre la dinámica, el rendimiento y la seguridad del vehículo y sobre la tecnología del tren motriz que permitirá el desarrollo final del Mk4 Airspeeder tripulado.

El Airspeeder Mk3 es un octocóptero con rotores pareados de dos en dos, cada uno de ellos situado en una de sus cuatro “alas”, similares a los que podemos ver en otros vehículos eVTOL. Estos motores han sido desarrollados conjuntamente con la colaboración de diferentes socios tecnológicos de todo el mundo para adaptarlos a la competición. Los componentes del equipo de ingeniería que ha venido desarrollando los diferentes prototipos durante los últimos años ​​provienen de compañías líderes en el sector de la automoción y la aviación como Mclaren, Babcock Aviation, Boeing, Jaguar Land Rover, Rolls-Royce y Brabham.

Airspeeder Mk3 Alauda Aeronautics_1

El Airspeeder Mk3 es un octocóptero con rotores pareados de dos en dos, cada uno de ellos situado en una de sus cuatro “alas”.

Su potencia total es de 96 kW (129 CV) lo que para una nave que en vacío, sin tripulación, pesa tan solo 100 kilogramos, supone una relación de empuje frente a peso de dos. Las baterías que los alimentan tienen una capacidad de 500 kWh y permiten tiempos de vuelos de 15 minutos. Utilizan un sistema de deslizamiento y bloqueo para la extracción y reemplazo rápido cuando el Airspeeder está en el suelo.

Para evitar accidentes cuentan con radares LiDAR y sistemas anticolisión. En caso de que todo falle, la cabina de fibra de carbono se ha fabricado con todas las medidas de seguridad para que las consecuencias se estos sean mínimas.

La primera temporada de carreras protagonizada por estos vehículos voladores eléctricos se pondrá en marcha este mismo año, convirtiéndose en uno de los espectáculos de motor más emocionantes del mundo. Según Matthew Pearson, fundador de Airspeeder y Alauda Aeronautics la presentación de este primer prototipo de un coche de carreras eléctrico volador de este tamaño “es un momento histórico en los albores de una nueva revolución de la movilidad”.

La serie de carreras que se pondrá en marcha para poner a prueba estos vehículos “impulsa el progreso y acelerará la llegada de la tecnología que transformará el transporte limpio de pasajeros, la logística e incluso la movilidad aérea avanzada para aplicaciones médicas”, asegura Pearson. Alauda tiene la intención de establecer una base de ingeniería en el Reino Unido, donde ahora se encuentra su sede comercial: “Gran Bretaña es un centro de excelencia reconocido mundialmente en los deportes de motor y aeroespacial. Para crear una serie de carreras que acelerare una revolución de la movilidad, necesitaremos aprovechar estas habilidades” añade. Este centro es parte de la estrategia de la empresa para aprovechar un mercado, el de los vehículos eVTOL, cuyo valor será de 1.500 millones de dólares en 2050.

Conversaciones: