Híbridos y Eléctricos

PASA DE 500.000 A 100.000 COCHES ANUALES

Tesla no fabricará baterías en la Gigafactoría de Alemania y reduce previsiones de producción

La Gigafactoría alemana de Tesla vuelve a tener contratiempos. La compañía estadounidense no fabricará finalmente baterías en su fábrica europea y, además, ha reducido sus previsiones de producción anuales de 500.000 a 100.000 coches.

Tesla no fabricará baterías en la Gigafactoría de Alemania y reduce previsiones de producción
Tesla no fabricará baterías en la Gigafactoría de Alemania y reduce previsiones de producción

La Gigafactoría europea de Tesla, que ya se ha comenzado a construir en Alemania, vuelve a encontrarse complicaciones y recular en algunos de sus planes respecto a los previstos inicialmente. Según los últimos documentos y permisos que se han conocido sobre la construcción de la fábrica, Tesla finalmente no fabricará baterías en su fábrica alemana, como había previsto, y ha recortado su capacidad de producción anual de 500.000 a «100.000 coches» o más.

En un primer momento, Tesla solicitó permisos para construir una fábrica que tendría talleres de fundición y prensado, pintura, producción de asientos, de componentes plásticos, producción de carrocerías, propulsores, montaje final y fabricación de baterías. Sin embargo, los últimos documentos que han salido a la luz reflejan un cambio de planes: en la Giga Berlín no se fabricarán baterías, tampoco habrá producción de plásticos y la cifra de producción prevista se ha rebajado a «100.000 coches al año o más», una importante reducción respecto a las 500.000 unidades que se anunciaron meses atrás.

Tras conocer este paso atrás en la producción de baterías y plásticos, desconocemos si Tesla buscará un socio externo o si enviará estos componentes desde otro centro de producción propio. CATL anunció recientemente que las baterías de litio-ferrofosfato sin cobalto se instalarán también en los Model 3 europeos. Recordemos que en la fábrica alemana se producirán los Tesla Model Y y Model 3 destinados al mercado europeo.

Por otra parte, los nuevos documentos también indican una reducción de 9 metros en la altura del edificio principal de la fábrica, quedando finalmente con una altura de 15 metros. Entre las disposiciones también se reflejan cambios que habíamos conocido anteriormente, como la construcción con nuevos cimientos de pilotes, debido al terreno arenoso donde está ubicada la factoría, y una reducción en los límites teóricos máximos de uso de agua. Grupos ecologistas habían expresado su preocupación por la construcción de la fábrica, quejándose del excesivo uso de agua que necesitará en una región que sufre sequías cada vez más frecuentes. Para minimizar el problema, Tesla reutilizará más agua usada y empleará sistemas de refrigeración más eficientes.

Tras algunas dificultades técnicas y un parón debido al coronavirus, Tesla sigue en marcha con la construcción de la fábrica, a pesar de que todavía tiene pendiente la aprobación final para todo el proyecto en su conjunto (está previsto conseguirlos a lo largo de este verano). No obstante, la aprobación de los permisos preliminares indica que las autoridades alemanas no ven problemas importantes en el proyecto.

El objetivo de Elon Musk, y por tanto de Tesla, es que la planta comience a producir coches eléctricos en julio del próximo año. Para entonces, la fábrica comenzará fabricando el Model Y para el mercado europeo, además del Model 3, y dejará hueco para que más adelante se pueden fabricar nuevos modelos

Conversaciones: