AUMENTO DE LA DEMANDA

BMW aumenta la producción de motores para el i8 híbrido en Hams Hall

BMW ha tanido que aumentar el ritmo de producción en Hams Hall, la planta inglesa donde se fabrica el motor turbo tricilíndrico del deportivo i8 debido a un aumento en la demanda.

El equipo de Hams Hall junto al motor del BMW i8.
El equipo de Hams Hall junto al motor del BMW i8.

La fábrica de motores de Hams Hall, situada en las inmediaciones de Birmingham, Reino Unido, aumentará la producción de la unidad de 1.5 litros y tres cilindros del BMW i8. Dicho aumento viene de la mano del BMW i8 Roadster, el nuevo deportivo descapotable de la casa bávara que apenas lleva un par de meses en el mercado y ya ha provocado un aumento en la producción del propulsor.

Tanto el BMW i8 Coupé como la versión Roadster equipan este motor TwinPower Turbo, un tres cilindros a gasolina capaz de ofrecer 170 kW (231 CV) de potencia y 320 Nm de par máximo. El sistema propulsor híbrido lo componen la mencionada unidad tricilíndrica (B38A15T0) y un motor eléctrico de 105 kW (145 CV) alimentado por baterías de iones de litio con 11,6 kWh de capacidad energética. En conjunto, el i8 es capaz de desarrollar 374 CV de potencia para acelerar de 0 a 100 km/h en únicamente 4,6 segundos. A pesar de su poderío, sus emisiones se sitúan por debajo de 46 gramos de CO2 por kilómetro y su consumo no supera la media de 2,1 litros/100 km.

El motor del BMW i8 fue nombrado Motor del Año 2015 a nivel internacional y se construye exclusivamente en la planta británica de Hams Hall, donde BMW ha habilitado unas instalaciones específicas para motores de alto rendimiento.

Conversaciones: