Híbridos y Eléctricos

BASADO EN EL SERIE 4 GRAND COUPÉ

El BMW i4 muestra un diseño más tradicional que los anteriores modelos de BMW i

Las primeras imágenes del prototipo del BMW i4 revelan un diseño tradicional basado en el Serie 4 Grand Coupé, que no revela su carácter eléctrico, abandonando el diseño más radical de sus primeros modelos.

El BMW i4 presentará un diseño muy parecido al resto de la gama BMW.
El BMW i4 presentará un diseño muy parecido al resto de la gama BMW.

BMW creó la submarca BMW i en 2011 con el objetivo de lanzar al mercado vehículos con tecnologías innovadoras, no solo relacionadas con el tren motriz, sino con los materiales de construcción y con los procesos de producción. Sus primeros modelos, el BMW i3 y el BMW i8, destacaban por una estética futurista, que les hacían destacar sobre el resto de los vehículos. Sin embargo, las fotografías de los primeros prototipos del BMW i4 revelan un planteamiento más tradicional, acorde con las líneas de diseño de la marca.

Aunque BMW i es para muchos el sello de los vehículos electrificados de BMW. Sin embargo, el fabricante alemán ha lanzado al mercado una línea de híbridos enchufables bajo el apellido iPerformance y la marca BMW como variantes de los modelos de combustión. Si bien la marca BMW i se reservaba para modelos innovadores, en el caso del BMW i4 esto no parece ser así. Las fotografías espía de los primeros prototipos, capturadas en un vehículo de transporte por Autoblog, muestran un diseño bastante convencional.

Ninguna de las partes que conforman la carrocería del nuevo BMW i4 muestran elementos que revelen que es un vehículo completamente eléctrico. En el caso del prototipo, solamente la inscripción “Electric Test Vehicle” en el paragolpes trasero y en las puertas delanteras revela su naturaleza. De hecho, el prototipo muestra hasta falsas salidas de escape en su parte trasera. Las formas y pliegues de la carrocería toman rasgos típicos de BMW, mostrando un vehículo con aspecto deportivo. La parte delantera finaliza en una punta especialmente larga y las ruedas delanteras se sitúan en una posición muy avanzada, para permitir albergar la batería entre los dos ejes.

En la parte trasera la línea de techo cae desde el pilar B, mostrando una línea similar al del BMW Serie 4 Grand Coupé, que, a su vez, deriva del Serie 3. También se detectan referencias muy sutiles al concept iVision Dynamics, presentado en el Salón de Frankfurt de 2017, con curvas suaves y faros delgados y puntiagudos.

BMW concept iVision Dynamics

BMW iVision Dynamics concept.

Este diseño conservador de BMW también se muestra en el futuro iX3, presentado en el Salón del Automóvil de Pekín el año pasado, que, a pesar del apellido “i”, mostraba un aspecto prácticamente idéntico al X3 de combustión. Los únicos cambios apreciables se centran en la tradicional parrilla delantera en forma de riñones, en este caso unidos entre sí, un parachoques delantero más suavizado y algunos detalles en azul. Unas características que, muy probablemente, también aparezcan en el BMW i4.

El tamaño y el segmento en el que se situará el BMW i4 confirman que pretende rivalizar con el Tesla Model 3. Aunque sus características mecánicas no han sido desveladas se espera que su autonomía alcance como mínimo los 480 kilómetros y que pueda ser ofrecido con varias capacidades de batería diferentes. Empleará la quinta generación de la tecnología eléctrica del grupo alemán sobre las plataformas CLAR y FAAR, para modelos con tracción trasera o total.

BMW dispondrá de 25 modelos electrificados en 2025, arrancando con el lanzamiento del BMW iX3, que arrancará su producción a mediados de 2020 en China.

Conversaciones: