Híbridos y Eléctricos

SISTEMAS DE TRANSMISIÓN Y MÓDULOS DE ACCIONAMIENTO

BorgWarner obtiene tres contratos de suministro para coches eléctricos en China

BorgWarner suministrará su sistema de transmisión eléctrica eDM a la empresa estatal china Great Wall y su módulo de accionamiento P2 a otros dos fabricantes chinos de los que no se ha desvelado todavía el nombre.

Algunos de los componentes eléctricos que ofrece BorgWarner.
Algunos de los componentes eléctricos que ofrece BorgWarner.

BorgWarner ha logrado tres nuevos contratos de suministro para sus transmisiones eléctricas e híbridas con tres fabricantes chinos, entre los que destaca el firmado con Great Wall que utilizará en su nuevo modelo eléctrico C30 y en la submarca de coches eléctricos ORA. El nombre de los otros dos fabricantes no ha sido desvelado por ahora. Tampoco se han desvelado los términos económicos de este suministro, que, por el volumen de producción de los fabricantes chinos, supone uno de los acuerdos más importantes para la empresa.

El contrato de BorgWarner con Great Wall supone el suministro a la empresa estatal china del módulo de propulsión eléctrica eDM que se montará en el sedán eléctrico compacto C30, convirtiéndose en el primer coche eléctrico en China en utilizar este componente. El eDM es capaz de entregar hasta 315 Nm de par a las ruedas del coche funcionando como una transmisión primaria o secundaria, dependiendo de la tecnología del vehículo, eléctrica o híbrida. Esta capacidad de adaptarse a diferentes sistemas permitirá a Great Wall implementarlo en los coches eléctricos de la submarca ORA, en un futuro próximo. El primero que podría recibirlo será el iQ5, un SUV compacto con 360 kilómetros de autonomía y 120 kW (161 CV) de potencia. El año que viene tiene previsto lanzar el ORA R1, un compacto de cuatro puertas y cuatro asientos y el ORA R2, similar al anterior pero con acabados de lujo.

ORA iQ5

ORA iQ5.

El presidente de BorgWarner, Stefan Demmerle, ha afirmado que estos contratos "anticipan un crecimiento floreciente en el mercado de vehículos eléctricos de China en medio de la tendencia general de electrificación de la industria automotriz".

Respecto a los otros dos contratos, en los que todavía permanece en secreto el nombre del fabricante, se sabe que se trata del suministro del módulo de accionamiento P2, un sistema de transmisión que puede ser adaptado a cualquier motor de combustión interna. Su función es permitir que el vehículo cambie entre varios sistema de tracción; combustión, eléctrica o híbrida, de acuerdo con la potencia demandada al vehículo. Al colocar el motor eléctrico directamente entre el motor de combustión interna y la transmisión, el sistema P2 puede ser compatible con varias arquitecturas y, por lo tanto, utilizarse en todo tipo de vehículos híbridos.

ORA R1

ORA R1.

En los últimos años BorgWarner ha estado desarrollando y ampliando su catálogo para adaptarse a la demandas de la industria del automóvil, que supone un incremento sustancial de sistemas eléctricos. “Nuestra amplia cartera de productos híbridos nos brinda la flexibilidad de ofrecer a los clientes una amplia variedad de soluciones personalizadas para satisfacer sus necesidades individuales”, ha dicho Frédéric Lissalde, CEO de BorgWarner.

Conversaciones: