Híbridos y Eléctricos

BASADO EN EL ARIEL NOMAD

El buggy eléctrico de BorgWarner muestra el presente y el futuro de la tecnología

El buggy eléctrico de BorgWarner, basado en el Ariel Nomad, ha sido creado como un proyecto de demostración para evaluar la tecnología eléctrica actual y futura.

El buggy eléctrico de BorgWarner es un escaparate tecnológico de la movilidad eléctrica.
El buggy eléctrico de BorgWarner es un escaparate tecnológico de la movilidad eléctrica.

El proveedor norteamericano BorgWarner ha convertido una unidad del buggy Ariel Nomad, famoso, reconocido por su ligereza, en un todoterreno totalmente eléctrico que sirve como escaparate de las tecnologías desarrolladas por la empresa durante los últimos años. El Nomad eléctrico sustituye el motor de combustión original de Honda por dos motores eléctricos, alimentados por una batería de 30 kWh de capacidad, situados cada uno de ellos en una de las ruedas traseras, capaces de ofrecer hasta 200 kW (268 CV) de potencia, y dotados de un sistema de vectorización de par.

Ariel Motor es una pequeña empresa ubicada en Crewkerne, en Somerset, Inglaterra, que fabrica vehículos ligeros especialmente desarrollados para ofrecer alto rendimiento en el circuito, como es el caso del monoplaza Ariel Atom y o de la motocicleta Ariel Ace, o en los terrenos más complejos fuera de las carreteras. En enero de 2015, presentó el Ariel Nomad, un buggy exo-esquelético sin carrocería ni techo, construido enteramente alrededor de un chasis tubular, que lo convierte en un vehículo muy liviano movido por un motor de gasolina de 2,4 litros fabricado por Honda que genera 235 CV de potencia (175 kW).

La empresa BorgWarner ha desarrollado un proyecto para mostrar sus avances en la electrificación y ha elegido el Nomad por su diseño abierto, lo que facilita la instalación y eliminación de componentes de forma sencilla. No se trata de un vehículo de producción que vaya a ponerse a la venta sino un escaparate tecnológico en el que probar soluciones eléctricas actuales y futuras que además puedan ser mostradas al resto de la industria.

Buggy eléctrico de BorgWarner

Buggy eléctrico de BorgWarner.

BorgWarner ha convertido el Nomad en un buggy eléctrico de tracción trasera gracias a dos motores independientes que mueven cada una de las ruedas y a dos conjuntos de engranajes eDriveGear separados y gestionados por un sistema de vectorización de par. La energía que alimenta los dos motores eléctricos proviene de un paquete de batería refrigerado por líquido que funciona a 350 V con una capacidad de 30 kWh. El sistema de vectorización de par mejora la respuesta de la dirección y permite que el frenado regenerativo extienda la autonomía del Nomad. Según BorgWarner, esta configuración ofrece "más potencia y durabilidad" que el tren de tracción de combustión original.

Kahan Yilmaz, director de tecnología de BorgWarner, asegura que la conversión del Nomad “brinda una herramienta fantástica para mostrar nuestras amplias capacidades, colaborar con socios de la industria y evaluar la tecnología actual y futura a nivel de sistema".

BorgWarner se ha convertido en los últimos años en un proveedor importante para la industria de vehículos electrificados. En 2015 pagó 950 millones de dólares para adquirir al fabricante de motores eléctricos e híbridos Remy International. Seguidamente, compró la compañía de electrificación Sevcon en 2017 y, fundó su filial CascadiaMotion, en la que se fusionaron otras dos compañías recién adquiridas: AM Racing y Rinehart Motion Systems.

Hipercar eléctrico de Ariel Motor

Hipercar eléctrico de Ariel Motor.

Ariel Motor, que no ha participado en el proyecto de BorgWarner, está trabajando actualmente en un hipercar anunciado en 2017 con cuatro motores eléctricos de 295 CV que propulsan cada una de las ruedas, que le dotan de tracción total, y un total de 1.200 CV. Su producción está programada para 2020.

Conversaciones: