Híbridos y Eléctricos

POR SU ALMA ELÉCTRICA

Siete cosas que, quizás, no conocías del Porsche Taycan

El Porsche Taycan quiere ser un Porsche como los demás, pero su tren de tracción eléctrico hace que incluya algunos detalles que le caracterizan y que, en muchos casos, hasta su presentación oficial, no se conocían.

El Taycan marca un antes y un después en la historia de Porsche.
El Taycan marca un antes y un después en la historia de Porsche.

En 2019, el Porsche Taycan llega para marcar un antes y un después en la movilidad eléctrica, con el permiso del camino abierto por el Tesla Model S que lleva en el mercado desde 2012. El fabricante alemán se ha tomado en serio su electrificación y ha trabajado duro para que un cambio tan radical como este no se traduzca en una pérdida de rendimiento, prestaciones, calidad y tecnología, que es la base de una reputación construida durante décadas. ¿Significa esto que el Taycan es el coche perfecto? Probablemente no, aunque Porsche ha querido fabricar un coche eléctrico que cumpla con todas las expectativas de sus clientes

1. ¿Diseño eléctrico?

A los ojos de un espectador no especializado, nada en el diseño exterior del Porsche Taycan lo delata como eléctrico. Es un Porsche rediseñado. De hecho su aspecto podría decirse que se asemeja bastante al de la próxima generación de Panamera. En su exterior, no hay insignias azules, ni faros diferentes, ni anagramas que indiquen que en el interior se encuentra un sistema propulsor eléctrico de última generación.

A ojos de los más familiarizados con la marca, la ausencia de tubos de escape es la primera pista que advierte que hay algo distinto en él que es ratificado por los dos puertos de carga gemelos en las dos aletas delanteras, en lugar de la tradicional tapa trasera del depósito de combustible.

Porsche Taycan lateral

2. Frenado regenerativo

El Porsche Taycan implementa un frenado regenerativo enormemente poderoso, capaz de generar hasta 265 kW de potencia. Esto implica que las pinzas de freno mecánico prácticamente solo se utilizarán para detener por completo el vehículo o, circulando a grandes velocidades en circuito, desean apurar las frenadas previas a las curvas para batir algún que otro récord.

Sin embargo, la regeneración solo se activa si se presiona el pedal del freno. Al levantar el pie del acelerador no hay retención, sino que el Taycan se desliza a vela como si se desacoplara la transmisión. Porsche no ha querido implementar la conducción con un solo pedal de forma deliberada, ni siquiera opcionalmente, para que no exista ningún tipo de retención cuando, de nuevo, su piloto quiera disfrutar de él en la pista. Porsche ha querido que el Taycan sea un Porsche como el resto de los Porsche y por esa razón ni siquiera es posible activarlo de forma voluntaria.

3. Recarga hasta 350 kW, por ahora limitada

Si bien el sistema eléctrico de 800 voltios admite una potencia de recarga de 350 kW, en su lanzamiento el Taycan “tan solo” alcanzará una potencia de recarga de 270 kW. Se trata de una medida de precaución inicial para alargar la vida útil de la batería de 93 kWh de capacidad. Por ahora no se conoce si esta potencia se mantendrá de forma sostenida en el tiempo o se obtendrá tan solo en pico puntuales. Según indicó Joachim Kramer, director de electrónica de potencia de Porsche, a medida que los paquetes de batería aumenten su capacidad en los próximos años, la carga potencia de carga aumentará hasta los 400 o 500 kW.

Porche Taycan recarga

Pero incluso con esta limitación, supera la punta de potencia de carga de los Supercharger V3 de Tesla, que alcanza una potencia sostenida de 175 kW con picos de hasta 250 kW, que, según Kramer está muy cerca del pico teórico que se puede lograr con la tecnología de 400 voltios del fabricante americano.

4. Carga CCS a 150 kW opcional

El Taycan dispone de un cargador de serie que trabaja a 800 voltios para recargar a esos 270 kW que estarán disponibles en aquellas estaciones que dispongan de la tecnología de 800 voltios. Sin embargo, la mayoría de ellas funcionan a 400 voltios con una potencia máxima de 50 kW. Paulatinamente, estos puntos de carga están siendo modificados para llegar a los 125 kW (que por ahora tan solo admiten por ahora el Audi e-tron y el Jaguar I-Pace).

El Taycan monta un Hight Voltage Booster, que se encarga de elevar los 400 voltios que proporcionan estos puntos de carga hasta 800 voltios para permitir que se cargue la batería. Pero poder recargar en estas estaciones de 400 voltios bajo el estándar CCS que admiten potencias superiores a los 50 kW será opcional.

5. ¿Turbo y Turbo S?

Porsche utiliza una denominación que se asocia directamente con los motores de combustión para las versiones de mayor rendimiento, a pesar de no utilizar este componente en su mecánica. Ninguna versión tiene un turbocompresor que introduzca aire a presión en la mezcla de gasolina para lograr mayor potencia. Con esta estrategia busca mantener una nomenclatura que los futuros compradores asocien directamente con las mayores prestaciones, más que con un elemento mecánico. Porsche se aferra a sus tradiciones más antiguas.

porsche-taycan-turbo-s

6. Dos puertos de carga

El Taycan cuenta con un puerto de carga de nivel 2 en la aleta delantera izquierda (para los modelos con el volante a la izquierda) que se utilizar para la recarga vinculada y de oportunidad en corriente alterna, tanto monofásica como trifásica. Pero además incorpora un segundo puerto de carga en la aleta derecha que incluye la carga combinada, es decir un segundo puerto de nivel 2 gemelo al anterior, y la toma de carga rápida en corriente continua.

El puerto duplicado busca facilitar la operación de recarga al conductor, puesto que los puntos de carga que se sitúan en la vivienda, los del trabajo o los de otras ubicaciones, pueden no dar muchas opciones para aparcar el coche con libertad. Además se utilizan mucho más que el puerto de carga rápida por lo que parece lógico que se sitúe lo más cerca posible de la puerta del conductor.

porsche-taycan-2020-24

En el caso de la recarga rápida el protocolo será diferente en función de los mercados en los que se ofrece. CCS para Europa y Estados Unidos, CHAdeMO para Japón y GB/T para China En este caso, además de que las estaciones suelen tener más posibilidades de maniobrar, todo el hardware necesario para la recarga se sitúa en el lado derecho del vehículo.

7. Sin Android Auto

La mayoría de los compradores de un Porsche Taycan son usuarios de teléfonos móviles de Apple. O al menos así parece creerlo Porsche cuando en un vehículo de estas características ha decidido no incluir compatibilidad con Android Auto. También por esta razón, incluye en su software la posibilidad de utilizar el servicio de música de la compañía californiana, Apple Music, que presumiblemente se extenderá al resto de vehículos de la gama

Hoy en día, prácticamente todos los fabricantes se esfuerzan en ofrecer los dos sistemas de conectividad más utilizados, algo a lo que ha renunciado el fabricante alemán. Pero esto no es exclusivo del Taycan. No lo hace en ninguno de sus modelos, ignorando las necesidades de uno de cada cinco de sus compradores que disponen de un móvil con el sistema operativo Android.

porsche-taycan-electrico-interior-portada

Conclusiones

Con la presentación del Porsche Taycan no se encuentran grandes novedades pero si algunos detalles que no eran todavía conocidos. Es, por un lado, el modelo más diferenciador de la gama, pero, por otro, se integra muy bien en su línea de deportivos, berlinas y SUV en términos de lujo, calidad y prestaciones.

Que Porsche haya diseñado el Taycan como uno más de sus modelos puede ser muy apreciado por alguno de sus clientes y, a la vez, puede decepcionar a otros. En cualquier caso es un momento histórico para la marca.

Conversaciones: