SERÁN AUTOMÓVILES PREMIUM

Dyson planea lanzar tres coches eléctricos y fabricarlos en China

La firma británica Dyson, especializada en la fabricación de electrodomésticos, lanzará en total tres coches eléctricos alimentados a batería; el primero llegaría en 2020.

Dyson planea lanzar tres coches eléctricos y fabricarlos en China.
Dyson planea lanzar tres coches eléctricos y fabricarlos en China.

Fue una sorpresa cuando la firma de James Dyson, fabricante de electrodomésticos mundialmente reconocido por sus aspiradoras sin bolsa, anunció el año pasado que lanzaría un coche eléctrico para 2020. Y ahora nuevos reportes indican que la compañía británica Dyson quiere lanzar un segundo y tercer vehículo eléctrico, confirmando así sus serias intenciones de abrirse un espacio en el mercado automotriz.

El Financial Times informa que el primer vehículo a batería le ayudará a Dyson a conocer cómo se construye un coche y ganar experiencia en establecer relaciones con proveedores. Los otros dos coches serán la apuesta fuerte de la firma para consolidarse en el sector automotriz, ya que serán modelos producidos en masa. Dyson tiene planes de seguir produciendo coches eléctricos en el futuro, además de los tres iniciales.

Fuentes relacionadas con Dyson han confirmado que se fabricarán 10.000 unidades del primer modelo. El fundador de la compañía, Sir James Dyson, ha dicho que no será un vehículo económico, y que tampoco será un deportivo. También se comenta que desde el primer coche usarán baterías de estado sólido, aunque no está confirmado.

Compañías emergentes como Dyson se podrían beneficiar de los clientes impacientes de Tesla, que siguen esperando recibir su Model 3, cuyas entregas han sido postergadas en diferentes ocasiones por causas desconocidas.

Dudas en la batería

Dyson le confirmó a Autocar que su ejecutiva de batería de estado sólido, Ann Marie Sastry, abandonó la compañía a finales del año pasado, lo que genera dudas sobre la batería que usarán los coches. Sastry se había unido a la compañía hace tres años cuando Dyson compró su firma de baterías, Sakti3, por 90 millones de dólares (73 millones de euros).

Aunque la tecnología de baterías que Dyson está desarrollando se mantiene en secreto, Sastry sugirió anteriormente que la compañía estaba cerca de desarrollar baterías de estado sólido, una hazaña que podría darle a Dyson una ventaja sobre la competencia en el sector de los coches eléctricos.

Los paquetes de baterías de estado sólido tienen una mayor densidad de energía y son más rápidos de cargar que las celdas de líquido. Toyota es el único fabricante con planes firmes de introducir la tecnología de estado sólido en la próxima década, mientras que Porsche ha insinuado que los vehículos eléctricos con baterías de estado sólido están entre sus planes. BMW se asoció con una compañía que desarrolla la tecnología sólida. Todavía no se sabe cómo la partida de Sastry afectará el progreso del automóvil de Dyson, que representa una apuesta importante para una marca que es más conocida por fabricar artículos para el hogar, como aspiradoras y secadoras de cabello.

El primer coche de Dyson

Dyson ha destinado 2.000 millones de libras esterlinas (2.250 millones de euros) para el desarrollo de su primer coche eléctrico, y también ha recibido el respaldo del gobierno británico. Alrededor de 400 empleados están trabajando en el proyecto en la sede de la compañía en el condado inglés de Wiltshire.

La firma ha mantenido total secretismo sobre las prestaciones del primer coche, como el rendimiento y la autonomía, pero está confirmado que no será de producción masiva, y que su punto fuerte serán las dotaciones tecnológicas. Tomemos en cuenta que los electrodomésticos de Dyson son más costosos que los productos de la competencia, y se espera algo similar para sus vehículos, que formarán parte del segmento premium, al igual que Tesla.

Todavía no hay nada seguro sobre dónde se fabricará el coche, aunque Sir James dio alguna pista. "Donde sea que fabriquemos la batería, haremos el automóvil, eso es lógico. Por eso queremos estar cerca de nuestros proveedores, queremos estar en un lugar que nos dé la bienvenida y sea amigable con nosotros, y donde logísticamente sea más sensato. Y vemos un mercado muy grande para este coche en el Lejano Oriente", dijo a Reuters el fundador de la compañía. Las declaraciones parecen estar apuntando a China, principal mercado de coches eléctricos del mundo, aunque actualmente el automóvil se está desarrollando en Reino Unido.

"Los gobiernos de todo el mundo han alentado la adopción de motores de 'diésel limpio' a través de ayudas. Sin embargo, los principales fabricantes de coches han eludido y engañado a las regulaciones de aire limpio. Como resultado, las ciudades desarrolladas y en desarrollo están llenas de automóviles, camiones y autobuses que producen emisiones contaminantes. Es un problema", dijo Sir James cuando anunció que se involucrarían en el mercado de vehículos eléctricos el año pasado. "Comprometí a la compañía para desarrollar nuevas tecnologías de baterías. Creo que los vehículos eléctricos resolverán el problema de contaminación del coche. Finalmente tenemos la oportunidad de reunir todas nuestras tecnologías en un solo producto”, acotó.

Conversaciones: