Híbridos y Eléctricos

SEGÚN JB STRAUBEL

Al final de su vida, un coche eléctrico vale más que uno de combustión gracias a su batería

JB Straubel cree que las baterías de un coche eléctrico deberían durar al menos 15 años, más que el vehículo en el que se instalan, lo que supone una ventaja económica sobre los de combustión cuyo valor es prácticamente nulo al final de su vida útil.

JB Straubel ex director tecnología Tesla fundador Redwood Materials
JB Straubel ex director tecnología Tesla fundador Redwood Materials

El ex director de tecnología de Tesla y fundador de Redwood Materials, JB Straubel, asegura que las baterías de un vehículo eléctrico deberían durar unos 15 años sin sufrir una degradación que les impida cumplir su cometido. A partir de ahí, todavía es un componente muy valioso puesto que es capaz de almacenar suficiente energía como para ser utilizable en una segunda vida para el almacenamiento estacionario. Y una vez que allí ya no es útil, todavía puede reciclarse para recuperar los materiales químicos que pueden ser reutilizados en la cadena de producción. Esto supone una ventaja extraordinaria sobre los vehículos de combustión que una vez acabada su vida útil pierden prácticamente todo su valor.

Actualmente no se dispone de datos para conocer a una pregunta que muchos compradores de un vehículo eléctrico se hacen. ¿Cuántos años dura la batería? Los vehículos eléctricos de nueva generación, que circulan actualmente, todavía no han terminado su vida útil por lo que no se sabe a ciencia cierta cómo se comportarán sus baterías. Y es necesaria una base de datos importante para poder extrapolar datos ciertos.

En una entrevista, el cofundador y ex director de tecnología de Tesla, JB Straubel, asegura que as baterías de los vehículos eléctricos deberían durar 15 años, dependiendo de su uso: “es algo subjetivo que depende de cómo se emplea el automóvil, pero creo que será fácilmente 15 años en la mayoría de los casos. La duración de la batería probablemente superará la vida útil del vehículo. Personalmente, creo que es poco probable que sea necesario instalar batería nueva en un coche eléctrico viejo”.

Straubel fue responsable del desarrollo de las baterías de Tesla hasta 2019 donde formó parte del mayor aumento de la capacidad de batería en una flota de vehículos eléctricos. Además, el ingeniero está muy involucrado en el seguimiento de la vida útil de las baterías de los vehículos eléctricos, ya que es la línea de negocio principal de su nueva empresa, Redwood Materials.

Redwood está desarrollando nuevos procesos para reciclar materiales enfocados en los automóviles eléctricos y también ha anunciado recientemente que está explorando la producción de cátodos y ánodos, con el objetivo de levantar una fábrica de materiales para baterías de 100 GWh en Estados Unidos. Su empresa recicla actualmente entre 8 y 10 GWh al año lo que, según él “es suficiente para cientos de miles de automóviles, además de que los materiales se vuelven más puros cuantas más veces se reciclan”.

Una de las principales ventajas de los vehículos eléctricos sobre los de combustión es que, una vez que se agotan, su paquete de baterías sigue siendo extremadamente valioso debido a los metales base que contiene. Además, después de cumplir con su misión en un vehículo eléctrico, las baterías viejas pueden tener una segunda vida en sistemas de almacenamiento estacionario

La nueva compañía de Straubel ya está trabajando con Ford y Volvo en el reciclaje de sus baterías, pero es solo el comienzo porque en este momento, solo unos pocos vehículos eléctricos han llegado al final de su vida útil. Un número que aumentará a millones dentro de 15 años, si es cierta la línea de tiempo de Straubel.

Conversaciones: