LUCHA POR LA SUPREMACÍA ELÉCTRICA

General Motors podría conquistar a los clientes impacientes de Tesla

El Chevrolet Bolt eléctrico podría ser el plan B para los clientes de Tesla que no quieran seguir esperando por el Model 3.

Chevrolet Bolt eléctrico.
Chevrolet Bolt eléctrico.

La lenta producción del sedán Tesla Model 3 deja a los clientes de la parte inferior de la lista de reserva de 455.000 personas en una espera de tres años para tener sus coches nuevos. Por su parte, General Motors tratará de convencer a los potenciales clientes de Tesla de que existe una interesante alternativa en el Chevrolet Bolt EV, del que se han disparado las cifras de venta en Estados Unidos.

De este modo se abre una oportunidad para otros fabricantes de vehículos eléctricos, como Chevrolet, que pueden intentar conquistar a los clientes más impacientes de Tesla. Sin embargo, no es un movimiento que Chevrolet ha evaluado, asegura la compañía. “No está planteado”, dijo Steve Majoros, director de marketing de Chevrolet, a Automotive News.

El Chevrolet Bolt eléctrico y el Model 3 son coches similares en términos de rendimiento y precio. Sin embargo, Tesla ha creado una red de fieles fanáticos capaces de pagar 1.000 dólares por reservar el sedán sin haberlo visto.

Cuando Tesla dio a conocer el Model 3, 180.000 personas pagaron el depósito para reservar su lugar en la fila, según el CEO de Tesla, Elon Musk, aunque el automóvil no se entregaría por más de un año y, en la mayoría de los casos, aún no se ha entregado.

Tesla ha presentado importantes contratiempos en sus procesos de producción, que le han obligado a postergar sus objetivos de entrega varias veces. Sin embargo, la semana pasada Tesla dijo que aumentó la tasa de entrega del Model 3 en más de siete veces durante el cuarto trimestre del 2017.

De momento, los clientes de Tesla siguen atrapados esperando un automóvil sin un cronograma seguro, mientras otros fabricantes realizan importantes avances en su departamento de coches eléctricos.

General Motors vendió 23.297 unidades del Bolt eléctrico en 2017, siendo el vehículo eléctrico más vendido de Estados Unidos.

Este año sabremos si los fabricantes de automóviles eléctricos, incluidos Tesla y General Motors, logran fabricar de forma masiva sus coches eléctricos, reduciendo los lapsos de espera para los clientes. GM se planteó el ambicioso objetivo de hacer rentable su departamento de vehículos eléctricos para el 2021.

Conversaciones: