Híbridos y Eléctricos

HASTA UN MÁXIMO DE 6.000 EUROS

Alemania aumenta las subvenciones para comprar coches eléctricos e incluye coches usados

El Gobierno alemán y los fabricantes han acordado ampliar las ayudas para la compra de coches eléctricos e híbridos enchufables. Los eléctricos recibirán hasta 6.000 euros de ayuda, y los subsidios incluirán también a coches eléctricos usados de poca antigüedad.

Alemania aumenta las subvenciones para comprar coches eléctricos e incluye coches usados
Alemania aumenta las subvenciones para comprar coches eléctricos e incluye coches usados

El gobierno alemán ha anunciado una ampliación de las subvenciones para la compra de coches eléctricos, e incluirá también ayudas para la compra de coches eléctricos usados. El Ejecutivo alemán y la industria automovilística han acordado aumentar los subsidios y extender el programa de ayudas hasta el año 2025 (o hasta agotar el presupuesto).

La noticia ha sido publicada en la Federal Gazzete alemana (el equivalente al BOE de nuestro país), donde se hace efectiva esta medida que tiene como objetivo fomentar el uso de coches menos contaminantes y estimular la fabricación de vehículos más respetuosos con la atmósfera. El programa tiene un presupuesto de 2.090 millones de euros, y la industria y el gobierno federal se dividirán equitativamente el coste de dichos subsidios. 

El Gobierno alemán y los fabricantes darán hasta 6.000 euros de ayuda para comprar un coche eléctrico

Los últimos flecos del acuerdo entre el gobierno y la industria de la automoción fueron alcanzados tras una «cumbre del automóvil» celebrada el lunes por la tarde. En virtud de lo acordado, se ha aumentado la ayuda de 4.000 a 6.000 euros para la compra de coches eléctricos que cuesten menos de 40.000 euros. Los coches cuyo precio neto oscile entre 40.000 y 65.000 euros recibirán una ayuda ligeramente menor, de 5.000 euros.

Si superan los 65.000 euros, como es el caso de un Tesla Model S o el Porsche Taycan, no recibirán ayudas públicas. Aunque la ayuda contempla también a los coches de hidrógeno, el precio de estos últimos les excluye en la práctica de recibir dichos subsidios.

Los coches híbridos enchufables también podrán beneficiarse de estas ayudas, hasta un máximo de 4.500 euros (un aumento del 50% respecto a la ayuda anterior de 3.000 euros) si cuestan menos de 40.000 euros. Si el precio oscila entre 40.000 y 65.000 euros, la ayuda del gobierno se reduce a 3.750 euros. Como en el caso de los eléctricos, por encima de ese precio no recibirán ayudas de ningún tipo.

Además, otro de los puntos interesantes de este acuerdo es que también podrán beneficiarse de las ayudas algunos coches eléctricos usados. Eso sí, para poder recibir las ayudas, los eléctricos usados deberán tener una antigüedad inferior a 12 meses desde su primera matriculación y menos de 15.000 kilómetros. Además no pueden haber recibido un subsidio estatal equivalente en otro país de la Unión Europea. En caso de cumplir con estas condiciones, podrán beneficiarse de una ayuda de 5.000 euros.

Ampliar la infraestructura de recarga para coches eléctricos

Además de la amplicación de las subvenciones, el gobierno alemán y los fabricantes discutieron sobre las formas de ampliar la infraestructura para los coches eléctricos. Así las cosas, el Ejecutivo de Angela Merkel se comprometió a invertir 3.500 millones de euros para aumentar el número de puestos de recarga para coches eléctricos.

El objetivo es que haya 50.000 estaciones de recarga de acceso público en todo el país para el año 2022, más del doble de los 21.000 que existen actualmente. No obstante, la cifra sigue estando muy alejada del millón de puntos de recarga de coches eléctricos que Merkel ha dicho querer en Alemania para 2030. 

Conversaciones: