Híbridos y Eléctricos

PRESENTADO POR CHARIN

MCS, el estándar de recarga rápida para camiones eléctricos llega a 3.750 kW de potencia

CharIN ha presentado el estándar MCS desarrollado para camiones eléctricos. Los 3.750 kW de potencia que es capaz de suministrar multiplican por 10 la de la recarga ultrarrápida para coches eléctricos.

Conector MCS carga rapida camiones autobuses electricos 3750 kW-portada
Nuevo conector MCS (Megawatt Charging System) para la recarga de vehículos eléctricos comerciales pesados, desarrollado por la Asociación CharIN.

Durante el EVS35 de Oslo, celebrado entre el 11 y el 15 de junio de este año, la Asociación CharIN ha presentado el que aspira a ser el estándar de carga a alta potencia para camiones, autobuses eléctricos y otros vehículos comerciales pesados. El conector MCS (Megawatt Charging System) incluye unas especificaciones que le permiten soportar hasta 3.000 amperios de intensidad de carga y 1.280 voltios, lo que significa que es capaz de alcanzar los 3.750 kW de potencia (3,75 MW), que supone 10 veces más de lo que se logra con la recarga ultrarrápida de coches eléctricos a través del conector CCS Combo.

La oferta de camiones eléctricos de gran tonelaje que está llegando al mercado precisa, como en el caso de los coches eléctricos, un estándar de carga que haga viable su electrificación. De la misma forma que ha ocurrido con los coches eléctricos y el estándar CCS Combo, que se ha generalizado prácticamente en todo el mundo, los camiones y autobuses precisan de un sistema común para la recarga de alta potencia en corriente continua.

En 2018, la Asociación CharIN, que promueve la generalización de la recarga de vehículos eléctricos bajo el protocolo CCS, anunció el desarrollo de un nuevo estándar de recarga de alta potencia, destinada a vehículos eléctricos comerciales de grandes dimensiones como camiones, autobuses e incluso aviones. Durante la primera Conferencia de CharIN en América del Norte, esta asociación global a la que pertenecen la mayoría de los fabricantes, formó un grupo de trabajo para estudiar la recarga de los vehículos eléctricos comerciales de servicio pesado. Tras cuatro años de desarrollo y después de completar la fase de pruebas en laboratorio, el conector MCS (Megawatt Charging System por sus siglas en inglés, o Sistema de carga en Megavatios) ha sido presentado en el EVS35 de Oslo con el objetivo de lograr esta estandarización con un protocolo adecuado a las necesidades de este tipo de vehículos.

El conector, que todavía está en fase de prototipo, se mostró instalado en un cargador Alpitronic y en un camión eléctrico Scania, que pudo ser recargado, durante el propio evento, a una potencia de hasta 1 MW.

Conector MCS carga rapida camiones autobuses electricos 3750 kW-interior1
El conector se mostró instalado en un cargador Alpitronic y en un camión eléctrico Scania, que pudo ser recargado, durante el propio evento, a una potencia de hasta 1 MW.

El terminal incluye dos enormes polos, el positivo y el negativo, que van directos a la batería, y la conexión a tierra. Además incluye el pin de proximidad (PP) definido como “señalización pre-inserción” que evita que el vehículo se ponga en marcha estando conectado y el pin de control (CP) definido como “señalización post inserción” que se usa para que la estación de carga reciba información acerca del proceso.

A diferencia del conector Combo CCS, que también incorpora un conector tipo 2 para la recarga en corriente alterna, el MCS está diseñado para camiones eléctricos y también para autobuses, que precisan una alta potencia de carga, por lo que prescinde de esta alternativa. Tiene un formato triangular y está diseñado para soportar hasta 1.250 voltios con intensidades de hasta 3.000 amperios. Con estas características, en teoría, el MCS debería ser capaz de entregar hasta 3,75 MW de potencia (3.750 kW), es decir, 10 veces más que los que puede llegar a admitir el estándar CCS Combo que alcanza 350 kW con amperajes de 800 voltios.

Según CharIN, MCS “está basado en los requisitos globales de unas especificaciones técnicas para un estándar mundial", lo que significa que existe una gran esperanza para su adopción a nivel internacional tanto para camiones como para autobuses eléctricos y, potencialmente, también para otras industrias, incluidas la marina, la aeroespacial, la minería o la agrícola.

Cuando termine su desarrollo definitivo, el conector MCS debería convertirse en un estándar de recarga para vehículos eléctricos de gran tamaño en 2024. Sin embargo, a finales de este año los miembros de la asociación presentarán productos que ya implementarán el conector MCS. Eventualmente, la legislación europea debería establecerlo como estándar de la misma forma que ocurrió con el CCS. Antes de que ocurra esto, durante 2023, se lanzarán varios proyectos piloto empleando estaciones, camiones y autobuses equipados con este estándar.

En Alemania, algunos de los miembros de CharIN ya están probando el MCS en situaciones reales. “Un consorcio de socios industriales y los institutos de investigación ya han iniciado un proyecto piloto en Alemania han puesto en marcha el proyecto HoLa, con el objetivo de implementar el MCS para camiones de larga distancia en condiciones reales y obtener más información sobre la demanda de la red”, han afirmado CharIN durante la presentación.

Si bien la definición de un estándar de carga para vehículos pesados ​​es fundamental para el desarrollo del sector, quedan muchas preguntas sobre el impacto de estos terminales en la red eléctrica.

La entrega de manera simultánea de una potencia de carga tan elevada tendría un importante impacto sobre la red, si se considera que miles de camiones eléctricos la emplearán en su trabajo diario. Más allá del despliegue de estaciones dedicadas en áreas de servicio y descanso, será necesario establecer una estrategia tecnológica que permita suavizar los picos de demanda. Una de las soluciones sería disponer de baterías intermedias de almacenamiento a nivel de cada estación, lo que supone un inevitable sobrecoste en la inversión.

Conector MCS carga rapida camiones autobuses electricos 3750 kW-interior3
Detalles del conector MCS que incluye dos enormes polos, el positivo y el negativo, que van directos a la batería, y la conexión a tierra, el pin de proximidad (PP) y el pin de control (CP).

Según la página web de CharIN, estos son algunos de los requisitos que deben cumplir los fabricantes para incluir el conector MCS en sus productos:

  • Enchufe con un conductor único.
  • Máximo 1.250 voltios y 3.000 amperios en corriente continua.
  • Cumplimiento de normativas PLC + ISO/IEC 15118 y estándar UL2251
  • Interruptor de anulación interpretado por software en el mango
  • Ubicado en el lado izquierdo del vehículo, aproximadamente a la altura de la cadera.
  • Posibilidad de ser automatizado
  • Inclusión de sistemas de ciber seguridad
  • V2X (bidireccional)

CharIN ha añadido que espera que en un momento posterior al lanzamiento, MCS pueda tener una opción de conexión automatizada. Además, la carga desde estaciones CCS podrá realizarse a través de un adaptador especial. La opción bidireccional es también muy importante porque un vehículo completamente cargado puede convertirse en una planta de energía móvil.

Conversaciones: