Híbridos y Eléctricos

INSPIRADO EN EL JCW

MINI Electric 'Pacesetter': eléctrico, super ligero y con alma de carreras

El MINI Electric Pacesetter combina la propulsión eléctrica y el espíritu deportivo de los John Cooper Works. Una versión muy radical que se ha desarrollado para ser el coche de seguridad de la Fórmula E.

mini-electric-pacesetter-portada
MINI Electric Pacesetter

El MINI Electric Pacesetter es el nuevo modelo de la marca británica, un coche totalmente eléctrico que combina la propulsión 'cero emisiones' con el espíritu deportivo y prestacional de los MINI John Cooper Works. Si te gusta lo que ves, un MINI eléctrico más macarra de lo normal, sentimos darte una mala noticia.

La mala noticia de la que hablamos es que el MINI Electric Pacesetter no está pensado para circular en carreteras públicas, sino que se ha desarrollado como coche de seguridad para el campeonato de la Fórmula E (monoplazas eléctricos). No obstante, la marca también quiere lanzar un mensaje con este modelo: la electrificación y John Cooper Works encajan bien, así que es sólo cuestión de tiempo que veamos un MINI eléctrico más deportivo.

MINI ha echado el resto y ha diseñado un coche muy agresivo en lo visual, muy potente y lo más ligero posible, para lo cual se han hecho incluso piezas de fibra de carbono en 3D. En el diseño del coche, la función dicta la forma, y muchos elementos de diseño han sido moldeados por puras consideraciones técnicas: la forma de los pasos de rueda y los faldones delanteros y traseros son algunos ejemplos.

mini-electric-pacesetter-02

MINI Electric Pacesetter.

El color principal de la carrocería es un plateado mate con una gradación de color en dos etapas, desde el naranja 'Highspeed Orange' hasta el rojo 'Curbside Red' metalizado. A lo largo de la carrocería se entremezclan superficies mate y brillantes, y en la la parte trasera convergen el negro y, de nuevo, el rojo. Todo ello con líneas de acento amarillas. Como 'safety car' que es, el diseño del coche también incluye gráficos específicos del reglamento y de los patrocinadores.

En la parte delantera siguen estando los icónicos faros circulares de MINI y la parrilla hexagonal del radiador, con un prominente faldón delantero y unas aberturas cuadradas funcionales, a ambos lados de la parrilla, que sirven para refrigerar los frenos. No faltan las características franjas del capó de MINI, que se extienden por el techo hasta la parte trasera, recorriendo las luces intermitentes blancas del Safety Car del capó y las luces traseras junto al alerón.

mini-electric-pacesetter-04

Difusor trasero del MINI Electric Pacesetter, hecho de fibra de carbono.

En la zaga se suprimen los tubos de escape y en su lugar hay una franja de luz LED, en medio del poderoso difusor trasero. Los faldones y los alerones (incluido el trasero) se han impreso en 3D con fibra de carbono reciclada, y las llantas, de 18 pulgadas y diseño bicolor negro/naranja, son forjadas para reducir el peso. El MINI Electric Pacesetter es, al fin y al cabo, un coche de carreras.

El interior se ha reducido a lo estrictamente necesario: sólo han quedado los asientos delanteros (con asientos de competición homologados y hechos en fibra de carbono), se ha eliminado el sistema multimedia y en su lugar hay una cubierta de fibra de carbono vista, se han eliminado las alfombrillas y las ventanas y las puertas se abren mediante una correa de tela, también con el objetivo de reducir el peso. Los paneles de las puertas, por cierto, también son de fibra de carbono. Y, por supuesto, tenemos también una jaula antivuelco por razones de seguridad.

mini-electric-pacesetter-03

El interior se ha reducido a lo estrictamente necesario y monta una jaula antivuelco por razones de seguridad.

Vale, ¿pero qué hay de los detalles técnicos? La dieta del MINI Electric Pacesetter ha funcionado: marca en la báscula 1.230 kilos, que son unos 130 kilos menos que el MINI Cooper SE eléctrico de calle. El motor eléctrico entrega 184 CV de potencia y 280 Nm de par, cifras idénticas al modelo de calle, pero como es más ligero tiene mejores prestaciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos (modelo de calle: 7,3 s) y hace el 80-120 km/h en apenas 4,3 segundos (tres décimas menos que el Cooper SE de serie). 

El chasis también recibe cambios: monta una suspensión de competición ajustable en tres direcciones para el rebote, la compresión, la altura y la inclinación, y se ha aumentado 10 mm el ancho de vía. Equipa frenos de cuatro pistones y neumáticos Michelin Pilot Sport en medidas 245/40 R18, los mismos que llevan los monoplazas de la Fórmula E en las ruedas delanteras.

mini-electric-pacesetter-06

MINI Electric Pacesetter.

El MINI Electric Pacesetter hará su debut en Roma el próximo 10 de abril de 2021 en el segundo evento de la temporada 2021 de la Fórmula E. Al volante estará el piloto oficial del Safety Car de la FIA, Bruno Correia.

Conversaciones: