Híbridos y Eléctricos

TESLA REESTRUCTURA LA PRODUCCIÓN

Tesla reducirá las horas que dedica a los Model S y X para fabricar el Model 3 más barato

Tesla necesita reducir sus costes de producción, por lo que reducirá las horas dedicadas a la producción del Model S y del Model X, para afrontar la fabricación de las versiones más asequibles del Model 3.

Tesla reduce las horas dedicadas a la fabricación del Model S y del Model X.
Tesla reduce las horas dedicadas a la fabricación del Model S y del Model X.

Con el objetivo de dar preferencia la fabricación de la versión más económica del Model 3, Tesla reducirá las horas de producción dedicadas al Model S y al Model X. Oficialmente, el fabricante americano alude a que ha mejorado la eficiencia de los procesos de producción de estos modelos, lo que le permite reducir las horas dedicadas a su ensamblaje manteniendo el mismo volumen de fabricación y reduciendo los costes.

El arranque de la fabricación de la versión más asequible del Model 3 está obligando a Tesla a reestructurar sus líneas de producción. A los recortes de plantilla anunciados hace unos días, se une la implementación de avances tecnológicos a sus procesos de fabricación. Tesla se enfrenta a la disyuntiva de elegir entre elevar los precios, con el riesgo de perder muchos de sus clientes, o de reducir los costes de fabricación por vehículo.

La primera medida tomada por su CEO, Elon Musk, ha sido la eliminación del catálogo de las versiones de 75 kWh de capacidad de baterías del Model S y del Model X, para optimizar la producción. Este cambio ha elevado la eficiencia de las líneas de ensamblaje, permitiendo la reducción de las horas de producción de estos modelos. "Estos cambios, junto con las mejoras continuas, nos otorgan flexibilidad para aumentar nuestra capacidad de producción en el futuro, según sea necesario", ha dicho oficialmente la marca.

Tesla necesita reducir los costes de fabricación de sus coches eléctricos

Tesla necesita reducir los costes de fabricación de sus coches eléctricos

Este es un momento crucial para Tesla. El aumento del volumen de ventas exige cambios en el proceso de fabricación para activar la economía de escala al nivel requerido para lograr beneficios. El precio actual del Model 3, 44.000 dólares, es todavía excesivamente elevado y muy superior al prometido por Musk en su presentación, en la que anunció un precio de entrada de 35.000 dólares. Además de iniciar la fabricación de la versión más asequible, Tesla ofrecerá a partir de mayo en todos los mercados la versión Mid Range, de autonomía intermedia, del Model 3.

A todas estas circunstancias se une la eliminación paulatina del crédito fiscal que otorga el gobierno federal al haber alcanzado los 200.000 vehículos vendidos. En enero, la primera reducción de la ayuda al 50% ha elevado el precio de los vehículos en 3.750 dólares. A partir de julio, cuando el crédito fiscal se reduzca de nuevo otro 50%, el precio ascenderá otros 1.875 dólares, hasta que a finales de 2019, desaparezca por completo.

Conversaciones: