Híbridos y Eléctricos

EL PROCESO AUTOMÁTICO LLEVA 3 MINUTOS

NIO inaugura un corredor eléctrico de 1.200 km con 8 estaciones de intercambio de baterías

NIO anuncia la puesta en marcha de su primer corredor de estaciones de intercambio de baterías que une Pekín con Shanghái. En sus 1.200 kilómetros se han instalado ocho estaciones automatizadas que realizan el proceso de intercambio en tres minutos.

Así son las estaciones de intercambio de baterías que Nio ha instalado entre Pekín y Shanghái.
Así son las estaciones de intercambio de baterías que Nio ha instalado entre Pekín y Shanghái.

El fabricante chino NIO ha confirmado que ya ha concluido la instalación de su primer corredor de intercambio de baterías en la autopista G2 de China, que une las ciudades de Pekín y Shanghái. En los 1.200 kilómetros que separa estas dos localidades, NIO ha instalado ocho estaciones de intercambio de baterías, que son capaces de sustituir de forma automática la unidad descargada por otra completamente llena en tan solo tres minutos.

Esta primera red, ya funcional, permitirá a los propietarios de un NIO E8, viajar entre estas dos ciudades sin preocuparse por la autonomía, de la misma forma que lo harían en un vehículo de combustión. A través de la red social Twitter, el fabricante chino ha mostrado un mapa con la ubicación de cada una de las ocho estaciones, separadas entre sí entre 125 y 230 kilómetros, por lo que no debería suponer ningún problema para el NIO ES8, por ahora el único compatible con este sistema, realizar el viaje completo. Este SUV eléctrico de siete plazas cuenta con una batería de 70 kWh capaz de ofrecer una autonomía de 300 kilómetros. El área que ocupa la instalación es aproximadamente el de tres plazas de aparcamiento, lo que según NIO permite que las ubicaciones de intercambio de baterías se puedan ampliar fácilmente.

El Nio ES8 es el único modelo que por ahora es compatible con sus estaciones de intercambio de baterías

El Nio ES8 es el único modelo que por ahora es compatible con sus estaciones de intercambio de baterías.

Para proceder al intercambio de batería el conductor debe llevar el vehículo hasta el interior del intercambiador donde una serie de cilindros y motores, totalmente automatizados, desconectan y desmontan la batería descargada y la reemplazan por otra con la capacidad completa en tan solo tres minutos, según afirma la compañía china.

La batería descargada se conecta al sistema de recarga de la propia estación, donde recuperan toda su energía y son almacenadas para ser instaladas en otro vehículo. El propio sistema se encarga de monitorizar su estado de carga para garantizar a los conductores la sustitución de su batería por una cargada completamente.

En el mapa de NIO se incluye un segundo corredor en la autopista G4, que lleva de Pekín a Shenzhen, dos ciudades separadas por más de 2.000 kilómetros entre las que Nio instalará 18 estaciones de carga con una distancia entre ellas similar e incluso inferior.

Además de este servicio de intercambio de baterías, NIO proporciona un servicio de recarga móvil llamado “NIO Power Mobile", al que los propietarios pueden recurrir cuando estimen que la autonomía de su batería no podrá llevarles hasta la siguiente estación. NIO cuenta con una flota de furgonetas que transportan un batería portátil capaz de proporcionar hasta 100 kilómetros de autonomía en tan solo 10 minutos al cliente que lo solicite para permitirle alcanzar la siguiente estación de intercambio de baterías.

Para acceder al servicio de intercambio de baterías, el cliente abona unos 180 euros al mes en concepto de alquiler de la batería, lo que también le permite realizar todos los intercambios que necesite. Los propietarios de la “Founders Edition” del ES8 y los que cuenten con una reserva para la edición “Standard”, sin batería de alquiler, disfrutarán de 12 cambios gratuitos al año.

 

Conversaciones: