Híbridos y Eléctricos

EN VESTBY, CERCA DE SUECIA

NIO pisa fuerte en Europa con la segunda estación de intercambio de baterías de Noruega

El desembarco de NIO en Europa sigue adelante con la inauguración de la segunda estación de intercambio de baterías para sus coches eléctricos en Noruega que además servirá como puente para conectarla con la red de intercambio europea.

segunda estacion intercambio baterias coches electricos nio noruega-portada
NIO inaugura en Noruega la segunda estación de intercambio de baterías europea, en la localidad de Vestby cerca de la frontera con Suecia.

NIO acaba de poner en marcha la segunda estación de intercambios de baterías en suelo europeo. Situada en Vestby, Noruega, esta instalación puede considerarse clave en las estrategia de expansión europea del fabricante chino, puesto que se localiza en un punto geográfico que servirá de conexión con la futura red de intercambio que se extenderá por todo el continente. NIO espera contar con más de 4.000 Battery Swap en todo el mundo, una cuarta parte de ellas fuera de China

La segunda estación de intercambio de baterías de NIO se puso en funcionamiento el pasado 15 de agosto, siete meses después de que la primera comenzase a ofrecer este servicio en enero de este año. Esta segunda estación está ubicada en Vestby, una localidad situada entre Oslo y Gotemburgo (Suecia) que será el puente de unión con el resto de la red de estaciones de intercambio que el fabricante chino tiene previsto expandir por Europa. En las imágenes compartidas por los empleados locales de NIO a través de la aplicación creada por la propia firma, se muestra una sencilla ceremonia de presentación y puesta en marcha de la instalación.

NIO lanzó a la venta oficialmente su primer coche eléctrico en Noruega el 30 de septiembre de 2021. Se trataba del SUV eléctrico NIO ES8, que tuvo una muy buena acogida en el país escandinavo. Paralelamente comenzó a desplegar su red comercial con la apertura de su primer local de ventas NIO House en el centro de Oslo el 1 de octubre de ese mismo año.

La primera estación de intercambio de baterías de NIO en Noruega comenzó a construirse a finales de octubre, aunque su inauguración no tuvo lugar hasta el 19 de enero de este año. Con una ceremonia de inauguración muy discreta, similar a la de la segunda, el acto tuvo una alta repercusión a nivel de redes sociales de tal manera que la noticia se viralizó, sobre todo en China, según informó CNEVPost: NIO tiene previsto abrir su segunda NIO House en Noruega en Bergen en un local con 312 metros cuadrados de superficie. La apertura está prevista para el tercer trimestre de este año, es decir, un año después de la primera. NIO también construirá dos nuevas estaciones de intercambio de baterías en esta ciudad, según información publicada anteriormente en la versión noruega de la aplicación NIO.

segunda estacion intercambio baterias coches electricos nio noruega-interior
En las imágenes compartidas por los empleados locales de NIO a través de la aplicación creada por la propia firma se muestra una sencilla ceremonia de presentación y puesta en marcha de la instalación.

Para apoyar esta expansión internacional por el Viejo Continente, NIO tiene previsto iniciar a partir del próximo mes de septiembre la construcción de su primera planta en Europa, más concretamente en la ciudad de Pest, en Hungría. Sin embargo, al contrario de lo que se suponía, en ella no se ensamblarán por ahora coches eléctricos, sino productos específicos relacionados con ellos. En concreto serán las estaciones de intercambio de baterías el producto estrella de esta instalación.

La primera planta de NIO en el extranjero, con una superficie de unos 10.000 metros cuadrados también servirá como centro de producción y servicio de I+D de la marca en Europa. NIO espera contar con más de 4.000 Battery Swap en todo el mundo, una cuarta parte de ellas fuera de China. Aunque el fabricante emplea un sistema propio, espera convertirlo en un estándar dentro de la industria, vendiendo la patente a otras marcas. Con un proceso de cambio que dura menos de cinco minutos, las estaciones de intercambio han logrado cierta popularidad en China que ahora NIO trata de expandir por Europa, donde este sistema nunca ha tenido una alta aceptación.

También ha comenzado a enviar a Europa las primeras unidades del ET7, una berlina eléctrica que promete 1.000 kilómetros de autonomía (en el antiguo ciclo NEDC europeo), lo que supone el desembarco del buque insignia de la marca. Será el primero que implementará baterías de electrolito semisólido con una capacidad de 150 kWh y que también están desarrolladas para adaptarse al sistema de intercambio de baterías de la marca china.

Conversaciones: