300 MILLONES DE EUROS DE INVERSIÓN

Nueva fábrica de componentes para baterías de coches eléctricos de SK Innovation

SK Innovation invertirá más de 300 millones de euros en la construcción de una fábrica de componentes clave para baterías de coches eléctricos en China, con el fin de estabilizar el suministro a sus clientes de todo el mundo.

SK innovation construirá en China una fábrica de componentes para baterías de coches eléctricos.
SK innovation construirá en China una fábrica de componentes para baterías de coches eléctricos.

La empresa de baterías coreana SK Innovation invertirá 306 millones de euros (400 mil millones de wones surcoreanos) en la construcción de una nueva planta de componentes para las baterías de coches eléctricos en China. Esta nueva instalación forma parte de su esfuerzo por competir en un mercado clave ante la llegada de la electrificación del automóvil. La construcción de esta fábrica de componentes comenzará a principios de 2019 en la ciudad de Changzhou, al sureste de China, y ocupará 140.000 metros cuadrados. En ella, y a partir de la segunda mitad de 2020, se fabricarán anualmente millones de separadores de baterías de ion-litio y revestimientos cerámicos, dos elementos imprescindibles para la construcción de baterías para la industria automotriz.

SK Innovation fabrica actualmente los componentes de sus baterías en una instalación situada en Corea del Sur. La nueva factoría, según un comunicado de la compañía, responde a su intención de “seguir el ritmo de los incrementos de capacidad anunciadas por los fabricantes mundiales de baterías de vehículos eléctricos en China y Europa, y poder atender, con suministros estables, las demandas de los clientes”. Una vez se complete la construcción de la nueva planta, SK Innovation será capaz de producir hasta 850 millones de metros cuadrados de separadores de baterías entre todas sus factorías.

Este anuncio se produce una semana después de que SK Innovation admitiera que está considerando la posibilidad de construir una planta de baterías para vehículos eléctricos en Estados Unidos, que se uniría al resto de instalaciones de la empresa.

Actualmente SK Innovation tiene en funcionamiento la planta de Seosan, en Corea del Sur, cuya capacidad de producción aumentará próximamente hasta los 4,7 GWh. En febrero de este año se inició la construcción de la fábrica europea, situada en Hungría, en la ciudad de Komaron, que dispondrá de una capacidad máxima de 7,5 GWh al año. En agosto SK Innovation anunció que había comenzado la construcción de una tercera planta en la ciudad china de Changzhou, a través de una empresa conjunta con BAIC Motor y Beijing Electronics y que alcanzaría la misma capacidad que la europea. El objetivo de la compañía es elevar su capacidad de producción actual desde los 1,9 GWh actuales hasta los 50 GWh al año en 2025.

SK Innovation forma parte, junto a LG Chem y Samsung SDI, del trio de empresas coreanas que dominan el mercado de las baterías para vehículos eléctricos junto a la china CATL y la japonesa Panasonic.

Conversaciones: