Híbridos y Eléctricos

EN EL MOAB TRAIL

A pesar de sus casi 4.000 kilos, la Rivian R1T eléctrica sorprende sobremanera por su capacidad 4x4

Los 3.870 kilos de peso de la Rivian R1T no suponen un obstáculo para su comporamiento off-road, que queda demostrado en un vídeo que se ha vuelto viral estos días y en el que la pick-up eléctrica atraviesa el Moab Trail.

Captura de pantalla 2021-09-30 a las 9.27.31
La Rivian R1T atravesando la zona llamada Hells Gate, del Moab Trail.

Tan sólo días después de haber dado comienzo su producción, la Rivian R1T eléctrica ya empieza a hacer acto de presencia en sitios web de diversa índole, dejando tras de sí una impresión positiva generalizada. A pesar de que varios medios especializados locales han podido probar ya sus capacidades off-road, uno de los vídeos más relevantes y llamativos acerca del comportamiento de la Rivian R1T eléctrica procede de un canal de Youtube de un videoaficionado.

Meses atrás la propia Rivian quiso dar fe y demostrar el comportamiento fuera de asfalto de su pick-up eléctrica con un vídeo en el que, efectivamente, se apreciaba un comportamiento soberbio. No obstante el vídeo que toma protagonismo hoy no goza de edición ninguna y procede de un imparcial aficionado, por lo que las conclusiones que se extraen del mismo son mucho más concluyentes y fiables que las de un vídeo promocional procedente del propio fabricante.

El documento ha sido compartido por el aficionado "Paddle Pedal Pedals" y en apenas dos días se ha tornado viral, acumulando en el momento de publicar este artículo casi 100.000 visualizaciones en la plataforma. El suceso tiene lugar en el Moab Trail, una serie de rutas 4x4 conocidas por la exigencia que plantea a los todoterreno que se adentran en ella. En los últimos años el Moab Trail ha ganado visibilidad dado que Jeep lo ha usado como arma promocional para sus 4x4, puesto que antes de comercializarse, ciertos modelos son testados en el famoso carril americano.

La Rivian R1T que aparece en el vídeo se adentra en una de las zonas más difíciles y famosas de todo el Moab Trail. Los aficionados llaman a esta zona Hells Gate (que se traduce como puerta del infierno), y consiste en una larga y acentuada vaguada conformada por la bermeja piedra que caracteriza a todo el parque, y que los 4x4 tienen que atravesar desde su parte más profunda hacia arriba por la zona más baja del valle.

Sin más ruido que el de los neumáticos sufriendo contra la propia piedra, y a velocidad pausada pero constante, la pick-up eléctrica de Rivian asciende vaguada arriba sin aparentemente sufrir más complicaciones de lo normal.

Cabe destacar que la unidad de la R1T que consigue dejar atrás el Hells Gate es una unidad que no goza de modificación ninguna para mejorar su comportamiento fuera de asfalto, lo que hace aún más loable el logro, pues normalmente los todoterreno que acuden al famoso carril gozan de una extensa lista de modificaciones con las que afrontan de manera mucho más limpia los desafíos que impone el parque.

Que sea una unidad de serie implica que equipa unas llantas que no favorecen demasiado el comportamiento off-road, con un tamaño de 20 pulgadas, además de pesar los mismos 3.870 kilos totales. Su esquema eléctrico se compone de cuatro motores, uno apostado en cada rueda, y que se alimentan de una batería que puede ser de hasta 180 kWh. En su especificación de mayor tamaño de batería la R1t dispone de una autonomía mayor a los 600 kilómetros homologados.

De momento Rivian no ha anunciado si comercializará la Rivian R1T en Europa, así como el SUV R1S, aunque sí que han confirmado que entre sus planes de expansión se encuentra adentrarse en el mercado europeo, ya sea con modelos diseñados específicamente para el mismo o con los dos modelos que hasta ahora están dando tan buenos resultados a la firma americana.

Conversaciones: