Híbridos y Eléctricos

MAP ELECTRIC VEHICLE PROTECTION

El plan de protección diseñado para vehículos eléctricos y comercializado por los concesionarios

EFG Companies ofrece a los propietarios de un vehículo eléctrico, ya sean particulares o empresas, el servicio de asistencia, mantenimiento y reparación MAP Electric Vehicle Protection, comercializado a través de los concesionarios, que lograrán así diversificar sus ingresos.

EFG Companies ha lanzado el servicio MAP Electric Vehicle Protection para vehículos eléctricos.
EFG Companies ha lanzado el servicio MAP Electric Vehicle Protection para vehículos eléctricos.

EFG Companies ha lanzado el servicio MAP Electric Vehicle Protection, especialmente diseñado para los propietarios de vehículos eléctricos, ya sean particulares empresas, ofreciendo cobertura sobre la mayoría de sus componentes mecánicos y asistencia en viaje. Además, al comercializarse a través de los concesionarios, les ayudará a diversificar sus ingresos que se verán reducidos por el menor mantenimiento que requieren los vehículos eléctricos.

La mayoría de los planes de protección que ofrecen hoy en día los concesionarios para los propietarios de un vehículo eléctrico están diseñados para los motores de combustión tradicionales. Si bien pueden incluir algunos de sus componentes, y según EFG Companies, ofrecen cobertura para hasta 2.000 piezas que no están instaladas en ellos y, sin embrago, no cubren las partes más caras de reparar o reemplazar, como son la batería y el motor.

Para los propietarios

Los vehículos eléctricos son más sencillos mecánicamente en cuanto a la cantidad de piezas para lograr trasladar la energía del motor a las ruedas pero, por otro lado, son más complejos tecnológicamente. Esto hace casi imposible la reparación por parte del propio usuario o incluso para un pequeño taller independiente que carezca de las herramientas informáticas necesarias y no disponga de la amplia capacitación que se requiere.

Las cuantías de ayuda para los coches eléctricos irán desde los 1.300 a los 5.500 euros

El servicio MAP Electric Vehicle Protection puede contratarse para todo tipo de vehículos, no solo particulares, sino también para vehículos comerciales y de transporte. Cubre todos sus componentes mecánicos y piezas, incluidos la batería y el motor o los motores eléctricos, aunque hay una serie de piezas “específicamente excluidas”, según indica en su web EFG Companies, y que dependen de cada contrato.

Además de las coberturas mecánicas, incluye asistencia en carretera que cubre el transporte del vehículo hasta un taller en caso de ser necesario, la sustitución de las ruedas en caso de pinchazo y la reparación y la asistencia a los pasajeros. Además ofrece el reembolso del alquiler de un vehículo de sustitución hasta 40 dólares al día con un máximo de 200 dólares y una compensación de 125 dólares por día en caso de interrupción del vieja hasta un total de 625 dólares.

Para los concesionarios

“Los concesionarios deben estar preparados no solo para vender y dar servicio a los vehículos eléctricos, sino también para proporcionar una valiosa protección al consumidor”, asegura John Pappanastos, presidente y director ejecutivo de EFG Companies.

Según un informe de 2018 publicado por JP Morgan y Edison Electric Institute, hasta 2025 y solo en Estados Unidos se venderán 1,2 millones de vehículos eléctricos alimentados por baterías oscilando el volumen de ventas para 2030 entre los 1,4 y los 6 millones de unidades.

Los concesionarios de automóviles necesitarán diversificar sus ingresos

Un coche eléctrico utiliza un sistema de tracción más sencillo que los de combustión, con componentes ampliamente utilizados industrialmente. Con una correcta utilización su mantenimiento será menor. En el escenario presentado por la mayoría de los informes de mercado los concesionarios verán reducidos sus ingresos por este concepto, disminuyendo el potencial de beneficio por cada unidad que matriculan. Según EFG Companies, MAP Electric Vehicle Protection aborda esa preocupación con una cobertura que va más allá de la que ofrecen mayoría de los contratos de servicio para vehículos tradicionales e incluso que la propia garantía del fabricante.

En el caso de las baterías, el fabricante suelo ofrecer una garantía de ocho años o 160.000 kilómetros. EFG Companies la amplía hasta 11 años o 240.000 kilómetros. “En lugar de proporcionar un contrato de servicio único para todos los vehículos, los concesionarios que vendan MAP Electric Vehicle Protection estarán mejor posicionados para diferenciarse en el mercado de vehículos eléctricos con un programa hecho a medida para sus clientes“, afirma Eric Fifield, director de ventas de EFG Companies. Esta diferenciación, la lealtad del cliente que les asegura y los ingresos por la venta del servicio proporcionarán a los concesionarios el retorno de su inversión.

talleres-reparacion

En el futuro, los mecánicos emplearán casi todo su tiempo trabajando con baterías, unidades de potencia y componentes del motor accionados eléctricamente. Según EFG Companies, la buena noticia es que los ingresos por estas reparaciones son más altos en los vehículos eléctricos, y supone una gran oportunidad para retener a los clientes.

Conversaciones: