Híbridos y Eléctricos

SEGÚN LA UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA

Sólo el 18 % de conductores vuelve a la gasolina después de un coche eléctrico, ¿pero por qué lo hace?

El último Informe de la Universidad de California arroja que muy pocos usuarios vuelven a usar coches de gasolina después de comprar un coche eléctrico, y muestra los motivos tras esta decisión.

Aquellos que compran un Tesla son menos propensos a volver a la gasolina.
Aquellos que compran un Tesla son menos propensos a volver a la gasolina.

Sabemos que Estados Unidos se está mostrando como uno de los países más reacios a la hora de que sus consumidores den el salto al coche eléctrico, aún siendo de origen americana la firma más representativa en cuanto a coches eléctricos (Tesla). No obstante, y según un reciente informe, tan sólo el 18 % de los conductores que se pasan a un coche eléctrico, vuelven a comprar uno de gasolina.

Se trata de un informe cuyos datos contrastan con uno del que nos hicimos eco meses atrás. Por aquel entonces el informe era relativo a Reino Unido, donde tan sólo una ínfima parte de los conductores que se pasaban a conducir un coche eléctrico volvían a pasarse a un coche de gasolina, en concreto tan sólo un 1 % del total lo hace en el país británico.

Así pues, ¿cuáles son los motivos por los que casi un 20 % de los que se atreven a dar el saldo al lado eléctrico en Estados Unidos se arrepienten de ello? Antes de leer el informe nos inclinábamos a pensar que el grueso de decisiones podían girar en torno a la infraestructura o la experiencia de carga, y efectivamente, es parte de las objeciones alegadas por una parte de los que vuelven a la gasolina.

El estudio ha sido elaborado por los investigadores Scott Hardman y Gil Tal, de la Universidad de California (en su delegación de Davis), quienes encuestaron a algo más de 4.000 habitantes de la zona que poseen o poseían vehículos eléctricos. Los resultados arrojaban que aproximadamente en torno al 20 % de los propietarios de coches híbridos enchufables y el 18% de los propietarios de coches totalmente eléctricos terminan volviendo a comprar o usar coches de combustión interna.

Ioniq 5 Kia EV6 estacion e-pit

Ioniq 5 y KIA EV6 eléctricos.

Por lo tanto, la lealtad es ligeramente mayor por parte de los que compran un coche eléctrico si se compara con quienes compran un híbrido enchufable. Uno de los principales problemas, sin embargo, parece ser el acceso a la instalación de puntos de carga domésticos de mayor velocidad. Como bien apuntan desde Electrek, por quienes este estudio ha tomado más relevancia mediática, podría decirse que la mayor ventaja para un usuario de un coche completamente eléctrico es que tras cargarlo durante la noche entera dispone de "un tanque lleno" a la mañana siguiente sin tener que perder tiempo en ir a una gasolinera a repostar.

Sin embargo, si el coche eléctrico no puede cargarse en casa la experiencia de uso de estos puede ser completamente distinta, pues aquellos que no dispongan de una toma de carga suficientemente potente en su garaje tendrán que depender de las estaciones de carga públicas, lo que supone no tener una experiencia no tan fluido, así como también supone cargar a un precio más alto de lo que se haría en el ámbito doméstico.

En el informe también queda reflejado que en la experiencia se ve afectada directamente por el coche eléctrico por el que el usuario se descanta. Aquellos compran coches eléctricos de Tesla son los consumidores menos propensos a volver a la gasolina, mientras que los compradores del Fiat 500e, según la encuesta, tienen muchas más probabilidades de volver a uno de gasolina. Otros aspectos que destacan es que el público profesional son menos propensos a volver a coches de gasolina, así como que el femenino tiene un mayor protagonismo en la cuota de rechazo al coche eléctrico.

Decían los dos investigadores autores de la encuesta: "Sobre la base de los resultados (elaboradas sobre cinco cuestionarios distintos), encontramos que la interrupción del cambio al coche eléctrico en California sube a una tasa del 20% para los propietarios de coches híbridos enchufables y del 18% para los propietarios de coche eléctricos por batería. Demostramos que la descontinuación está relacionada con la insatisfacción con la conveniencia de cargar, tener otros vehículos en el hogar que no son eléctricos o híbridos enchufables, no tener carga de 240 voltios en la plaza de aparcamiento, que los coches sean de uso particular y no ser hombre".

Conversaciones: