Híbridos y Eléctricos

UN SUV TOTALMENTE ELÉCTRICO PARA 2022

Porsche se plantea versiones eléctricas de la mayoría de sus coches y un nuevo SUV

Excepto con los 911, en Porsche estarían dispuestos a cambiar sus propulsores bóxer de gasolina por motores totalmente eléctricos en la mayoría de sus vehículos, sobre todo en los segmentos SUV y berlina.

Porsche Taycan, el primer coche eléctrico de la firma de Stuttgart.
Porsche Taycan, el primer coche eléctrico de la firma de Stuttgart.

Si hace poco era Jaguar la marca que, según varias informaciones, apuntaba a la electrificación total de su oferta, ahora, según ha confirmado el mismo jefe de finanzas de la firma, es Porsche la que sopesa cambiar sus motores de combustión por propulsores totalmente eléctricos en sus berlinas y SUV durante la próxima década. Además, hasta sus deportivos de acceso, el Cayman y el Boxster podrían cambiarse a la electrificación total.

Porsche ya tiene preparado el Taycan, una berlina deportiva, par que se convierta en el primer coche totalmente eléctrico de la marca. Su llegada al mercado, en la segunda mitad de 2019, marcará el inicio de un plan en el que la marca planea invertir hasta 6.000 millones de euros durante los próximos cuatro años para la electrificación de su gama.

Llegará un SUV

Porsche ya cuenta con variantes híbridas del Panamera, que suman la mayoría de las ventas del modelo, y del Cayenne, pero, según Lutz Meschke, jefe de finanzas de la marca, es "muy posible" que llegue un SUV totalmente eléctrico para 2022. No hay una decisión tomada, pero la posibilidad existe porque "necesitamos un modelo de gran volumen de producción totalmente eléctrico". Uno de los principales motivos es la necesidad de cumplir los estrictos objetivos de emisiones de la Unión Europea (UE).

269028

"La idea podría progresar hacia las siguientes generaciones del Panamera y el Cayenne. La dirección de los modelos grandes de cuatro puertas avanza hacia la electrificación total", añade Meschke. Algunas informaciones apunan a que una hipotética tercera generación del Macan, dentro de tres o cuatro años, podría basarse en la plataforma eléctrica PPE que Porsche desarrolla junto a Audi. Con todo, desmarcándose de la electrificación total, Meschke aseguró que, como muy tarde, en 2025 más de la mitad de la gama de la marca de Stuttgart estará electrificada. "Somos una compañía relativamente pequeña y creemos que no seremos capaces de mantener versiones de combustión junto a las eléctricas a largo plazo. Tendrá que haber una transición en la que tengamos de todo porque no podemos cambiar de golpe en todos los mercados", admite el directivo.

Más allá de las berlinas y los SUV, Porsche también está considerando cambiar el propulsor de sus deportivos Cayman y Boxster y hacerlos 100% eléctricos. "Las pruebas que llevamos haciendo desde 2010 demuestran que la electrificación total en este segmento es factible", confirma Meschke. No obstante, el 911 parece que seguirá manteniendo su corazón de combustión. El mismo Olvier Blume, CEO de Porsche, desestimó esa opción, aunque se mostró abierto a la posibilidad de la hibridación del superdeportivo.

Conversaciones: