Híbridos y Eléctricos

SE PRESENTA MAÑANA 4 DE SEPTIEMBRE

El Porsche Taycan muestra su estabilidad “despegando y aterrizando” en un portaaviones

La última demostración de la estabilidad y las prestaciones del Taycan las ha realizado sobre la irregular cubierta del portaaviones USS Hornet de 265 metros de longitud, sobre la que fue capaz de acelerar hasta los 145 km/h y frenar en menos de 10 segundos.

El Porsche taycan despega y aterriza de la cubierta del portaaviones USS Hornet.
El Porsche taycan despega y aterriza de la cubierta del portaaviones USS Hornet.

Porsche vuelve a mostrar las posibilidades del Taycan de la mano del piloto Shea Holbrook, que, sobre la cubierta de un portaaviones hizo “despegar y aterrizar” el deportivo alemán acelerando de 0 a 145 km/h en tan solo 10 segundos y deteniéndose de nuevo sobre la cubierta del barco. Esta es la última demostración durante las pruebas de preparación, antes de su presentación definitiva mañana miércoles 4 de septiembre.

La campaña de presentación del Porsche Taycan llega a su fin. En ella, el fabricante alemán ha reiterado una y otra vez lo que diferencia a su primer deportivo eléctrico de cualquier otro. Es un Porsche, y como tal, responde a las sensaciones de conducción que se esperan de un auténtico deportivo de la marca. Su interior también responde a los estándares de calidad y a la implementación de las nuevas tecnologías. Además, es eléctrico pero eso no evita que sea capaz de recuperar su autonomía muy rápidamente gracias a su sistema eléctrico de 800 voltios.

La cubierta del portaaviones US Hornet mide 265 metros

La cubierta del portaaviones USS Hornet tiene 265 metros de longitud

Hace unos días, y como parte de los test de resistencia a altas temperaturas, el Porsche Taycan completó una prueba de 3.425 kilómetros durante 24 horas recorriendo el circuito de alta velocidad de Nardò, en Italia, manteniendo una velocidad media de entre 195 y 215 km/h y deteniéndose únicamente para realizar las recargas rápidas y los cambios de conductor.

La penúltima demostración ha sido demostrar que es la berlina eléctrica de serie más rápida de Nürburgring completando una vuelta en 7 minutos y 42 segundos, el tiempo más rápido hasta la fecha para una berlina.

Como última demostración, Porsche ha elegido la cubierta del portaviones de la Armada Americana USS Hornet, atracado en Alameda. La nave estuvo involucrada en varias batallas posteriores a la Guerra Mundial contra las fuerzas japonesas, sirviendo después como barco de apoyo en Vietnam para la búsqueda y el rescate de soldados. Antes de su desmantelamiento final, en 1970, fue utilizado para recuperar a los astronautas de las misiones lunares Apolo 11 y Apolo 12, para convertirse finalmente en un museo del mar, el aire y el espacio.

Su plataforma de vuelo para el despegue de los cazas mide tan solo 265 metros de longitud con una superficie bastante irregular, según ha descrito Holbrook, lo que representa una prueba del comportamiento de los sistemas de estabilidad y control de lanzamiento del Taycan. 

Para Stefan Weckbach, director de vehículo eléctrico en Porsche, “esta prueba es una forma bastante adecuada para que un profesional demuestre la potencia de un automóvil a medida que se acerca el final de su desarrollo. En una superficie resistente y cambiante, el Taycan demuestra su increíble aceleración y su potencia de frenado”. Como piloto profesional, la experiencia también ha sido nueva para Shea Holbrook: “El Taycan me dio mucha confianza, es realmente estable en la aceleración y, lo que es más importante, en el frenado. Solo cuando volví a mirar las imágenes me di cuenta de lo que acababa de hacer”.

Mañana, 4 de septiembre, Porsche presentará a nivel mundial el Taycan, en un evento que se celebrará de forma simultánea en Europa, China y Canadá y que además podrá seguirse en directo por internet.

Conversaciones: