Híbridos y Eléctricos

A LA CONQUISTA DEL MERCADO MUNDIAL

Proton, la nueva marca de Geely de coches eléctricos, contará con la tecnología de Volvo

El Grupo Geely empleará la plataforma CMA de Volvo para el desarrollo de los coches eléctricos que venderá bajo la marca Proton, con la que espera alcanzar un nivel de ventas similar al de los grandes fabricantes mundiales.

La plataforma CMA de Volvo será la base tecnológica de los nuevos coches eléctricos de la marca Proton de Geely, que se construirán en Malasia.
La plataforma CMA de Volvo será la base tecnológica de los nuevos coches eléctricos de la marca Proton de Geely, que se construirán en Malasia.

El Grupo Geely ha anunciado la transformación de la marca Proton, que fabricará coches eléctricos en Malasia desarrollados a partir de la plataforma CMA de Volvo, también de su propiedad. La nueva orientación de la marca es solo parte de la estrategia del grupo automovilístico chino que abarca un proyecto más extenso basado en la tecnología que ha desarrollado con Volvo desde 2013, y cuyo objetivo es alcanzar un nivel de ventas globales similar al de los grandes grupos automovilísticos mundiales.

Desde su fundación en 1986 en Taizhou, como fabricante de repuestos para refrigeradores, Geely se ha convertido en uno de los fabricantes de automóviles más grandes de China. Actualmente vende más de dos millones de automóviles al año entre todas sus marcas, lo que lo coloca cerca de los 10 principales fabricantes del mundo atendiendo al número de unidades matriculadas. Geely le compró Volvo a Ford en 2010 a cambio de 1.384,6 millones de euros, es una operación que dio a conocer al grupo chino a nivel internacional, y supuso una auténtica conmoción en la industria mundial.

En estos 10 años juntos han desarrollado una plataforma que sirve de base para muchos de sus vehículos y también para los de otras marcas del grupo chino. La Arquitectura Modular Compacta (CMA) de Volvo y Geely permite a los ingenieros acelerar el diseño, el desarrollo y la construcción de diferentes tipos de modelos compactos, reduciendo sensiblemente los costes de producción.

Geely adquirió en 2017 el 49,9% de la marca Proton, fundada en Malasia en 1983, para acceder al mercado automovilístico del sudeste asiático. Ahora el gigante chino tiene nuevos planes para ella, ya que empleará la tecnología de Volvo para fabricar coches eléctricos en Malasia con destino al mercado mundial.

El Volvo XC40 Recharge parece diseñado desde cero como un coche eléctrico

Volvo XC40 Recharge.

Según Reuters, el equipo de ingenieros cuenta con la plataforma CMA y con una segunda arquitectura conocida como Arquitectura Modular del segmento B, para automóviles más pequeños, que Geely también implementará en Proton. Esta doble configuración les permite aprovechar las tecnologías del fabricante de automóviles sueco y las capacidades de Geely para el control de costes, la gestión de la cadena de suministro y la producción local.

Li Li, vicepresidente del Instituto de Investigación de Automóviles Geely, ha confirmado esta estrategia en una entrevista concedida a un medio local de Shanghái, aunque declinó ofrecer información sobre los detalles de la inversión general, los objetivos financieros y el cronograma de expansión. La plataforma CMA supone un trampolín tecnológico para agrandar su escala de participación de mercado, “en un momento en que la industria automotriz debe abrazar un futuro eléctrico y autónomo”, asegura Li

Según Volvo, desde 2017, la plataforma forma parte de 600.000 unidades construidas bajo su marca. Es la base del Volvo XC40, incluidas las versiones Recharge híbridas enchufables que consta de dos motorizaciones. El XC40 T5 Twin Engine, el más veterano, que con la presentación del XC40 T4 Twin Engine recibe mejoras en su diseño, acabados y equipamiento. A estos dos SUV se les unirá próximamente el Volvo XC40 P8 AWD Recharge completamente eléctrico. La versatilidad de la plataforma esa tal, que permite pasar de la configuración SUV compacta de este modelo a la de una berlina eléctrica como el Polestar 2, que también se basa en ella.

Conversaciones: