Híbridos y Eléctricos

EN AUTONOMÍA Y CON CARGA

Las pruebas del Tesla Semi lo sitúan incluso por encima de las expectativas de Elon Musk

Las pruebas de autonomía que Tesla está realzando con uno de los prototipos del Semi, lastrado con 34.000 kilogramos de cara, indican que estará incluso por encima de las expectativas que ya le otorgaban hasta 800 kilómetros de autonomía.

Tesla Semi lastrado con bloques de cemento en el Centro de Inspección de la Patrulla de Carreteras de California. Foto: Facebook.
Tesla Semi lastrado con bloques de cemento en el Centro de Inspección de la Patrulla de Carreteras de California. Foto: Facebook.

El conductor de uno de los prototipos del Tesla Semi, el camión eléctrico que está desarrollando el fabricante californiano, asegura que está siendo capaz de superar las expectativas de autonomía anunciadas en su presentación. El lanzamiento, por ahora, está previsto para finales del próximo año, a pesar de los retrasos que Tesla está teniendo en la etapa final de desarrollo de este camión respecto a las fechas anunciadas por Elon Musk durante su presentación.

El prototipo del Tesla Semi fue localizado en un Centro de Inspección de la Patrulla de Carreteras de California (California Highway Patrol - CHP) cargado con una lastre que simulaba la mercancía real de 34.000 kilogramos (75.000 libras). Según publica CHP en su página web de Facebook, el conductor del prototipo de pruebas afirmó que el vehículo “está cumpliendo e incluso sobrepasando las estimaciones sobre su autonomía”.

El conductor del prototipo del Tesla Semi afirma que la autonomía está por encima de sus espectativas

El conductor del prototipo del Tesla Semi afirma que la autonomía está por encima de sus espectativas. Foto: Facebook.

El Tesla Semi fue presentado en noviembre de 2017 como un camión eléctrico de clase 8, que se utilizan para el transporte de cargamentos muy pesados, por encima de los 15.000 kilogramos (33.000 libras), entre los que se incluyen camiones de bomberos, hormigoneras y los semirremolques como el de Tesla. Según Musk, su capacidad de carga alcanzaría más de 36.200 kilogramos (80.000 libras) y se ofrecería con dos capacidades de batería con las que se podrían recorrer 480 kilómetros (300 millas) y 800 kilómetros (500 millas). En estas cifras Tesla consideraba los vehículos cargados con sus respectivos remolques. Los precios de estas dos opciones rondarían los 150.000 dólares y los 180.000 dólares. Como suele ser habitual en los discursos de Musk, también aseguró que durante su desarrollo “encontrarían oportunidades para extender su autonomía más allá de estas cifras”. El camión eléctrico de Tesla podrá recargar sus baterías hasta un 80% de su capacidad en solamente 30 minutos en los Megacargadores que también están desarrollando.

Algunas de las empresas que han realizado pedidos del Tesla Semi son UPS con un encargo de 125 unidades, PepsiCo (100 unidades), Sysco (50 unidades), Anheuser-Busch (40 unidades) y FedEx (20 unidades), entre otras. La reserva anticipada se abrió hace dos años y exige un depósito previo de 20.000 dólares (18.000 euros).

Si bien las previsiones para la entrada en producción marcaban el año 2019 como su objetivo, ha sido aplazada oficialmente hasta 2020, según anunció la compañía estadounidense durante la presentación de sus cifras trimestrales de este año. Aun así, se mantiene la meta de producir 100.000 camiones eléctricos por año. Aprovechando este anuncio también se ha confirmado que la planta de Reno en Nevada se encargará de producir las baterías y las transmisiones.

Prototipo del Tesla Semi. Foto Facebook

Prototipo del Tesla Semi. Foto: Facebook.

Tesla ha querido mandar además un mensaje sobre la seguridad de su producto para las empresas de transporte interesadas en él garantizando la fiabilidad de su tren propulsor durante un millón de millas (1.600.000 kilómetros). Además, respecto a la viabilidad empresarial del Semi afirma que sus costes operativos son un 20% más bajos que los de un camión diésel.

El anuncio de Tesla avivó los planes de la competencia que, en 2020, ya estará en disposición de ofrecer una alternativa al Semi. Es el caso de Daimler, que hace unos días anunció la entrega de dos unidades del Freightliner eCascadia a dos de sus clientes, con el objetivo de iniciar la fase de pruebas reales en su flota, en la que realizarán operaciones normales de transporte como el resto de los vehículos. Por ahora, en el caso del fabricante alemán, la autonomía no alcanza las expectativas que anuncia Tesla, aunque hasta que los vehículos no sean una realidad y se sometan a pruebas de homologación no se conocerán las cifras reales que pueden ofrecer.

Conversaciones: