Híbridos y Eléctricos

PRUEBAS PREVIAS A LA PRODUCCIÓN

Rivian muestra en vídeo el comportamiento de sus coches eléctricos en el desierto

En un vídeo espectacular publicado por Rivian, la R1T, su pick-up eléctrica, se adentra en el interior del desierto de Arizona para demostrar que es capaz de superar cualquier escenario que se le presente.

La pick-up eléctrica Rivian R1T supera una zona descendente plagada de piedras en el desierto de Arizona. Los coches eléctricos de Rivian incorporan un tres de tracción eléctrica formado por cuatro motores en rueda.
La pick-up eléctrica Rivian R1T supera una zona descendente plagada de piedras en el desierto de Arizona. Los coches eléctricos de Rivian incorporan un tres de tracción eléctrica formado por cuatro motores en rueda.

Rivian continúa mostrando las pruebas a las que está sometiendo a sus coches eléctricos con la vista puesta a en arrancar su producción a finales de este año, si la crisis de coronavirus se lo permite. En este caso, la empresa americana muestra la capacidad de la pick-up eléctrica Rivian R1T para afrontar los desafíos más complicados que se le presentan entre la arena, los cactus y las rocas del desierto de Arizona. En un vídeo espectacular, el sistema de tracción eléctrico formado por cuatro motores, uno en cada rueda, es capaz de salvar los obstáculos, aparentemente, sin mucho esfuerzo.

En las últimas semanas, Rivian ha mostrado el avance de la construcción de su nueva fábrica en Illinois, la estrategia que tiene previsto seguir con su red de “Supercargadores” y a la tecnología incluida en sus baterías para una correcta refrigeración. Desde que presentó sus dos 4x4 eléctricos, el R1T y el R1S, Rivian ha dejado claro que sus clientes podrían aventurarse con ellos en cualquier espacio natural, sean cuales sean sus características. Y desde el principio han estado dispuestos a demostrarlo.

Ahora, en un vídeo grabado en el desierto de Arizona, la pick-up eléctrica Rivian R1T muestra lo que es capaz de hacer en los escenarios más complicados. La propia empresa ha emitido un comunicado en el que explica la intensa prueba a la que se ha sometido el coche y pide a sus futuros propietarios “que sean responsables ahí fuera”, porque esta demostración la ha realizado un conductor experto, en un circuito cerrado, con zonas diseñadas y mantenidas para este tipo de conducción.

Una paleta de configuraciones todavía no confirmada

Se espera que las configuraciones mecánicas del Rivian R1T y del R1S sean idénticas, de modo que su única diferencia sea el diseño de la carrocería, pick-up y SUV respectivamente. En ambos casos contarán con cuatro motores eléctricos montados en el interior de cada rueda, cada uno de ellos con su propia caja de cambios de una sola velocidad. Se ofrecerán en varios niveles de potencia: 300 kW (402 CV), 522 kW (700 CV) y 562 kW (753 CV). Cada uno de ellos estará disponible con una batería de diferente capacidad: 105 kWh y una autonomía de más de 370 kilómetros, 135 kWh y 480 kilómetros, y por último 180 kWh y 643 kilómetros. Para la recarga cuentan con un sistema compatible con el protocolo CCS capaz de alcanzar hasta a 160 kW de potencia en corriente continua y hasta a 11 kW en corriente alterna trifásica.

Para la configuración más sencilla, 300 kW (402 CV) y 105 kWh de capacidad de batería, los precios previstos por ahora en el mercado estadounidense son de 69.000 dólares (56.200 euros) para el R1T y 72.000 dólares (6.300 euros) para el R1S. Estos son los precios de referencia que esperan los titulares de los pedidos anticipados ya abiertos para ambos modelos.

Conversaciones: