Híbridos y Eléctricos

EXTENSIÓN FRENTE A PORTABILIDAD

Tesla y Volkswagen, dos estrategias diferentes para la carga rápida de coches eléctricos

Las estrategias de Tesla y Volkswagen respecto a la recarga de sus coches eléctricos son muy diferentes, mientras el americano se enfoca a cubrir todo el territorio, el alemán se ha centrado en la portabilidad.

Tesla Supercharger VS Volkswagen’s mobile charging.
Tesla Supercharger VS Volkswagen’s mobile charging.

En los últimos días hemos asistido al anuncio de la actualización de los Supercargadores de Tesla, que en la versión V3 alcanzarán los 250 kW de potencia, 25 kilómetros cada minuto de carga. Casi a la vez, durante el Salón del Automóvil de Ginebra, Volkswagen ha presentado un prototipo de sus estaciones de carga rápida flexibles que incorporan una batería de respaldo y una potencia máxima de 360 kW.

Pero, ¿son comparables? Tesla y Volkswagen apuestan por la recarga de los vehículos eléctricos con enfoques muy diferentes.

La empresa californiana ya está en la tercera versión de su tecnología de carga rápida y tiene una cobertura del 99% del territorio en Estados Unidos. La misma cifra la logrará en Europa a finales de 2019 y la cobertura en China es actualmente del 90%. La red de Supercharger V3 muestra que la compañía está mirando hacia el futuro, un adelanto hacia la red de cargadores para camiones eléctricos que llegará con el lanzamiento del Tesla Semi.

Por su parte, Volkswagen ha priorizado la portabilidad frente a la extensión de la carga, permitiendo que su red de carga se instale de manera muy rápida y en cualquier lugar, por muy remoto que sea, con el objetivo de obtener los datos estadísticos necesarios para implementar una red de recarga ya definitiva.  

La red de Supercargadores

Tesla cuenta actualmente con 12.000 estaciones de carga repartidas por todo el mundo que, poco a poco y durante los próximos seis meses, se irán actualizando a la nueva potencia de carga en Estados Unidos. En Europa los trabajos comenzarán en el cuarto trimestre de este año.

Las instalaciones de los nuevos Supercargadores alcanzarán una potencia de 1 MW,  capaces de soportar tasas de carga punta de  250 kW en cada uno de los puntos. La versión actual alcanza los 140  kW de potencia (de la que los coches solo usan 120 kW), pero esta se comparte entre dos coches en el caso de que utilicen el mismo punto de carga.

Tesla se centra en ampliar la red de Supercargadores europea y en la red Urban Supercharger

La nueva tecnología permite que un Tesla Model 3 “Long Range” recupere 25 kilómetros por cada minuto que permanezca conectado. El fabricante afirma que la nueva tecnología reducirá los tiempos de recarga en un 50 por ciento, y la carga típica durará apenas 15 minutos.

Para lograrlo, los coches necesitarán recibir una actualización del software, que comenzará con el Model 3. En ella también se incluye un sistema de calentamiento de la batería que se pondrá en marcha cuando el coche detecte que se dirige hacia un Supercargador, para llegar  él con la batería en óptimas condiciones de temperatura, lo que según Tesla reducirá los tiempos de recarga promedio en un 25 por ciento

La red flexible de Volkswagen

Bajo el nombre de Volkswagen’s mobile charging, Volkswagen ha presentado en el Salón de Ginebra su estación de recarga rápida flexible que incorpora una batería reutilizada de sus vehículos eléctricos. La plataforma MEB sobre la que se construirán sus coches eléctricos también es la base de las estaciones de recarga.

Las estaciones de recarga móviles de Volkswagen pueden ser sustituidas por otra cuando agotan su batería

Gracias a esta batería el cargador es completamente portátil y puede ser  instalado temporalmente donde sea necesario. Una vez que la carga de la batería desciende por debajo de un nivel definido, es reemplazada por una completamente cargada. También cuenta con la posibilidad de conectarse a la red eléctrica.

Las dimensiones de la estación son 1.200 mm x 1.000 mm, y su capacidad de carga es de 360 ​​kW. Será capaz de recargar cuatro vehículos eléctricos de forma simultánea, dos en corriente continua hasta 100kW, y los otros dos en alterna trifásica hasta 22kW. Volkswagen no ha indicado los tiempos de carga, puesto que para conocerlos tendremos que esperar la llegada de su modelo eléctrico más esperado, el ID.3. Las estaciones de carga rápida de Volkswagen se producirán en serie a partir de 2020 en Hannover (Alemania).

Conversaciones: