Híbridos y Eléctricos

INVESTIGACIÓN

Una investigación dar un veredicto sobre las "trampa" de Tesla en los pruebas de seguridad Euro NCAP

Fuertes acusaciones han obligado a Euro NCAP a investigar a Tesla ante posible fraude en los test de choque europeos. Sin embargo, no se ha detectado rastro alguno de trampa por parte del organismo europeo.

Tesla-Model-Y-Euro-NCAP
El Tesla Model Y ha resultado ser uno de los coches más seguros del mercado según Euro NCAP

Tesla ha cogido a muchos fabricantes tradicionales con el pie cambiado, no solo en cuanto a electrificación se refiere, sino también en cuanto a seguridad activa y pasiva. Los de Austin han demostrado en todo el mundo que su diseño y ensamblaje son referencia a la hora de medirse contra las duras pruebas de choque y seguridad de los organismos mundiales. Tras su excelente resultado en las pruebas de Euro NCAP, muchos afirmaron que la compañía podría estar haciendo trampas. Ahora una investigación demuestra que no es así.

El caso es parecido al del Dieselgate de Volkswagen. Si por entonces el fabricante alemán mandaba a las pruebas de emisiones coches “modificados” para contaminar menos, algo que quedó demostrado, el caso de Tesla tiene que ver con el código de su sistema de conducción autónoma o programa de seguridad avanzada. Algunos críticos afirmaban que la compañía estaba mandando a Euro NCAP coches específicamente preparados para pasar las exigentes pruebas de seguridad, y de ahí el gran resultado obtenido en el apartado de equipos ADAS y asistentes a la seguridad.

Hace unos meses el Tesla Model Y se sometió, como todo coche de volumen a la venta en Europa, a las pruebas de seguridad Euro NCAP. Cuatro son los valores principales que se miden: seguridad para pasajeros adultos, seguridad para pasajeros infantiles, vulnerabilidad de peatones y asistentes de seguridad. Aunque el Model Y destacó en todos los apartados, lo hizo especialmente en dos: seguridad para pasajeros adultos, donde obtuvo una nota de 97 puntos sobre 100 posibles, y en sistemas ADAS, donde la valoración obtenida alcanzó lo 98 puntos sobre 100 posibles.

Hasta la fecha es el coche que mejor nota ha obtenido en el nuevo aparatado. Un ejemplo es el Mercedes EQS, el que “tan solo” ha conseguido valorar 80 puntos sobre 100 posibles en asistentes a la conducción. Nada más publicarse los resultados, Euro NCAP empezó a recibir avisos de la posible trampa de Tesla. Trucos embebidos en el complejo código del coche. Ante la imposibilidad de evadir dichas críticas, el organismo europeo emprendió una profunda investigación que ahora hacen oficial desvelando que no se ha detectado ningún problema al respecto y que el Model Y sigue manteniendo todas las valoraciones posibles.

El comunicado oficial es el siguiente: “La integridad del esquema de calificación por estrellas es de suma importancia para Euro NCAP y continuaremos haciendo todo lo posible para garantizar que la calificación refleje la seguridad que los consumidores pueden esperar de sus vehículos. Hasta el momento, las investigaciones de Euro NCAP no han revelado ninguna evidencia de un intento de “engañar” las pruebas por parte de Tesla”. ¿Tema zanjado? Nada más lejos de la realidad.

Euro NCAP sí que ha descubierto dentro del código un apartado que especifica claramente las pruebas de seguridad, pero Tesla ha declarado que dicha sección del código se centra exclusivamente en identificar la región en la que circula, pues no en todos los lugares del mundo los test o las pruebas son exactamente iguales. En Japón no se han conseguido acallar los rumores, y Tesla se mantiene en el ojo del huracán. En ese caso los investigadores no han encontrado rastro alguno en el código, ni siquiera identificando la región, lo que una vez más ha vuelto a disparar los rumores.

Conversaciones: