Híbridos y Eléctricos

RECARGA EN 10 MINUTOS

Toyota presentará su primer coche eléctrico con baterías sólidas el año que viene

Toyota presentará un primer prototipo de un coche eléctrico alimentado por baterías de litio con electrolito sólido el año que viene, que será capaz de recargarse en tan solo 10 minutos y recorrer 500 kilómetros con cada carga.

yotoya baterias electrolito solido
Toyota promete presentar un prototipo de coche eléctrico alimentado por baterías sólidas el año que viene.

Toyota presentará el prototipo de nuevo coche eléctrico dotado de baterías de litio con electrolito sólido el año que viene. Así lo afirma una publicación japonesa, que asegura que con ellas, además de poder recorrer más de 500 kilómetros con cada carga, podrá recuperarse la autonomía completa en apenas 10 minutos. Si esta información es real, Toyota podía convertirse en el primer fabricante que implemente esta tecnología en sus coches eléctricos lo que la situaría a la cabeza de una nueva generación de vehículos eléctricos que transformen completamente la industria del automóvil.

Hace unos días, la empresa estadounidense QuantumScape, apoyada por Volkswagen, anunciaba su liderazgo en el desarrollo de baterías de litio con electrolito sólido. Toyota parece querer salir a paso de esta información para anunciar que las suyas estarán listas para el año que viene. Gracias a los avances en el desarrollo de esta tecnología Volkswagen afirma que incorporará a sus futuros coches eléctricos este tipo de baterías, de forma limitada, a partir de 2025.

Toyota comenzó a trabajar en el desarrollo de baterías en estado sólido en 2017. Los Juegos Olímpicos de 2020, que deberían haberse celebrado en Tokio, iban a ser testigos de la presentación del primer vehículo eléctrico alimentado por baterías de litio con electrolito sólido. Toyota lo iba a presenta en la ceremonia de apertura o clausura como muestra de sus avances en esta tecnología, en un escenario del que todo el mundo estaría pendiente. Su intención era acompañarlo de otros 12 vehículos semiautónomos que prestarán servicio durante todo el evento. En 2019, cuando se hizo este anuncio se anunció, Toyota predecía que la producción en serie y en gran volumen de este tipo de baterías no estaría lista hasta mediados de esta década.

bateria-estado-solido-fluoruro-litio-toyota-portada

Toyota trabaja en el desarrollo de baterías con electrolito sólido desde 2017.

Ahora, según la publicación japonesa Nikkei Assia, Toyota afirma que será capaz de presentar un nuevo coche eléctrico dotado de una batería de electrolito sólido el año que viene. “La tecnología es la potencial panacea para solventar los inconvenientes con los que se enfrentan los vehículos eléctricos que funcionan con baterías de iones de litio convencionales”, afirma la publicación. Las autonomías pueden no ser ya un problema, pero sí lo son los tiempos de recarga. “Toyota planea ser la primera empresa en vender un vehículo eléctrico equipado con una batería de estado sólido a principios de la década de 2020. El fabricante de automóviles más grande del mundo dará a conocer un prototipo el próximo año”.

Según indica la información, esta primera batería sólida de Toyota permitirá autonomías medias de unos 500 kilómetros con cada carga, aunque su cualidad más importante es la velocidad de carga: 10 minutos para recuperar toda esa autonomía.

Hace unos días, Toyota anunció que ofrecerá un adelanto de su primer SUV eléctrico, destinado a llegar a formar parte de su oferta en el continente europeo, que tomará la plataforma e-TNGA como base. En esa misma presentación Koji Toyoshima, subdirector de la fábrica ZEV de Toyota, comentó el fabricante “pronto dará el siguiente paso en el lanzamiento de su próxima cartera de baterías eléctricas al presentar primero un SUV de tamaño mediano completamente nuevo en los próximos meses”, que puede interpretarse que esta tecnología podría tener ya cabida en él.

La silueta del nuevo SUV eléctrico de Toyota.

Silueta del nuevo SUV eléctrico de Toyota.

Los expertos aseguran que las baterías con electrolito solido están en la mejor disposición para cumplir con la mayoría de los objetivos de una batería de próxima generación: menor coste de producción y venta, mayor seguridad, mayor vida útil, mayor densidad energética y facilidad para su reciclaje. Pero se necesita más trabajo de laboratorio, más ajustes en la química y más pruebas en el mundo real para determinar si realmente cumplen lo que prometen. La mayoría de los desarrollos relacionados con ellas prometen que su producción en serie para ser utilizadas en vehículos eléctricos no llegará hasta 2025 o incluso más adelante.

Esta información sitúa a Toyota a la cabeza del desarrollo de baterías de electrolito sólido. Si fuese así, Toyota, que voluntariamente se ha quedado rezagada en el mercado actual en la oferta de vehículos cien por cien eléctricos y ha apoyado los coches híbridos, se pondría a la cabeza de esta nueva generación.
Conversaciones: