VEHÍCULOS COMERCIALES ELÉCTRICOS

Volkswagen I.D. Buzz Cargo, el vehículo eléctrico de la familia I.D. con más autonomía

Basándose en la plataforma MEB y evolucionando del I.D. Buzz Cargo, el prototipo comercial eléctrico de Volkswagen ofrece la autonomía más elevada de la familia I.D.

Prototipo de Volkswagen I.D. Buzz Cargo.
Prototipo de Volkswagen I.D. Buzz Cargo.

Volkswagen tiene puestas muchas esperanzas en su plataforma MEB, una arquitectura específicamente diseñada para vehículos eléctricos y con la que la marca espera vender más de 10 millones de unidades en el futuro. Basándose en esta plataforma el grupo quiere lanzar hasta 27 modelos nuevos y, entre ellos, el I.D. Buzz Cargo, un vehículo comercial que evoluciona desde el prototipo I.D. Buzz, un microbús inspirado en la mítica Transporter T1.

El I.D. Buzz Cargo hará que la familia I.D. se acerque por primera vez al segmento de los vehículos comerciales. De hecho, según las primeras informaciones, será el vehículo de la familia con más autonomía, 550 kilómetros. Un panel solar que puede montarse en el techo podrá, además, ofrecer una autonomía extra de hasta 15 kilómetros.

El prototipo es autónomo

El prototipo del I.D. Buzz Cargo llega con un sistema de conducción autónoma de nivel 4, I.D. Pilot, que permitiría al conductor evadirse y dejar de mirar a la carretera durante el viaje después de activar el sistema apretando el volante durante unos segundos. Aunque aún no está confirmado que vaya a producirse, varias informaciones apuntan al año 2021 como la fecha en la que se lanzará al mercado, un año antes que su hermano, el I.D. Buzz.

Ciertamente, el I.D. Buzz Cargo no será la primera furgoneta eléctrica de Volkswagen, tras el lanzamiento de la e-Carfter, aunque ésta solo ofrece 170 kilómetros de autonomía. El I.D. Buzz Cargo es más pequeño que la e-Crafter, acercándose al tamaño de la actual Transporter.

Autodesk VRED Professional 2017 SP1

Características

Según Volkswagen, el I.D. Buzz Cargo tiene una capacidad de carga de 800 kilos y un espacio interior más grande que el del I.D. Buzz. Las medidas que presenta el prototipo son 5,04 metros de largo, 1,97 de ancho y 1,96 de alto, además de una distancia entre ejes de 3,30 metros. Las dos versiones del I.D. Buzz, de entrar el Cargo a producción, se fabricarían juntas.

Su propulsor eléctrico desarrollaría una potencia total de 200 CV, con lo que podría alcanzar una velocidad máxima sería de 160 kilómetros por hora. Su batería de 111 kWh tardará apenas media hora en cargarse al completo mediante un cargador de 150 kW.

Entre los cambios más significativos entre la I.D. Buzz y la I.D. Buzz Cargo destacan un paragolpes trasero rediseñado y un cambio en el tamaño de las ruedas, que pasan de 22 pulgadas a 20. En el interior, en vez de dos asientos, la variante cargo ofrecerá tres, aunque el asiento central podrá plegarse para desplegar una estación de trabajo con un ordenador portátil integrado, que se podrá usar mientras el conductor utiliza el sistema autónomo I.D. Pilot.

Entre sus avances tecnológicos, el comercial eléctrico de Volkswagen utilizará tecnología de realidad aumentada para ofrecer la información importante al conductor, además de un panel táctil en el centro del volante que permitirá el acceso del mismo a varias funciones y una tableta central que podrá extraerse a placer.

Con este modelo, ya son cinco los vehículos de Volkswagen que se basarán en la plataforma MEB sumándose al I.D. Buzz, el I.D. Vizzion, el I.D. Hatchback y el I.D. Crozz.

Conversaciones: