Híbridos y Eléctricos

FALTA DE SEMICONDUCTORES

En plena ola de frío, Volkswagen no puede poner bombas de calor en sus eléctricos

La falta de semiconductores sigue afectando a las líneas de montaje. El nuevo problema para Volkswagen llega en forma de bomba de calor. El proveedor no puede fabricarlos y los alemanes ya borran la opción del configurador.

Volkswagen-ID-4-Delantera
Volkswagen tiene ante sí un problema que ya afecta a los pedidos en firme.

Los expertos ya vaticinaban que el año 2023 iba a seguir siendo duro en lo que a suministros se refiere. El mercado de los semiconductores sigue con escasez de componentes y las líneas de montaje se ven afectadas por un problema que ya se alarga demasiado en el tiempo. El Grupo Volkswagen es uno de los conglomerados que más está sufriendo las consecuencias, tanto es así que actualmente la gama ID de Volkswagen no puede montar los sistemas de climatización por bomba de calor por falta de componentes tal y como han confirmado a Electrive.

“Debido a la continua escasez de semiconductores, actualmente no hay una oferta opcional para la bomba de calor en nuestros modelos ID. Estamos siguiendo muy de cerca esta situación y esperamos poder volver a incluir la bomba de calor en nuestra gama pronto”. Está claro que los alemanes se están enfrentando a un serio problema ya que su proveedor, la empresa británica TI Fluid Systems, no es capaz de suplir la demanda de las líneas de montaje. Ante la imposibilidad de detener las líneas sin fecha definida, Volkswagen no ha tenido más remedio que instalar un sistema de resistencia menos eficiente y más barato.

A la hora de configurar una nueva unidad de cualquier ID de la gama de Volkswagen no aparece la opción de climatización por bomba de calor, algo que hasta ahora sí era posible. El mayor inconveniente reside en los pedidos que ya están firmados y en espera de producirse. La marca ha tomado la drástica solución de cambiar el sistema de climatización de forma unilateral, pero deberá compensar a los clientes de alguna forma, ya que no están recibiendo lo que ellos han solicitado y pagado. Por el momento, Volkswagen no ha ha hablado de compensaciones, pero no se podrá hacer un upgrade una vez el proveedor vuelva a tener disponibilidad.

Producción-Volkswagen-ID-4
La vida normal de las líneas de montaje se altera significativamente por la falta de componentes esenciales.

El problema es que el sistema de climatización está conectado con numerosos ámbitos del coche. Como parte principal del vehículo no es posible sustituir un sistema de resistencia por uno de bomba de calor fuera de la línea de montaje. Los clientes afectados en todo el mundo tendrán que obtener algún tipo de beneficio, ya sea mediante una reducción de la factura o alguna otra solución que se le ocurra a Volkswagen. La medida no tardará mucho en llegar ya que los modelos que se están produciendo actualmente no incluyen la función específica que sus clientes habían solicitado.

El problema no sólo reside en la gama eléctrica de Volkswagen, sino que también afecta a modelos hermanados como el Audi Q4 e-tron. El modelo alemán está sufriendo el mismo inconveniente en las líneas de montaje, aunque en ese caso las circunstancias son algo especiales. A diferencia del ID.4, en muchos lugares del mundo el Q4 e-tron cuenta con climatización por bomba de calor de serie. El downgrade es considerable si tenemos en cuenta que los sistemas de resistencia son menos eficientes y lastran más la autonomía de los eléctricos. 

Por una senda completamente diferente, Volkswagen acaba de anunciar que su próximo eléctrico, el ID.7 llegará con uno de los sistemas de climatización más avanzados del mundo. Con control por voz y manejo táctil, los usuarios podrán disfrutar de un habitáculo con una temperatura perfectamente ajustada. Será tan avanzado que el coche detectará por sí solo la posición del sol y la incidencia de la luz para así ajustar automáticamente la temperatura en esas zonas donde haga más calor. El Volkswagen ID.7 llegará a los mercados en el último trimestre de este año, así que para entonces los alemanes ya deberán tener solucionado el problema.

Conversaciones: