Híbridos y Eléctricos

“UNA ÚNICA PLATAFORMA PARA GOBERNARLOS A TODOS”

La “superplataforma” eléctrica SSP de Volkswagen estará en 40 millones de coches eléctricos

El grupo Volkswagen está acelerando el desarrollo de la plataforma SSP para que sea la base de todos sus coches eléctricos, desde los modelos más básicos hasta los de gran lujo, pasando por los de las más altas prestaciones.

Plataforma nueva arquitectura ssp grupo volkswagen
En 2030, habrá más modelos a la venta basados en la plataforma SSP que en la MEB y la PPE juntas.

La nueva plataforma eléctrica SSP que el Grupo Volkswagen está desarrollando para sus futuros coches eléctricos reemplazará a las actuales arquitecturas de combustión y eléctricas. Dará lugar a 40 millones de vehículos bajo las marcas de Volkswagen, Skoda, Seat, Audi y Porsche. El grupo automovilístico alemán está acelerando su desarrollo, a pesar de que acaba de comenzar la comercialización de sus nuevos coches eléctricos sobre la plataforma MEB, para modelos de alto volumen, sobre la PPE, para los de lujo.

La plataforma MEB es la base de los nuevos vehículos eléctricos del Grupo alemán. Los Volkswagen ID.3 e ID.4, el Audi e-tron o el Skoda Enyaq ya están a la venta, mientras que la plataforma PPE debutará bajo la carrocería del Porsche Macan eléctrico, que se lanzará el próximo año, y también estará en el Audi Q6 e-tron a principios de 2023.

La súper plataforma SSP

Durante la presentación de la “Estrategia 2030" el pasado 13 de julio, Herbert Diess, presidente ejecutivo del Grupo Volkswagen, describió la nueva arquitectura SSP como una súper plataforma que garantiza que los clientes “obtengan el mejor producto y calidad al mejor precio”. El Grupo Volkswagen invertirá alrededor de 800 millones de euros en una nueva instalación de I+D en Wolfsburg, donde se diseñará el núcleo de la plataforma SSP y sus módulos.

Será capaz de albergar desde utilitarios hasta berlinas del segmento F, pasando por todos los tamaños y formatos de carrocería. Su valor estará también en su flexibilidad técnica, ya que admitirá desde un solo motor eléctrico hasta cuatro, lo que permite jugar con tracción delantera, trasera o total.

Plataforma unica ssp grupo volkswagen

Sin embargo, no todos en el grupo están de acuerdo con esta estrategia. Los ejecutivos de Porsche cuestionaban a principios de este año si una sola plataforma podría abarcar las necesidades de marcas tan dispares como Skoda y Porsche, por ejemplo. Markus Duesmann, jefe de desarrollo del grupo y CEO de Audi, aclaró esta controversia afirmando que el diseño de la plataforma SSP, gracias a los diferentes módulos, tamaños de batería y longitudes de carrocería, permitirá una gran diferenciación de marca. “No será una talla única: podemos abordar vehículos específicos y requisitos de marca, a través de la combinación de los diferentes módulos”.

Refiriéndose en particular a la preocupación de Porsche, indicó que gracias a la escalabilidad de sus módulos será posible ofrecer el mejor rendimiento con las mejores especificaciones. El uso de una plataforma única significa la posibilidad de integrar de manera más sencilla elementos tan complejos como el software y las arquitecturas eléctricas, lo que generará un ahorro de costes de desarrollo muy importante. Incluso podrán superponerse las necesidades de las marcas, “podremos utilizar la misma combinación de software, conducción autónoma y tren motriz para un modelo de entrada de Porsche y para el modelo de alto rendimiento de Volkswagen”. Según Duesmann, la complejidad actual “se reducirá aproximadamente en un 50%, con lo que esto significa para nosotros en términos de economías de escala”.

Se basa en cuatro elementos: hardware, software, baterías y carga, y será capaz de ofrecer servicios de movilidad. La compañía la define como “un conjunto de herramientas de propulsión totalmente eléctrica de alto rendimiento para vehículos planos”. Como en el caso de la MEB, esta nueva plataforma es también escalable y completamente plana, siguiendo la estructura de monopatín que permite situar la batería en la parte baja del vehículo y alargar la batalla (distancia entre los ejes) lo que permite ofrecer un amplio espacio en el habitáculo para los ocupantes y la zona de carga.

La plataforma SSP añadirá una avanzada arquitectura de software que reduce el número de centralitas y estandariza el sistema para todos los modelos. También permite alcanzar un nivel 4 de conducción autónoma que es el primero que se puede considerar que no precisa de un conductor detrás del volante.

Volkswagen Trinity concept

Los primeros proyectos sobre la plataforma SSP

El proyecto Artemis está desarrollando un nuevo vehículo eléctrico que será la base para tres modelos que entrarán a formar parte del catálogo de las marcas Audi, Porsche y Bentley, que debería presentarse en 2025. En el próximo Salón del Automóvil de Múnich, en septiembre, Audi dará a conocer tres nuevos concepts. Uno de ellos bautizado como Grand Sphere, que es el prototipo del futuro buque insignia de la marca. El primer modelo de la marca Volkswagen en utilizarla SSP será la versión de producción del concept Trinity, que se prevé que llegue al mercado en 2026.

Audi Grand Sphere concept

Duesmann asegura que para finales de esta década, la plataforma SSP estará implementada en todos los segmentos y en todas las marcas, de manera que en 2030 los modelos basados en ella serán más que los basados en la MEB y la PPE juntas. En este sentido, la reducción de variantes es clave para asegurar los beneficios económicos. “Hay límites estrictos en la combinación de las diferentes variantes, cruciales para la complejidad y, por lo tanto, para la viabilidad y el éxito financiero de la plataforma SSP”.

Conversaciones: