Híbridos y Eléctricos

SU ESTRATEGIA, CON DIESS AL MANDO

Volkswagen quiere liderar la industria en la era del coche eléctrico: Apple el ejemplo, Tesla el objetivo

El Grupo Volkswagen quiere aprovechar el cambio de giro de la industria y el momento de incertidumbre para tomar el timón. Saben que ahora no lo tienen y es importante saber a qué otras empresas vigilar de cerca.

plataforma SSP Volkswagen
Herbert Diess, CEO de Volkswagen.

El giro al que se está viendo sometida la industria de la automoción con la entrada de coche eléctrico como producto principal, para muchos fabricantes supone una clara oportunidad de ocupar un hueco en la industria al de de seguir trabajando con coches térmicos, no hubiera podido optar. En el caso del Grupo Volkswagen es la oportunidad perfecta para recuperar el terreno perdido a causa del dieselgate, e ir incluso más allá.

A este cambio de rumbo hay que sumar una variable que aún sigue dando coletazos: la crisis sanitaria. La pandemia ha placado sin compasión a todos los sectores y mercados, pero no a todas las empresas por igual, pues la brecha entre los grandes fabricantes y sus perseguidores ha puesto de manifiesto la falta de recursos de los segundos en comparación con los market leaders, acentuando aún más las distancias entre ellos.

El software como reclamo de "dispositivos sobre ruedas"

En épocas tempranas de cambio, los que antes se atrevan a dar el paso serán los que más tarde lideren el movimiento. En Volkswagen saben de ello y por esta misma razón, y habiendo salido airosos de la situación impuesta por el COVID-19, el consorcio alemán, de la mano de su firma principal, está siendo uno de los primeros fabricantes en desarrollar una gama plena de vehículos eléctricos de manera paralela y bien distinguida de sus modelos tradicionales. Estrategia opuesta a por ejemplo, la de la extinta PSA (ahora Stellantis), quienes prefirieron optar por ofertar variantes eléctricas de sus modelos más populares.

Con ello Volkswagen no sólo añade valor a sus modelos eléctricos, postulándolos como productos de mayor halo tecnológico, sino que también dependerá cada vez menos de su oferta térmica. Una manera de proceder con la que pretenden ir a más durante los próximos años. Un ejemplo de ello ya lo tenemos en la propia Audi y su gama e-tron, destinada a sustituir poco a poco a los A4, A6 y A8.

Así pues, las gama se irán simplificando con el paso del tiempo, ofreciendo paulatinamente menos versiones de cada uno de los modelos existentes en la gama, y a la vez todos ellos desarrollados sobre bases comunes. Mientras que en la actualidad los modelos de volumen del consorcio se basan sobre las plataformas MQB, MLB y MEB en el caso de los eléctricos, la próxima sobre la que prentenden ir articulando la totalidad de su productos es la recién anunciada SSP.

Plan de Volkswagen para acelerar "el cambio" que necesita.

Además, la estrategia de la firma pasará, en parte, por generar más beneficios por cada unidad vendida, y a raíz de cada unidad comercializada generar ingresos a través de servicios digitales adicionales, ahora posibles gracias a la incursión de un más avanzado software.

Como bien dejaron claro en un comunicado anterior, todo gira en torno a la electrificación, la incursión del software y la interacción digital entre sus coches eléctricos y los usuarios, donde la conducción autónoma tiene especial peso, ya que los alemanes tienen como objetivo tenerla completamente implantada en sus coches eléctricos para 2030. El coche que dará a luz el Proyecto Trinity será el primero de todos en estrenar esta tecnología, aunque el ID. Buzz de producción promete un sustancial adelanto de todo ello.

Herbert Diess y su capacidad de contexto

Diess llegó al consorcio alemán para impulsar la evolución de la firma y para convertirla en un proveedor de movilidad sostenible y pionero, pero sobre todo rentable. Si de algo ha hecho gala el máximo responsable del consorcio alemán durante los tres años que lleva ejerciendo su puesto es de capacidad de contexto. Y es que Diess sabe (y acepta públicamente) que su empresa en estos momentos dista de tener la posición que quieren tomar. Tomó los mandos de la empresa en una complicada tesitura, aunque bien es cierto que tenía muy poco que perder y mucho que ganar.

El alemán ha hecho en multitud de ocasiones alusión a las firmas emergentes que cada vez cobran más fuerza desde china, como Xpeng y NIO, así como también a la americana Lucid Motors, quien apunta a la parte alta del mercado con coches eléctricos de lujo. Pero la que de verdad tienen como ejemplo está tras el nombre interno de la hoja de ruta que el fabricante alemán se ha marcado para tomar la delantera de la industria, denominada Mission T.

volkswagen-trinity-teaser_portada

Adelanto del Volkswagen Trinity.

Los acercamientos entre Diess y el CEO de Tesla, Elon Musk, han sido objeto de titulares que pretenciosamente apuntaban a una posible alianza entre ambos gigantes, pero tras calmarse el revuelo mediático todo apunta más a una aproximación para contrastar opiniones y posiciones que por una mera asociación estratégica. Sin embargo sólo el paso del tiempo tendrá el poder de otorgar una desenlace final.

Así pues, Diess, sin ningún tipo de complejo ha dejado claro su admiración a Tesla, a quienes ha calificado como un estímulo para la industria, así como también ha hecho alusión a la paulatina incorporación de empresas tecnológicas al sector de los transportes, como la recién confirmada Xiaomi, así como Huawei, e incluso ha llegado a catalogar como lógico si Apple irrumpe en el sector de la automoción dados sus recursos en el campo del software, baterías y diseño, pero a pesar de ello no le tienen miedo.

De momento, los primeros pasos ejecutados del alemán se antojan acertados, pues ha conseguido convertir al Volkswagen ID.3 en uno de los coches eléctricos más exitosos del pasado año con tan sólo un trimestre de andadura comercial, y al Porsche Taycan eléctrico en el protagonista de la gama de Porsche. En los próximos meses el estreno del CUPRA Born y más adelante la asignación a SEAT de la fabricación de los coches eléctricos de pequeño tamaño del consorcio alemán se postulan como los pasos que marcarán su porvenir.

Conversaciones: