Híbridos y Eléctricos

150 ESTACIONES DE RECARGA RÁPIDA

Volta ofrece recarga rápida gratuita de coches eléctricos a cambio de publicidad

Durante los próximos 12 meses, Volta desplegará 150 estaciones de recarga rápida en corriente continua ubicadas en zonas comerciales y recreativas y que, gracias a la publicidad, ofrecerán recargas gratuitas para los usuarios de vehículos eléctricos.

Volta desplegará 150 estaciones de carga rápida en los próximos 12 meses.
Volta desplegará 150 estaciones de carga rápida en los próximos 12 meses.

Volta es una empresa californiana que en 2010 propuso una nueva forma de implementar estaciones de recarga rápida para vehículos eléctricos de forma gratuita. Ahora, la empresa anuncia que durante 2020 pondrá en funcionamiento 150 estaciones capaces de ofrecer entre 50 y 100 kW de potencia y que estarán situadas en zonas comerciales y recreativas. La recarga gratuita se limita a los primeros 30 minutos, o hasta 280 kilómetros, según anuncia la compañía.

El modelo de negocio de Volta se basa en la publicidad de distintas empresas que sus cargadores muestran en una pantalla y que son las que realmente pagan la recarga de los coches eléctricos que están conectados a ella. Volta dice “querer acelerar la transición hacia los vehículos eléctricos proporcionando una experiencia de carga simple y gratuita”. Ubicados en lugares estratégicamente estudiados, sus cargadores proporcionan un beneficio para los anunciantes y para los usuarios de vehículos eléctricos. Según Volta, la empresa es capaz de optimizar la convergencia entre los vehículos eléctricos, sus propietarios y las marcas. Las zonas recreativas y comerciales se benefician al atraer nuevos clientes que permanecerán allí durante más tiempo, mientras que las marcas patrocinadoras aprovechan las estaciones para promocionar sus productos.

Puntos de recarga con publicidad de Volta Charging

Gracias a los fondos recaudados recientemente, Volta iniciará el despliegue de la primera de las redes de recarga de acceso para el público, que constará de 150 estaciones y que será instalada durante los próximos 12 meses a lo largo de todo el territorio de Estados Unidos. La empresa ya cuenta con 1.000 estaciones de carga abiertas a todos los públicos. Según la propia compañía, su objetivo es alcanzar las 2.000 estaciones antes de que finalice este año. Al igual que las estaciones ya disponibles, las nuevas ubicaciones de carga rápida se seleccionarán utilizando un modelo basado ​​en datos que pronostican las tendencias de carga, respondiendo al estudio del comportamiento de los usuarios de los vehículos eléctricos, y estarán próximas a supermercados, cafeterías y espacios recreativos. Serán capaces de añadir hasta 560 kilómetros de autonomía por cada hora de carga y serán compatibles con la mayoría de vehículos eléctricos del mercado. Ofrecerán recarga rápida en corriente continua con potencias que alcanzan entre 50 y 100 kW. Una aplicación para teléfono móvil permitirá monitorizar la carga.

“Nuestra red de cargadores está diseñada para expandir la infraestructura crítica necesaria para la adopción de vehículos eléctricos de manera inteligente, al tiempo que inspira a los usuarios a dar el paso para cambiar a un vehículo eléctrico” asegura el fundador y CEO de Volta, Scott Mercer. “Por primera vez, los usuarios de coches eléctricos podrán experimentar la satisfacción de una carga rápida y gratuita en lugares donde ya pasan su tiempo”, ha añadido.

Mapa de ubicación de las estaciones de recarga de Volta Charging

Aunque la recarga se anuncia como gratuita lo cierto es que lo es durante la primera media hora (o 280 kilómetros). A partir de ahí el vehículo podrá seguir conectado a la estación, pero se le aplicará una tarifa de carga que por ahora no se ha anunciado. Si bien esta restricción puede parecer una seria limitación, Volta afirma que ahorrará a sus clientes hasta 1.155 dólares cada año teniendo en cuenta el precio del combustible equivalente que tendrían que consumir un conductor promedio estadounidense, que recorre alrededor de 21.000 kilómetros al año en su vehículo.

El cuartel general de Volta se encuentra en San Francisco, y tiene una segunda sede en Nueva York, lo que puede considerarse una garantía de que la infraestructura se implementará también en la costa este de Estados Unidos. De hecho, la primera estación abrirá en octubre en Norwalk, Connecticut, muy cerca de Nueva York.

Conversaciones: