Híbridos y Eléctricos

POR 5.000 EUROS, SI SE COMPRA CON RESERVA

LMX 64H, con transmisión dual, es a la vez, un ciclomotor y una bicicleta eléctrica de montaña

Con los accesorios necesarios para la homologación europea y su sistema patentado de doble transmisión, la LMX 64H se convierte en un ciclomotor eléctrico los días de diario y en una bicicleta eléctrica los fines de semana.

LMX 64H un híbrido entre ciclomotor y bicicleta eléctrica.
LMX 64H un híbrido entre ciclomotor y bicicleta eléctrica.

La empresa francesa de MS Systemes SAS, desarrolladora del catálogo de bicicletas eléctricas de LMX ha presentado un nuevo modelo llamado LMX 64H. Un soporte para la matrícula, un espejo y el sistema de iluminación la homologan como un ciclomotor de 50 centímetros cúbicos en Europa. Pero la doble transmisión, de pedales, cadena y piñones en el lado derecho y el motor eléctrico de 2,5 kW de potencia en el izquierdo, le convierten en un vehículo diferente capaz de moverse, además de por la carretera, por los terrenos más complicados que se encuentre fuera de ella.

La marca francesa de bicicletas eléctricas LMX, fue fundada en 2014 y arrancó su comercialización de la mano de sus creadores, Adam Mercier y Lucas Suteau a través de la empresa MS Systemes SAS. En su catálogo cuentan con dos modelos, la LMX 161-H y la LMX 64, que no están homologados para circular en carretera en Europa y que, por lo tanto, deben utilizarse solamente en zonas privadas.

En 2016, desarrollaron y patentaron un nuevo sistema de transmisión dual y, como resultado, nació la LMX 64, una versión nueva y mejorada de la LMX freeride, su primer modelo, pero que continuaba sin homologación europea ni como bicicleta EPAC (Electronically Power Assisted Cycles) ni como ciclomotor. Ahora, la empresa ha dado un paso más allá y ha lanzado un nuevo modelo que, esta vez, sí puede ser utilizado como un ciclomotor eléctrico de 50 centímetros cúbicos legal en carretera en la Unión Europea, pero que además ofrece potencia suficiente para ser utilizada como una bicicleta eléctrica fuera de ella. La LMX 64H cuenta con un soporte de matrícula, luces, espejo y otros componentes necesarios para circular por carretera. Según la empresa, esta configuración permite a sus propietarios utilizarla como medio de transporte diario durante los días de diario y como un vehículo recreativo los fines de semana.

Doble transmisión de la LMX 64H

En el lado derecho, la bicicleta monta una transmisión de bicicleta típica con pedales, cadena y un cassette de piñones para el cambio en la rueda trasera. En el lado izquierdo hay un segundo tren de transmisión más grande que utiliza un motor eléctrico capaz de ofrecer una potencia máxima de 2,5 kW que transmite su par motor de 200 Nm a una rueda dentada trasera de gran diámetro que cuenta con nada menos que 100 dientes. Para ello, emplea una cadena originalmente diseñada para kars de alta potencia que se emplean en la competición.

Cuenta con un sistema de asistencia al pedaleo, que ayuda al ciclista hasta los 45 km/h, y también con un acelerador de mano que acciona la segunda transmisión que le permite manejarse en terrenos en los que solo con los pedales es imposible moverse. El cuadro es de aluminio, lo que lo hace ligero y duradera. Su peso, 28 kilogramos, lo hace mucho más liviano y manejable que cualquier ciclomotor o scooter de menos de 50 centímetros cúbicos existente en el mercado. Todos sus componentes son de alta gama y, además, emplea un sensor de cadencia de pedaleo que, gracias a tres modos de asistencia, permite adaptar la asistencia de forma automática dependiendo del terreno que se atraviese.

La doble transmisión de la LMX 64H le permiten atravesar cualquier terreno

El precio de la LMX 64H es de 5.760 euros, pero puede adquirirse por 4.990 euros si se realiza el pedido y la reserva de forma anticipada. Las entregas de las primeras unidades están previstas para el verano de 2020, poco después de arrancar su producción en las instalaciones de la empresa en Francia.

Conversaciones: