Híbridos y Eléctricos

11,7 KILOGRAMOS

Esta es la Prolog, una bicicleta eléctrica urbana y ultraligera creada por Greg LeMond

En un mes, LeMond Cycles comenzará a entregar las primeras unidades de una de sus nuevas bicicletas eléctricas: la LeMond Prolog presume de ser un peso pluma, 11,7 kilogramos, que le permiten ser muy eficiente con la energía de su batería.

LeMond Prolog
La LeMond Prolog será la primera bicicleta eléctrica ofrecida por la marca del tricampeón del Tour de Francia que llegará a manos de los clientes.

En el mes de septiembre de 2020, el tricampeón del Tour de Francia Greg LeMond, anunció el lanzamiento de sus primeras bicicletas eléctricas, denominadas LeMond Dutch y la LeMond Daily. Ahora, cuando se acerca la fecha de entrega de las primeras unidades programadas para el próximo mes, LeMond Cycles, la marca creada por el ciclista estadounidense, ha lanzado las primeras imágenes oficiales de la Daily, que ahora pasa a llamarse LeMond Prolog y que se sitúa como uno de los modelos más ligeros del mercado: tan solo 11 kilogramos.

Greg LeMond fue un deportista de élite, y por eso se podría esperar que su primera bicicleta eléctrica fuese de carretera, ultraligera y con las más altas especificaciones. Sin embargo, la LeMond Prolog muestra un diseño preparado para convertirse en un vehículo de uso diario que permite tanto su uso para actividades deportivas como para el transporte urbano. Las fotografías de su diseño final muestran un diseño limpio y minimalista que puede finalizarse en tres colores del cuadro: blanco mate, negro mate o el rosa que aparece en las imágenes.

El cuadro está fabricado íntegramente en fibra de carbono, al igual que la horquilla, los guardabarros, la potencia y el propio el propio manillar. Este material permite que se logre una reducción de peso: sumando la batería, el motor eléctrico, los componentes del cambio y los frenos el peso total es de 11,7 kilogramos, lo que la convierte en una de las bicicletas eléctricas más ligeras del mercado.

Bateria integrada LeMond Prolog

Batería integrada en el tubo inclinado del cuadro de la bicicleta eléctrica LeMond Prolog.

Prácticamente nada de lo que la delataría como una bicicleta eléctrica puede localizarse a simple vista. La batería se integra dentro de la barra inclinada del cuadro, es interna y prácticamente invisible, lo mismo que ocurre con el motor eléctrico que se sitúa en el buje de la rueda trasera. Tampoco aparece el cableado de los frenos y el cambio, totalmente enrutado por el interior del cuadro. Integrado en él, aparece la iluminación LED formada por un faro delantero de 500 lúmenes, sobre el vástago del manillar y dos pilotos traseros de 70 lúmenes que se sitúan sobre las barras que descienden del sillín hasta el buje de la rueda trasera y ofrecen un campo de visión de 180 grados.

El motor eléctrico Mahle M1 ofrece una potencia de 250 W y 40 Nm de par, que asiste al ciclista hasta los 25 km/h que permite la reglamentación europea EPAC (o 32 km/h en el caso de la estadounidense). Forma parte del sistema inteligente Mahle X35 integrado en todo el cuadro y que permite varias configuraciones a través de la app móvil Mahle ebikemotion.

Se alimenta de una batería Panasonic que funciona a 36 V que tiene una capacidad de 250 Wh, una cantidad bastante pequeña en comparación con la que ofrecen modelos de la competencia, incluidos los que montan componentes de terceros, como Bosch o Shimano, que pueden alcanzar perfectamente los 500 Wh. Sin embargo, su escaso peso y la eficiencia de la configuración del sistema de asistencia permiten a la LeMond Prolog ofrecer una autonomía de 72 kilómetros en el modo de menor asistencia, siempre según el fabricante. Opcionalmente puede añadirse una batería externa que puede añadir un 70% más de autonomía extra.

Los componentes que integra la Prolog también son de muy alta calidad. El cambio es un Shimano GRX RD 1x11 (un plato y un cassete de 11 piñones, el mayor de 40 dientes). El sistema electrónico Di2 permite el cambio instantáneo con solo presionar un botón, incluso en las condiciones más extremas. Los frenos de disco de accionamiento hidráulico cuentan también con palancas y discos del proveedor japonés.

motor transmision  LeMond Prolog

Motor eléctrico en el buje de la rueda trasera y transmisión con cambios electrónicos de la LeMond Prolog.

Aunque en las fotos se han retirado, los guardabarros de carbono son personalizados y de serie, así como los neumáticos Panaracer sin cámara que se montan sobre las llantas aerodinámicas LeMond LC30 de fibra de carbono, desarrollada en asociación con Munich Composites, un fabricante alemán de componentes aeroespaciales (todas las especificaciones en la web de LeMond Cycles).

Como era de suponer, la LeMond Prolog no es precisamente una bicicleta eléctrica económica. Su precio inicial es de 4.500 dólares (aproximadamente 3.700 euros al cambio), que la sitúa en el segmento de las bicicletas eléctricas con especificaciones técnicas similares que existen en el mercado.

Conversaciones: