Híbridos y Eléctricos

PRÓXIMAMENTE EN SUS PLATAFORMAS

Bird Two: así es el último patinete eléctrico de Bird, diseño orgánico para una imagen más limpia

Bird presente su último patinete eléctrico. Se trata del Bird Two, un patinete eléctrico de formas fluidas e imagen sólida que sólo estará disponible en las plataformas de movilidad compartida de la empresa

Bird Two.
Bird Two.

Bird es una compañía cuya razón de ser reside en promover la movilidad sostenible a través de sus plataformas de uso compartido, aunque también comercializa sus patinetes eléctricos para particulares. El último patinete eléctrico de su autoría es el Bird Two.

Se trata de un patinete eléctrico que promete mejorar en todo con respecto al último que dimos a conocer en Híbridos y Eléctricos, el Bird Air, cuyo precio de partida se situaba en 599 dólares. Un precio a priori es alto, pero dada la alta calidad de materiales que proponer la firma californiana, debería quedar justificado.

Conforme al Bird Air, el Bird Two pretende ir un paso más allá en términos de diseño, calidad de materiales y construcción. Realmente no podemos confirmar que la calidad de materiales haya aumentado, pero en base a las imágenes que ha publicado la empresa sobre su último patinete eléctrico, se puede decir que ha ganado solidez visual.

Es, principalmente, gracias a lo que ellos llaman "diseño infinito", queriendo asimilarlo a la imagen de un cisne. Se trata de un lenguaje de diseño que se desmarca del que hasta ahora hemos visto en otros patinetes eléctricos ya que a través de una continuidad en sus líneas ofrece una imagen mucho más orgánica y fluida.

Bird Two

El diseño del Bird Two pretende imitar la imagen de un cisne.

Dice Bird sobre su patinete eléctrico Two: "Diseñamos cada elemento en torno a la comodidad de nuestros pasajeros, sometiendo el vehículo a pruebas rigurosas para verificar su seguridad y durabilidad en todos los entornos".

Dice la firma americana que el Bird Two hereda tecnología del sector de la automoción. Es capaz de gestionar la carga de su batería en base a las condiciones de temperatura que se den, y además cuenta con sensores de daños y tecnología de autodiagnóstico inspirada en los de los coches. Así los mecánicos de la empresa pueden desplazarse hasta el punto en el que se encuentra apostado cualquier Bird Two para repararlo de manera fácil y eficiente, ya que antes sabrá qué tipo de fallo o daño tiene el patinete eléctrico en cuestión.

Y es que el Bird Two, al contrario que los Bird One y Bird Air, y para disgusto de los que quisieran comprar uno, está destinado a pisar las calles de manera exclusiva a través de su servicio de movilidad compartida, por lo que aquellos que quieran seguir disfrutar de la calidad de estos patinetes deberán optar por cualquiera de los otros dos modelos. De hecho en estos momentos el Bird Air está disponible en la web de Bird con un descuento extra del 25 % conforme a su precio original.

Bird two.

Bird Two.

Es precisamente por ello, por que está destinado a un uso en flotas de patinetes eléctricos compartidos, por lo que la empresa americana no entra en demasiados detalles técnicos acerca del Bird Two. Tan sólo declara que la capacidad de la batería es de casi el doble que el visto en su Bird One.

En estos momentos Bird ofrece sus servicios de movilidad compartida en todo el mundo, prácticamente. En España hay dos ciudades que gozan de los patinetes eléctricos de Bird, Madrid y Sevilla, y es probable que siga extendiéndose al resto del panorama nacional.

Recientemente Bird anunciaba que invertirá 125 millones de euros en ampliar su oferta en Europa. Los planes del proveedor de micromovilidad pasar por duplicar su presencia en Europa durante esta misma primavera y verano adentrándose en 50 nuevas ciudades y renovando y mejorando su oferta en ciudades existentes.

Conversaciones: