Híbridos y Eléctricos

C 300 E

Este híbrido enchufable tiene 115 km de autonomía eléctrica y cuesta la mitad que su hermano mayor

Por la mitad de precio que su hermano mayor, este híbrido enchufable logra más autonomía eléctrica y tiene más de 300 CV de potencia.

21C0053_041
Con 115 kilómetros de autonomía eléctrica, este híbrido enchufable se desmarca del resto.

Sin duda ninguna, y hablando en términos absolutos, el mejor híbrido enchufable a la venta actualmente es el Mercedes-Benz Clase S 580 e. Se trata de un modelo que logra 101 kilómetros de autonomía eléctrica y que aúna calidad, prestaciones y eficiencia por un precio que, desafortunadamente, se aleja de cualquier bolsillo medio, pues cuesta algo más de 135.000 euros. No obstante en la propia gama de Mercedes encontramos un modelo que logra aún más autonomía eléctrica y que cuesta menos de la mitad que el Clase S.

Se trata del Mercedes-Benz Clase C en versión C 300 e, un híbrido enchufable que con una carga completa de su batería promete hasta 115 kilómetros de autonomía eléctrica, así como un diseño y ejecuciones similares a las de su hermano mayor, sólo que en formato reducido.

No es, sin embargo, un modelo asequible en términos generales, pues su precio de partida arranca en los 62.279 euros antes de añadir ningún tipo de elemento opcional. Es también más caro de adquirir que su principal rival, el BMW Serie 3 eDrive, aunque también es cierto que este está muy lejos en cuanto a autonomía eléctrica, ya que en ninguna de sus dos versiones homologa más de 61 kilómetros en base al ciclo WLTP.

21C0053_037
El Clase C es la apuesta de Mercedes para el segmento D.

Es cierto que esta variante del Clase C no se puede acoger al Plan Moves III, ya que su precio supera el umbral establecido por la administración para poder optar a las ayudas del mismo, pero sin duda supone una muy buena opción para quienes quieran moverse a diario en modo 100 % eléctrico.

Además, y dado que se trata a fin de cuentas de un híbrido enchufable con motor y caja de cambios tradicional de doble embrague y 9 relaciones, por lo que promete ser cómodo y relativamente eficiente manteniendo velocidades de crucero altas, y se podrán plantear con él viajes por carretera de manera más libre que con un eléctrico puro.

21C0053_007
El diseño del Clase C y del Clase S es muy similar.

El Clase C 300 e esl por definición, una berlina típica del segmento D. Mide 4,75 metros de largo, 1,82 de ancho y disfruta de un maletero de 315 litros. Un espacio reducido en comparación con la versión térmica convencional, pues parte del volumen se va en alojar el paquete de baterías de 25,4 kWh de capacidad.

La batería servirá energía a un motor eléctrico situado en el eje delantero que logra una potencia de 129 CV (95 kW), mientras que un motor de gasolina, turboalimentado y de cuatro cilindros, será el principal actor del grupo motopropulsor aportando al conjunto una potencia máxima de 204 CV. La potencia total conjunta, pues, llega a los 306 CV, y gracias a un par motor de 700 Nm promete un 0 a 100 kilómetros por hora en 6,1 segundos.

21C0054_006
El interior del Mercedes Clase C es uno de los más espectaculares, no solo de su segmento, sino del mercado.

Más allá de una autonomía eléctrica muy superior a de cualquier otro híbrido enchufable, lo cierto es que el interior del Clase C, así como también de los E y S, son de los más tecnológicos que existen en la actualidad gracias a su sistema operativo MBUX. También de de los más espectaculares a nivel estético en su rango de precios gracias a la disposición de su pantalla central, que emerge desde la consola sin llegar a apoyarse en el salpicadero. Eso sí, como hemos podido comprobar en nuestra última prueba del Clase S 580 e, la marca sigue sin terminar de ajustar los interiores como se merecen coches situados en estos rangos de precio.

Conversaciones: