Híbridos y Eléctricos

DE LA CRRC

El nuevo 'tren bala' chino levita sobre los raíles y alcanza 600 kilómetros por hora

La empresa ferroviaria pública de China presentó ayer el que se postula como el medio de transporte terrestre más rápido del mundo. Se trata de un tren que a través de un sistema de levitación magnética será capaz de alcanzar velocidades de hasta 600 kilómetros por hora.

Captura de pantalla 2021-07-22 a las 12.48.43
Este es el tren presentado ayer por la CRRC.

El transporte por tierra tiene un nuevo máximo exponente en términos de velocidad. Es obra de la CRRC, y es un tren de levitación magnética que es capaz de alcanzar los 600 kilómetros por hora, lo que lo convierte en el medio de transporte terrestre más rápido hasta la fecha.

El tren en cuestión es real, y fue presentado ayer en China por la empresa ferroviaria pública del país asiático CRRC (China Railway Rolling Stock Corporation), y tiene un mecanismo basado en un sistema de levitación magnético que hace que los vagones del tren floten sobre los mismos raíles, lo que reduce la fricción y permite viajes a mayor velocidad. También ayuda al tren a emitir niveles más bajos de contaminación acústica y requiere menos mantenimiento que otros trenes de alta velocidad, según ha dado a conocer el principal ingeniero del CRRC a varios medios chinos.

No obstante, y a pesar de que probablemente la mayoría de lectores no supiera de su existencia, no se trata de una tecnología inédita en la historia, pues China lleva operando trenes de levitación magnética desde principios de este siglo.

Fue más concretamente durante 2004 cuando el primer tren de levitación magnética ofreció su primer viaje público, y ha operado ininterrumpidamente desde entonces entre la ciudad de Shanghái y uno de los principales aeropuertos de la misma, cubriendo una recorrido de en torno a 30 kilómetros, por lo que se trata de una solución que por muy prometedora que se plantee, de momento tan sólo ha servido para cubrir un trayecto a pequeña escala.

Además, para cubrir el recorrido en cuestión se necesitó de una inversión superior a los mil millones de dólares americanos, y aún a estas alturas no se ha conseguido amortizar el desembolso que China tuvo que efectuar para materializar este tren, conformando un pérdida de más de cien millones de dólares por cada año de funcionamiento.

Según ha dado a conocer Carscoops, la CRRC china está estudiando distintas nuevas conexiones para trenes de levitación magnética, incluida una que una las ciudades de Shanghái y Hangzhou y otra que conecte las de Chengdu y Chongqing (tres de las mayores urbes del país).

A través de estas nuevas potenciales conexiones el gobierno de China tiene como objetivo conectar más de sus grandes ciudades entre sí para reducir el tiempo y los gastos necesarios para viajar por un país que es de los más extensos del mundo, y siendo además uno de los que mayores núcleos poblacionales acumula. Si se llegar a implementar una conexión entre dos puntos distintos, cada vagón de este nuevo tren podrá transportar a un total de cien viajeros.

Siendo capaz de alcanzar 600 kilómetros por hora, de establecerse una conexión de trenes de levitación magnética entre las ciudades de Shanghái y Pekín (entre las que existe una distancia de más de 1.200 kilómetros, el trayecto podría ser cubierto en poco más de dos horas, aun teniendo en cuenta que durante todo el recorrido no podrá viajar a su velocidad máxima y que necesitará de diez kilómetros para detenerse por completo, que se muestra un avance significativo sobre el tren de levitación magnética que opera entre el mencionado aeropuerto y Shanghái, pues éste necesita de 16 kilómetros.

Conversaciones: