Híbridos y Eléctricos

¿DIGITALES O CONVENCIONALES?

El truco que plantea Elon Musk para los retrovisores del Tesla Cybertruck

La pick-up de Tesla todavía está lejos de ver la luz, pero las primeras informaciones surgen a base de filtraciones o comentarios de Elon Musk en las redes sociales.

Tesla Cybertruck
Tesla Cybertruck

No hace falta que te digamos cómo es el diseño del Tesla Cybertruck. Desde que fuera presentado en 2019, todo el mundo tiene guardado a fuego su impresionante diseño. Cuando fue presentado tenía muchas características especiales, y una de ellas era la ausencia de espejos retrovisores exteriores. Una condición que gustó a muchos que ya se imaginaban cómo sería esa pick-up en el mundo real.

Sin embargo, las primeras unidades de prueba se han mostrado con espejos convencionales. Esto ha hecho saltar las alarmas de aquellos que realmente ansiaban contar con los espejos digitales al más puro estilo del Audi e-tron. Como era de esperar, las redes sociales se han cargado de comentarios diversos al respecto. Muchas de esas voces están en contra del formato tradicional, pues supone una ruptura con las bases futuristas del modelo.

En este punto hay que echar un vistazo a lo que dice la legislación de tráfico de Estados Unidos. En ella se especifica de la necesidad de montar espejos exteriores que garanticen la perfecta visibilidad perimetral del vehículo. Muchas empresas antes que Tesla han coqueteado con la posibilidad de montar cámaras en lugar de retrovisores, pero ninguna antes había planteado la posibilidad que la marca californiana, ahora afincada en Texas, está barajando.

Así lo ha hecho saber el propio Elon Musk a través de su red social favorita: Twitter. El magnate ha respondido a un comentario negativo sobre la presencia de espejos retrovisores tradicionales alegando la obligatoriedad de estos. Sin embargo, también ha desvelado que los ingenieros están trabajando en un sistema que permita al conductor desmontarlos fácilmente cuando estos no sean de obligado montaje. Un truco diferente y algo complejo si tenemos en cuenta todo lo que supone.

Tesla es conocida en el mundo por sus actualizaciones vía inalámbrica. Actualizaciones que mejoran las características de los coches sin la necesidad de pasar por talleres o concesionarios. La idea que plantea Musk es la de poder quitar los espejos tradicionales si en algún momento cambian las legislaciones. Si esto llega a ocurrir, algo posible, la Cybertruck tendrá que contar de base con una preinstalación para ofrecer un sistema diferente, y he ahí lo extraño y lo raro de todo ello.

Obviamente el hecho de incorporar un elemento tradicional en una pick-up revolucionaria y futurista como la Tesla Cybertruck no es lo que todo el mundo quiere. Mientras tanto el proyecto sigue avanzando lentamente. Los retrasos se acumulan y todavía no hay fecha de lanzamiento oficial a la vista. 2023 parece ser el año indicado para la entrada en producción, aunque también podría retrasarse una vez más.

Conversaciones: