Híbridos y Eléctricos

ÁLVARO VÁZQUEZ, DIRECTOR DE NEGOCIO EMOBILITY DE ABB ESPAÑA

"Lo que determina la movilidad de un país no son los cargadores domésticos, sino las grandes vías de comunicación"

La infraestructura de recarga para vehículos eléctricos en España se encuentra en plena expansión y queremos conocer la visión de Álvaro Vázquez, director del negocio de emobility de ABB España, una empresa líder mundial en soluciones de recarga.

Álvaro Vázquez, Director de Negocio Emobility de ABB España.
Álvaro Vázquez, Director de Negocio Emobility de ABB España.

ABB es líder mundial en infraestructura de vehículos eléctricos y ofrece la gama completa de soluciones de carga y electrificación para automóviles eléctricos, autobuses eléctricos e híbridos, así como para barcos y ferrocarriles. La empresa con sede en Suiza entró en el mercado de carga de vehículos eléctricos en 2010 y ha vendido más de 14.000 cargadores rápidos en más de 80 países. Hemos hablado con Álvaro Vázquez, director del negocio de emobility de ABB España para que nos de su visión e impresiones acerca de la actualidad de la infraestructura de recarga en España.

Pregunta: España es un país que va a remolque en el desarrollo de la movilidad eléctrica respecto a muchos de nuestros vecinos europeos. ¿Por qué crees que es así? ¿Cómo ves el presente y el futuro de la movilidad eléctrica en España? ¿Cuáles son los retos a corto y medio plazo?

Respuesta: Hay muchos factores que hacen que España vaya algo por detrás de sus vecinos. Algunos son puramente geográficos (España es grande en extensión, es normal hacer recorridos de varias horas, mientras que otros países tienen menos kilómetros de carreteras interprovinciales). Otros son económicos, por ejemplo la renta per cápita en los países nórdicos y los precios y modelos de los coches tradicionales siempre han sido de mayor cuantía y gama que en España, por ello y por los incentivos que ayudan al cambio, el paso a los coches eléctricos ha sido más natural que en España, donde el valor del coche medio estaba lejos del valor del coche eléctrico. Este salto cada día se acorta más, y cuanto más se acerquen los precios a los valores normales de compra de coches en España, la velocidad se incrementará, sin duda.

El presente y el futuro de la movilidad eléctrica en España es brillante, el de un país que sabe lo que quiere hacer, pero que quiere hacerlo bien, y por eso tenemos que trabajar mucho entre todos para que todo paso que se dé para fomentar la movilidad eléctrica sea un paso sólido, bien dado, y que permita construir una infraestructura de recarga eficiente y duradera.

Los retos a corto plazo consisten en juntar la realidad de los puntos de recarga útiles (que el coche se cargue en el tiempo que tengo, no tener que esperar) con la necesidad de potencia para dar ese servicio en el lugar que el cliente desea (debemos acercar los puntos de recarga a la población, no pedirles que se desplacen para cargar). Esto se traduce en alta potencia para cargar, en el sitio adecuado. Para eso, desde ABB tenemos una gran experiencia, y sabemos cómo optimizar las soluciones de recarga en todos los usos.

P: En los últimos meses estamos viendo cómo el despliegue de la infraestructura de recarga rápida se ha acelerado de forma importante. Aunque el negocio de operar puntos de recarga todavía no es muy grande, parece haber una especie de batalla por conseguir las mejores ubicaciones. Además, estamos viendo cómo grandes empresas del sector energético están haciendo inversiones importantes. ¿Cómo ves el desarrollo de la infraestructura de recarga en nuestro país? ¿Cómo ves el futuro cercano?

R: Unido al imparable avance del vehículo eléctrico, viene el imparable avance de la instalación de infraestructura. Y evidentemente, hay lugares mejores que otros, más interesantes para las personas que conducen un vehículo eléctrico, y las empresas desean coger esas ubicaciones, como es natural. El futuro cercano es muy interesante, para ver cómo se adecuan los servicios y ofertas alrededor de la recarga… ¿Qué haces mientras cargas? Esa es la gran pregunta que se hacen hoy las empresas interesadas.

2

P: España es un país donde el 70% de la población vive en grandes áreas urbanas y en el que muchas familias no disponen de un garaje, lo que limita posibilidad de cargar un hipotético coche eléctrico. ¿Cómo crees que se solucionará esto en el largo plazo? ¿Llegará un momento en el que las familias puedan plantearse la compra de un coche eléctrico sin tener punto de recarga en casa?

R: Sinceramente, creo que sí. Ninguno de nosotros tenemos un surtidor de gasolina en el garaje y el coche funciona. La clave no es cargar en casa o en el trabajo, si puedes cargar mientras haces las compras, vas al gimnasio, comes o paseas. El coche eléctrico es viable. Lo importante es cargar mientras hacemos nuestra vida normal, sin tener que modificarla solo por cargar. Por ello, ahora que los negocios de nuestro día a día empiezan a tener punto de recarga y podemos hacer uso de ellos mientras hacemos otras cosas, no es imprescindible tener un garaje o una vivienda unifamiliar.

P: La revolución de la movilidad eléctrica ha llegado para quedarse, pero está ocurriendo a diferentes velocidades según el país. Más allá de los países habituales ¿Cuáles son los principales mercados emergentes donde ABB ve mayor potencial?

R: Sin duda China. El mercado de vehículo eléctrico en China es indiscutible, no hay debate. Y después de ellos, evidentemente va ligado a la cantidad de población… es un fenómeno global.

P: ABB tiene una gama de productos que cubre todas las necesidades del mercado, desde la recarga doméstica hasta recarga de alta potencia mediante pantógrafos para vehículos pesados como los autobuses. El posicionamiento y reconocimiento de ABB en el sector de la movilidad eléctrica eléctrico es claro, donde además podemos verle como patrocinador principal de la FIA Fórmula E. ¿Qué ofrece ABB que no tenga la competencia? ¿Por qué alguien debería elegir un cargador con tecnología ABB?

R: Garantía de permanencia. ABB no solo te garantiza que el cargador funciona hoy, sino que siempre estará detrás para mantener y actualizar las infraestructuras, cuando sea necesario. Igual que con otros negocios como robótica, el trabajo de verdad empieza el día después de la puesta en marcha, es en ese momento cuando una empresa demuestra si es algo más que un fabricante de equipos, pasando a ser un socio en el negocio de nuestros clientes.

3

P: La competencia en el segmento de los cargadores domésticos es enorme, con innumerables marcas con productos para todos los gustos. Mientras que en recarga rápida es punta de lanza, el doméstico es el segmento donde quizá ABB es más desconocido. ¿A qué se debe? ¿Cuál es la estrategia a seguir para recuperar terreno en este segmento?

R: La naturalidad del mercado traza la línea. Lo que determina la movilidad de un país no son los cargadores domésticos, sino las grandes vías de comunicación. Como en el sistema circulatorio humano, tenemos arterias (varias, principales y que llegan de punta a punta con gran caudal), venas (muchísimas, que llevan la sangre de las arterias a zonas más concretas) y capilares (millones, que llevan la sangre a todos y cada uno de los sitios donde debe usarse), pero para que la sangre llegue a todos las arterias deben funcionar bien. Si las arterias y las venas no funcionan, los capilares no tienen sangre.

En la infraestructura de recarga pasa lo mismo, de nada sirve una red extensa de cargadores lentos, si no están las arterias y las venas que permitan que los usuarios hagan su vida normal, desplazándose por donde necesitan para llegar a destino. Por ello en ABB y en España hemos estado centrados en la grandes infraestructuras de recarga, con los Terra HP 175/350 kW (las arterias) que articulan las autopistas, después los Terra 54 (50 KW) que actúan como las venas del símil, permitiendo una circulación fluida por las ciudades, con una coherencia entre potencia y tiempo, y ahora llega el momento importante para los cargadores AC, donde tenemos nuestros Terra AC, que llegan en el momento perfecto para complementar las grandes infraestructuras.

P: Respecto a los puntos de recarga rápida, un segmento más tecnológico, ABB es líder. ¿Cómo ha ido evolucionando este mercado en los últimos años? En los inicios se apostaba más por los tríos (Tipo 2 + CCS + CHAdeMO), después el AC ha ido desapareciendo de la ecuación y ahora parece que le toca desaparecer al CHAdeMO, empujado por los fabricantes asiáticos que también lo van perdiendo. ¿Habéis notado esta tendencia? ¿En el caso del AC parece claro, pero está el conector CHAdeMO condenado a morir en Europa?

R: No se puede decir con rotundidad, porque son dos casos muy diferentes. El cargador AC y el DC tienen usos muy diferentes. Al principio la tendencia era “poner un cargador que valga para todo” y se ponía CCS+CHAdeMO+AC. Pero tenía la pega de que si alguien con un AC usaba esa plaza para cargar en lento, los usuarios que buscaban cargas rápidas tenían que esperar horas, y el propietario veía como su negocio tenía poca rotación. Por eso la tendencia es fijarse más en el uso de la plaza de aparcamiento más que en el cargador. Plaza “rápida”= cargador DC (CCS2/CHAdeMo) y plaza “lenta” = cargador AC. Así los dos usuarios tienen su plaza disponible.

Respecto a CCS2 y CHAdeMO es más complicado, porque su implantación depende de los fabricantes de coches y las ventajas e inconvenientes que estos vean a ambos sistemas. Sí que es verdad, que estadísticamente hablando, CCS2 tiene ahora mismo una mayor cuota de mercado, y una tendencia alcista, pero tampoco parece que CHAdeMO desaparezca en el corto plazo.

P: A pesar de que el despliegue de infraestructura de recarga rápida comenzara (hace casi ya 10 años) con cargadores de 50 kW, en los últimos tiempos estamos viendo un giro hacia la recarga ultrarrápida (>150 kW).¿Estáis notando un aumento de la demanda de estos productos?¿Qué será de los cargadores de 50 kW en este nuevo escenario? ¿Están condenados a desaparecer del catálogo en el medio plazo?

R: Como he comentado antes, cada uno tiene su nicho, su uso, vinculado al “tiempo de satisfacción”, el tiempo que un cliente está dispuesto a pasar en un determinado establecimiento y puede aprovechar para cargar. Los ultrarrápidos atienden un tiempo de satisfacción de 15 minutos, los 50 kW entre 20 y 40 y los nuevos Terra DC 22 kW atienden al sector de 1-2h, como los centros comerciales, restaurantes, etc.

4

P: Quería preguntarte también acerca de los nuevos puntos de recarga HV diseñados para recargar las nuevas arquitecturas eléctricas de 800 voltios como la del Porsche Taycan. Parece que el medio-largo plazo muchas marcas podrían acabar optando por estas arquitecturas. ¿Acabarán desplazando a los habituales de 400 V? ¿Tiene sentido hoy para un cliente vuestro no apostar por el cargador de 800 V y quedarse en el de 400 V?

R: Todos los productos de ABB en CCS2 tienen la salida estándar de 190 a 920 VDC, porque entendemos que a mayores tamaños de coche, mayores autonomías y mayor tamaño de baterías, lógicamente empezarán a subir los voltajes de las mismas. Esto es así para los Terra DC Wallbox 22 kW, los Terra 54, 94, 124, 184 y para los Terra HP. Ahora mismo coexisten dos gamas Terra 54 (400 V) y Terra 54 HV (High Voltage, 800V) para que los clientes puedan optar por aquel que consideren conveniente a su instalación.

P: Has mencionado un par de veces el cargador DC de pared, una segmento que es probablemente el más desconocido del mercado (carga hasta 24 kW en DC). Es un cargador que está a medio camino entre la recarga acelerada en AC y la recarga rápida en DC. ¿Qué ubicaciones son las ideales para este tipo de producto? ¿Crees que a la larga la recarga acelerada o de destino se realizará en el futuro con cargadores DC de pared por delante de los AC?

R: Creo que es un ecosistema de recarga. Según coches, usos, incluso días de la semana, el mix puede variar. Por tanto, una buena planificación versátil donde los 22 KW sean DC y los AC sean de 7 u 11 KW para ahorrar coste y potencia contratada, es la mejor opción ahora y en futuro.

P: Los autobuses eléctricos están llamados a dominar buena parte del transporte público urbano en nuestras ciudades. España es, además, punta de lanza en su fabricación con empresas como Irizar o CAF. Sin embargo, en este tipo de vehículos la recarga es más especializada y compleja, sobre todo si hablamos de la recarga en ruta mediante pantógrafos. ¿Qué puedes contarnos sobre el despliegue de este tipo de infraestructura en España? ¿Estáis haciendo instalaciones? ¿Notáis aumento de demanda? ¿Cómo ves su futuro?

R: Sin duda, probar un autobús eléctrico cambia tu mente. El silencio, el confort, la falta de vibración... Las ciudades que implementan bus y vehículo pesado eléctrico ven drásticamente reducida la sensación de ruido por parte de la ciudadanía. Respecto a la demanda, todavía no se nota en España una demanda consistente, pero si se nota una aceleración en los proyectos de implementación.

5

P: Por el momento, muchos clientes todavía cargan sus coches de una forma totalmente “pasiva”, es decir, los cargadores se limitan a gestionar el flujo de potencia, pero sin aportar ningún tipo de intercambio de datos ni valor añadido. Sin embargo, parece claro que el futuro de la recarga (sobre todo cuando alcancemos porcentajes importantes de coches eléctricos sobre el total) se dirige hacia la digitalización, donde recarga inteligente se encargará de facilitar la penetración de energías renovables, proporcionar servicios de red, recargar en las horas más baratas, evitar saturaciones en la red de distribución, e incluso alimentar los hogares o empresas a través del V2G. ¿Cuál es la visión de ABB en este sentido?

R: El V2G es indudablemente el futuro, unido a las energías renovables, las baterías, especialmente su segunda vida, las ciudades inteligentes y la energía descentralizada. Sin embargo, su complejidad legislativa y tecnológica hacen que todavía este un poco lejos. Digámoslo así: Meter electricidad “normal” de la red en un coche, es complejo, pero siempre es igual, la red es la red y la usas en cualquier sitio. Meter electricidad de una batería cualquiera en la red en cualquier momento, lugar, ubicación… es más complejo. La necesidad de normativas de “cómo se saca la energía batería de un coche”, implica que los fabricantes de coches, baterías, inversores y las operadoras de la red eléctrica estén totalmente coordinados. Y no solo en España, sino en todo el mundo.

P: Los coches eléctricos no paran de evolucionar e incorporar nuevas innovaciones y la recarga deberá evolucionar con ellos. ¿Cuáles crees que son las innovaciones que veremos próximamente en el ámbito de la recarga?

R: Creo que las próximas innovaciones irán destinadas a la experiencia de usuario, con el protocolo OCPI, autocharge y demás innovaciones destinadas a que la recarga sea fácil y sencilla.

P: Por último, ¿Cuáles son tus deseos para este cierre de 2020 y de cara a 2021 en el sector de la movilidad eléctrica en nuestro país?

Mis deseos para este próximo año es que aquellas personas que deseen y decidan avanzar en un mundo mejor, más limpio, más sano, puedan avanzar confiando en que sus pasos son firmes, que sus inversiones son fundamentadas en la tecnología correcta, y que los trámites permitan implementar sus ideas en la realidad, para que las ciudades y las personas que vivimos en ellas disfrutemos de la realidad de la movilidad eléctrica, y no solo de la ilusión de un mundo más limpio.

Conversaciones: