SALÓN DE GINEBRA 2019

Piëch Mark Zero, el rompedor bólido eléctrico desvela el gran secreto de sus baterías

Ya se han desvelado las primeras imágenes del Mark Zero, un deportivo eléctrico que es la carta de presentación con el que la empresa suiza Piëch Automotive debutará en el mercado de los vehículos eléctricos.

Este es el aspecto exterior del  deportivo eléctrico Mark Zero.
Este es el aspecto exterior del deportivo eléctrico Mark Zero.

Piëch Automotive ha desvelado las primeras imágenes de su primer deportivo eléctrico, el Mark Zero, que está presente en el Salón del Automóvil de Ginebra. Los 500 kilómetros de autonomía que homologará son fruto la nueva tecnología de su batería, de la que también se han revelado algunos secretos. Sus principales características diferenciadoras están en el proceso de carga y descarga, particularmente rápido y exento de sobrecalentamientos perjudiciales para su vida útil.

El Mark Zero tiene un diseño exterior con ciertos parecidos a un Porsche 911. Cuenta con un motor eléctrico asíncrono situado en el eje delantero que entrega 150 kW (201 CV) y otros dos motores síncronos, situados en el eje trasero, que proporcionan 150 kW adicionales cada uno. 

A GT sports car that delivers a successful and coherent combination of timeless design, substantialperformance, consummate craftsmanship and technical perfection.

El Mark Zero estará presente en el Salón del Automóvil de Ginebra.

Las celdas de batería que montará Piëch Automotive en el Mark Zero provienen de grupo chino Desten, con sede en Hong Kong, que cuenta con un centro de investigación y desarrollo en Qingdao. La compañía ya opera más de 210.000 estaciones de carga en más de 300 ciudades y con este acuerdo de suministro, quiere desplegar su negocio en el sector de la industria automotriz. La empresa ha adquirido experiencia en el diseño y fabricación de celdas individuales y paquetes de baterías completas en el sector del consumo. Su innovadora tecnología cuenta con tiempos de carga extremadamente cortos evitando alcanzar temperaturas excesivamente altas. 

En el Mark Zero, las baterías están instaladas a lo largo del túnel central y sobre el eje trasero. De este modo, y según el comunicado de la propia compañía, permiten “una posición de asiento baja típica de los coches deportivos”, ya que evitan situarla debajo del piso, lo que obliga a sobreelevar los asientos.

Gracias a su bajo calentamiento la refrigeración de la batería del Mark Zero se limita a un sistema pasivo en el que el aire circulante se encarga de envolver el habitáculo en el que se encuentra. Esto contribuye en un ahorro de peso de unos 200 kilogramos, dejando el total por debajo de los 1.800 kilogramos. Todas estas características contribuyen a que el Mark Zero sea capaz de alcanzar hasta 500 kilómetros de autonomía en el ciclo de homologación WLTP. El precio de venta, no anunciado oficialmente, rondará los 200.000 euros.

The Piëch Mark Zero takes the core design elements of the great GT sports car era, combines them with new design options, and rigorously evolves them into the 21st century. Refined and reduced to the essentials. Minimalist, with an elegant simplicity and a timeless, functional aesthetic that is sure to outlast the short-lived trends.

El Mark Zero permite una posición baja de conducción, gracias a que la batería se sitúa en el túnel central y sobre el eje trasero.

Detrás de Piëch Automotive está Anton Piëch, el hijo del ex presidente de Volkswagen Ferdinand Piëch, bisnieto de Ferdinand Porsche. La empresa tiene sedes en Zúrich y Múnich. Su estrategia de marca se baja en la plataforma modular, además de Mark Zero, permitirá la construcción de hasta 60 variantes diferentes y está desarrollada para admitir las tecnologías de conducción autónoma. Piëch ya ha anunciado el desarrollo de un SUV y una berlina de cuatro plazas. La plataforma admite, además de tecnologías puramente eléctricas, versiones híbridas enchufables, célula de combustible y motores de combustión.

Conversaciones: