Híbridos y Eléctricos

WEBASTO

Baterías modulares para furgonetas, autobuses o camiones eléctricos con hasta 350 kWh de capacidad

Webasto ha presentado un sistema de batería modular para vehículos eléctricos comerciales, furgonetas, camiones y autobuses, que puede alcanzar los 350 kWh de capacidad gracias a 10 módulos de 35 kWh cada uno que funcionan a 400 u 800 voltios.

Sistema de batería modular Webasto.
Sistema de batería modular Webasto.

El proveedor alemán Webasto presentó hace unos días, en el SEMA de Las Vegas, un nuevo sistema de batería modular acompañado un sistema de gestión térmica específico y la solución de recarga compatible. Con ella se puede alcanzar una capacidad energética máxima de 350 kWh, añadiendo módulos de 35 kWh, que funcionan a voltajes de 400 V y 800 V. Su tamaño compacto y su fácil configuración permiten que pueda ser adaptado a la arquitectura de cualquier vehículo eléctrico comercial, desde furgonetas, a camiones y autobuses.

Webasto es un suministrador alemán de la industria automotriz que, desde 2017, también ha estado desarrollando y produciendo soluciones de carga y sistemas de baterías para vehículos eléctricos. Poco antes de que Ford presentase el Mustang Mach-E, durante el SEMA y en colaboración con Webasto, se presentó el Mustang Lithium, una versión eléctrica del deportivo americano con 671 kW (900 CV) de potencia que genera un par de 1.355 Nm. Aprovechando la expectación creada por este modelo, el proveedor ha aprovechado para mostrar, en el mismo stand de Ford del famoso salón del automóvil, su nuevo sistema de batería modular, acompañado de su correspondiente sistema de gestión térmica y la solución de recarga apropiada.

El sistema de batería escalable Webasto CV está diseñado para ofrecer flexibilidad en su configuración y para adaptarse a las necesidades de cada proyecto. Su formato compacto permite que los paquetes de baterías sean fáciles de configurar para el equipo de ingeniería de los clientes de la empresa, de forma que puede adaptarse a la plataforma de cualquier vehículo eléctrico comercial. Con él, Webasto cumple con los requisitos de muchos de los fabricantes de vehículos eléctricos, ofreciendo una solución rentable incluso para vehículos que se fabriquen en un volumen reducido.

Motor eléctrico del Mustang Lithium desarrollado en colaboración con Webasto

El Mustang Lithium emplea un motor eléctrico de Webasto.

Cada paquete de baterías tiene una capacidad energética de 35 kWh de energía y en total se pueden conectar hasta 10, resultando una capacidad total máxima de 350 kWh. Con las versiones de 400V y 800V disponibles, el sistema se puede configurar fácilmente a través de la interfaz de conexión del vehículo (VIB), que es el sistema que gestiona y administra la batería y la unidad de distribución de energía. Para cumplir con todos los protocolos de seguridad que se les exigen a las baterías, dentro del paquete los módulos autónomos incluyen cartuchos desecantes que reducen la condensación, sensores integrados de detección de fugas térmicas y monitores de presión de última generación. 

Por ahora, este sistema de batería está disponible en Estados Unidos, pero según Mark Denny, presidente y CEO de Webasto, “con la expansión de los sistemas de baterías, los equipos de prueba, la administración térmica y sistemas de recarga los fabricantes grandes y pequeños cuentan con un proveedor con gran experiencia que trabaja en América del Norte, Europa y China”.

Gestión térmica

El acondicionamiento térmico de la batería es esencial para alargar su vida útil y mantener un rendimiento apropiado durante todo este periodo. Por eso, acompañando a la batería modular, Webasto ofrece sistemas de gestión térmica preconfigurados para su batería modular y ​​también desarrollos personalizados para los fabricantes. Utilizando configuraciones de enfriamiento activo y pasivo, por calentamiento de fluido eléctrico y bomba de calor, la gestión térmica de Webasto mantiene las baterías en su rango óptimo de temperatura asegurando su rendimiento y reduciendo la degradación que sufren con los ciclos de carga y descarga, con el objetivo de mantener la máxima capacidad energética, y por lo tanto la autonomía, en los vehículos en los que se implementa.

Conversaciones: