Híbridos y Eléctricos

SU PRECIO SERÁ SORPRENDENTEMENTE BARATO

El deportivo eléctrico Qiantu K50 llegará a EEUU en 2020 de la mano de Mullen

El fabricante chino Qiantu venderá el deportivo eléctrico K50 en Estados Unidos a partir de 2020 gracias al acuerdo de colaboración firmado con el fabricante de coches eléctricos californiano Mullen Technologies.

El Qiantu K50 se fabricará y venderá en EE.UU. a partir de 2020.
El Qiantu K50 se fabricará y venderá en EE.UU. a partir de 2020.

El fabricante chino de automóviles Qiantu Motor se ha asociado con la compañía californiana de vehículos eléctricos Mullen Technologies para comercializar en Estados Unidos el Qiantu K50 eléctrico. Para este deportivo biplaza, que tiene previsto llegar en 2020, se anuncia un precio “sorprendentemente asequible”, ya que se fabricará en suelo americano, lo que permitirá eliminar los aranceles comerciales.

Qiantu es propiedad del grupo CH-Auto, una empresa que, en China, es reconocida por el diseño de sus nuevos coches eléctricos y el desarrollo de vehículos militares. Hace dos años planeaba la producción de los primeros prototipos del K50, siguiendo la estrategia de Tesla de crear un modelo de lujo para financiar el desarrollo de una gama de productos asequible. Por su parte, Mullen ha estado trabajando para llevar al mercado el Mullen 700e, un sucesor de la limusina eléctrica de Coda, que quebró en 2013.

En 2018, y tras varias negociaciones, ambas empresas han firmado un acuerdo de cooperación por el que se comprometen a colaborar con el objetivo de que Mullen homologue, ensamble y comercialice el K50 en Estados Unidos a partir de 2020. Mullen comenzará a aceptar las reservas de las primeras unidades, en número limitado, a partir del año que viene.

Qiantu K50

El Qiantu K50 es un deportivo eléctrico de dos plazas fabricado en fibra de carbono y aluminio.

El Qiantu K50 es un deportivo eléctrico de dos plazas fabricado en fibra de carbono y aluminio. Sus dos motores eléctricos ofrecen una potencia conjunta de 300 kW (402 CV). La fabricación se realizará íntegramente en Estados Unidos, si bien parte de los componentes serán importados de China directamente para ser ensamblados, mientras que otros serán de origen estadounidense. Esta estrategia debe suponer un importante ahorro en aranceles de importación que deberían trasladarse al precio final del vehículo.

De las ventas y la distribución se encargará Mullen Technologies, que también es propietaria de Mullen Auto Sales, una cadena de concesionarios de automóviles que está creciendo muy rápidamente y en los que estará presente el K50. De forma complementaria, también contarán con la plataforma digital de compra-venta de automóviles Carhub.

Conversaciones: