Híbridos y Eléctricos

PRESENTADO EN EL SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE GINEBRA

Hispano-Suiza renace de la mano del superdeportivo eléctrico Carmen

El histórico fabricante español Hispano-Suiza renacerá en el Salón del Automóvil de Ginebra de la mano de Carmen, un superdeportivo eléctrico de 1,5 millones de euros con 1.000 CV de potencia.

Carmen, el superdeportivo eléctrico con el que Hispano-Suiza renacerá en el Salón de Ginebra.
Carmen, el superdeportivo eléctrico con el que Hispano-Suiza renacerá en el Salón de Ginebra.

La resurrección de marcas legendarias de automóviles le ha llegado también al fabricante español Hispano-Suiza con la presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra de un nuevo coche eléctrico, todavía en fase conceptual. El regreso lo hace de la mano del Grup Peralada, propietario de la marca, cuyo vicepresidente es Miguel Suqué Mateu, bisnieto del Damián Mateu, fundador de la marca. Su nombre será Carmen, un homenaje a la madre de los hermanos Suqué Mateu, nieta del fundador de Hispano-Suiza y ya puede ser reservado a través de su web.

Fundada en Barcelona en 1904, la empresa española se dedicó al diseño y producción de automóviles de lujo, con una gran repercusión entre 1920 y 1940. Fue nacionalizada en 1946 y de ella surgió ENASA, que, además de automóviles de lujo y fabricaba camiones bajo la marca Pegaso.

Tras 73 años de silencio, Ginebra parece un lugar muy apropiado para renacer y presentar un nuevo modelo de la marca, un superdeportivo eléctrico que atraerá las miradas de la mayoría de sus visitantes, en una edición plagada de novedades eléctricas. Ya en 2000 y 2001, también en Ginebra, con su cesión a otras empresas, hubo un par de intentos por parte de la marca de regresar al mercado con la presentación de un concept muy poco convincente basado en un chasis de Audi y un motor de Ford.

Dubonnet Xenia de 1938

Dubonnet Xenia de 1938.

El concept que Hispano-Suiza presentará en Ginebra bajo el nombre de Carmen está inspirado en el modelo Dubonnet Xenia de 1938, un espectacular cupé basado en el chasis del Hispano-Suiza 46 CV HC con un motor de avión del mismo fabricante. Su exclusiva carrocería es obra del francés Jaques Saoutchik e incorpora un sistema de suspensión diseñado por el piloto de carreras y militar André Dubonnet.

Carmen ha sido diseñado, desarrollado y fabricado a mano en Barcelona. En su página web la compañía muestra la silueta de un vehículo de gran lujo, formado por un monocasco de fibra de carbono que cuenta con un tren de potencia totalmente eléctrico. Este lo suministra QEV Technologies, una empresa española que ofrece soluciones completas de electromovilidad y que está asociada al equipo Mahindra de la Fórmula E y al fabricante chino BAIC.

Montado sobre un chasis de nueva generación, de su diseño tan solo se conoce la silueta que muestra el anuncio de su presentación. Será capaz de desarrollar 745 kW de potencia (1.000 CV) con el que acelerará de 0 a 100 km/h en tan solo dos segundos. La velocidad máxima que podrá alcanzar es de 240 km/h y su autonomía será de 400 kilómetros.

Chasis monocasco del Hispano-Suiza Carmen

Chasis monocasco del Hispano-Suiza Carmen.

Las 19 unidades que se fabricarán de este coche serán entregadas entre 2019 y 2023. Ya pueden reservarse a través de la página web de Hispano-Suiza, aunque para hacerse con una de ellas habrá que desembolsar aproximadamente un millón y medio de euros. Uno de ellos se quedará en propiedad para la familia y el resto, en su mayor parte, irá a manos de coleccionistas. Los propietarios estarán obligados por contrato a mantener el vehículo en propiedad durante dos o tres años, para evitar que lo adquieran solamente como una inversión.

Conversaciones: