Híbridos y Eléctricos

EL PRIMERO DE LA GAMA

Ya es oficial: nuevo Mazda CX-60, un SUV híbrido enchufable con 63 km de autonomía eléctrica

Mazda ha presentado oficialmente su primer modelo híbrido enchufable. El CX-60 PHEV es un SUV con tracción trasera que estrena una nueva plataforma y que será capaz de recorrer hasta 63 kilómetros en modo eléctrico siempre que circule por debajo de los 100 km/h.

Mazda CX-60 PHEV SUV hibrido enchufable-portada
Mazda CX-60 PHEV SUV hibrido enchufable-portada

El CX-60 es un SUV híbrido enchufable de mayor tamaño que el CX-5 que forma parte del grupo de vehículos grandes que el fabricante japonés tiene previsto comercializar en Europa, junto al CX-80, de mayor tamaño. Está asentado sobre una nueva plataforma desarrollada para albergar un sistema de propulsión híbrido enchufable de tracción trasera. Entre sus características más sobresalientes, además del cuidado diseño que ofrece la marca y de su habitual puesta a punto, destaca una potencia de 327 CV que convierten al CX-60 en el modelo de producción más potente de la historia de la marca y que además es capaz de recorrer hasta 63 kilómetros en modo eléctrico.

Con antelación a la presentación oficial, Mazda había ofrecido un adelanto del CX-60 PHEV a través de algunas imágenes de detalles de su diseño exterior y su salpicadero. Finalmente, en esta presentación, la firma japonesa muestra el que es su modelo más importante en más de una década, puesto que incluye todo lo que la marca ha ido incorporando durante un siglo: diseño exterior e interior, acabados premium, alta tecnología y motorizaciones ecológicas.

Diseño exterior e interior

Según indica Mazda, el CX-60 transmite la inteligencia y la elegancia de la filosofía de diseño Kodo más novedoso combinado con el concepto japonés Ma que se basa en "la belleza tranquila y digna del espacio vacío". Todo ello encajado en un vehículo con tipología SUV, motor delantero y tracción trasera.

Mazda CX-60 PHEV SUV hibrido enchufable-interior2
El CX-60 PHEV es un SUV híbrido enchufable de cinco plazas que competirá contra en el segmento de los modelos que miden entre 4,5 y 4,7 metros de longitud.

En el interior, que Mazda califica como elegante y de muy alta calidad, se combinan los materiales más tradicionales, la estética japonesa y la alta tecnología. Al igual que ocurre en el MX-30, juega con conceptos como el Kaichô, con guarnecidos que mezclan diferentes materiales y texturas entre los que se incluyen madera de arce, el cuero napa, los textiles japoneses y los detalles cromados. Con la inspiración de la forma japonesa de unir los textiles, Musubu, Mazda ha dado forma a las costuras y los pespuntes.

Las molduras de madera, intencionalmente asimétricas e irregulares se inspiran en otro concepto japonés, el Hacho. Los patrones y las fibras de los guarnecidos cambian según la iluminación y la técnica de costuras colgantes Kakenui deja espacios entre los tejidos para entrever que material hay debajo.

En cuanto a la parte tecnológica, Mazda ha procurado situar todos los elementos de tal manera que ayudan a perfeccionar la experiencia de conducción. Para ello, un sistema de personalización reconoce quien se sitúa al volante y recoloca automáticamente todo su entorno (posición del asiento, volante, retrovisores, pantalla Head Up Display e incluso la configuración del sistema de sonido y la climatización) a sus preferencias.

Mazda CX-60 PHEV SUV hibrido enchufable-interior3
En el interior, se combinan los materiales más tradicionales, la estética japonesa y la alta tecnología.

Mecánica y especificaciones técnicas

El Mazda CX-60 e-SKYACTIV PHEV es el primero de una serie de modelos híbridos enchufables que la marca introducirá en Europa. En este caso, combina un motor de gasolina de 2,5 l. Skyactiv-G de cuatro cilindros e inyección directa con un motor eléctrico de 100 kW alimentado por una batería que funciona a 355 voltios de 17,8 kWh de capacidad (no se menciona si es útil o bruta).

La potencia total del conjunto es de 327 CV (241 kW) que es capaz de generar un par motor de 500 Nm, que se transmite a las ruedas traseras mediante una caja de cambios automática de ocho velocidades de nuevo diseño. Las prestaciones del conjunto se traducen en que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,8 segundos. Estas cifras convierten al CX-60 PHEV en el modelo de producción en serie más potente de la historia de Mazda.

Además, toda esta potencia se ofrece con unas emisiones contenidas gracias al sistema eléctrico que acompaña al conjunto. Según el ciclo de homologación WLTP, el Mazda CX-60 PHEV tiene un consumo combinado de 1,5 l/100 km y sus emisiones a la atmósfera de CO2 son de 33 gramos por kilómetro. Estas cifras se consiguen gracias al gran tamaño de su batería que con la carga completa y circulando a velocidades inferiores a 100 km/h, es capaz de ofrecer hasta 63 kilómetros de autonomía eléctrica. La recarga se logra en un cargador de corriente alterna normal de 220-240 V e intensidades de alrededor de 10 A (no un wallbox) en aproximadamente cuatro horas.

Mazda CX-60 PHEV SUV hibrido enchufable-interior1
El sistema híbrido enchufable del CX-60 e-SKYACTIV PHEV combina un motor de gasolina de 2,5 l. Skyactiv-G de cuatro cilindros e inyección directa con un motor eléctrico de 100 kW alimentado por una batería de 17,8 kWh de capacidad.

Comportamiento dinámico

El Mazda CX-60 incorpora la “Arquitectura escalable multisolución Skyactiv”, en línea con el planteamiento centrado en el ser humano de Mazda. En este sentido, la rigidez de la carrocería ayuda a que el conductor perciba la respuesta del vehículo de forma inmediata. Los asientos permiten a los ocupantes mantener el equilibrio de forma natural y la suspensión estabiliza y aploma el vehículo. El sistema de control del aplomo exclusivo de Mazda, Kinematic Posture Control (KPC), contribuye a que todos los elementos del coche se comporten correctamente en todos los escenarios.

La posición de la batería, situada entre los dos ejes, en la parte más baja de la carrocería, contribuye a bajar la altura del centro de gravedad, y el sistema de tracción integral permanente con transferencia de par entre ejes facilitan la maniobrabilidad del CX-60.

Seguridad y equipamiento

Las tecnologías de seguridad embarcadas en el CX-60 i-Activesense ofrecen prestaciones de seguridad activa. Incluye:

  • Un monitor de visión 360 que mejora la visibilidad a través del vehículo durante la circulación a baja velocidad (See-Through View).
  • Un asistente de intersecciones (TAP).
  • Detección de peatones traseros (SBS-R).
  • Mantenimiento en carril de emergencia (ELK).
  • Asistente de velocidad inteligente (i-ACC).
  • Función de ayuda al salir del habitáculo (BSM Vehicle Exit Warning).

Gracias a la seguridad activa que ofrece su arquitectura y a la inclusión de todos estos sistemas de seguridad pasiva, Mazda espera que el CX-60 obtenga la calificación más alta, 5 estrellas, en los test de seguridad de Euro NCAP.

Otros modelos electrificados de Mazda

Para Mazda, el lanzamiento de este modelo supone un paso muy importante hacia su objetivo de descarbonizar por completo su gama de aquí a 2050. En los próximos años, continuará adoptando tecnologías de electrificación en una amplia gama de nuevos productos. El Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV complementará su funcionamiento totalmente eléctrico con un motor rotativo que se empleará para generar electricidad extender la autonomía. En 2023, Mazda tiene previsto lanzar un nuevo modelo de mayor tamaño que el Mazda CX-60, con tres filas de asientos.

En total, en los próximos tres años Mazda introducirá cinco nuevos productos electrificados con su arquitectura multisolución. Más allá de 2025, la marca lanzará una nueva Arquitectura escalable para EV SKYACTIV: una avanzada tecnología que permitirá a Mazda construir modelos eléctricos para todos los segmentos empleando una plataforma común.

Conversaciones: