Híbridos y Eléctricos

FUSIONA COCHE Y CONDUCTOR

Mercedes Vision AVTR: el coche eléctrico más futurista, con sensor de pulsaciones en lugar de volante

El Mercedes-Benz Vision AVTR es un prototipo real completamente funcional de un coche eléctrico futurista, completamente reciclable y cuya tecnología le “conecta” con el conductor para ofrecer una experiencia completamente única.

Sensor de pulsaciones situado en la consola del Mercedes-Benz Vision AVTR.
Sensor de pulsaciones situado en la consola del Mercedes-Benz Vision AVTR.

El Mercedes-Benz Vision AVTR es un coche eléctrico conceptual presentado a principios de este año en el CES de Las Vegas, como un vehículo futurista que no parecía tener mucho recorrido real. Sin embargo, y en contra de casi todos los pronósticos, el concept se ha hecho realidad y nada mejor para mostrarlo que un vídeo en el que el prototipo real se mueve por una pista de pruebas en California. A parte de su diseño y de las espectaculares transformaciones de su carrocería, el manejo, a través de un ‘sensor de pulsaciones’ situado en la consola central, descubre un coche eléctrico futurista que quizás pudiera llegar a hacerse realidad.

El Vision AVTR responde a la inspiración que lo diseñadores de Mercedes-Benz han encontrado en la película Avatar, en la que los habitantes de Pandora, los Na’vi se fusionaban con los banshees de montaña. La asociación entre Mercedes-Benz y la productora de la película les permitió jugar con las siglas AVTR para referirse a laTransformación avanzada de vehículos’, que también coincide con las consonantes de la exitosa película de James Cameron.

El presentador de televisión Felix Smith conversa y entrevista al equipo de diseño del AVTR formado por Gorden Wagener, jefe de diseño del Grupo Daimler, Vera Schmidt, Directora de Diseño avanzado de experiencia de usuario y Alexander Dag, Diseñador avanzado de exteriores para hacer un recorrido por todas sus características. Además se pone a los mandos del inexistente volante del Vision AVTR para mostrar en un vídeo de 13 minutos muchos de los detalles de este concepto eléctrico tan futurista.

Se trata de un coche eléctrico de aspecto futurista que arranca reconociendo los latidos del corazón y la respiración del conductor, una conexión similar a la que los Na’vi tienen con los banshees. Sus funciones se controlan mediante un sensor de pulsaciones situado en la consola central, que recoge la información proyectada en la mano. Una tecnología pensada para el futuro, que podría ir de la mano de la conducción autónoma. En lugar de un volante convencional, “el elemento de control multifuncional permite que la persona y la máquina se fusionen”, afirma el fabricante. Al colocar la mano en la unidad de control, el interior cobra vida y el vehículo reconoce al conductor por los latidos del corazón y la respiración.

Respecto a la batería, Mercedes-Benz anuncia una química basada en celdas orgánicas basadas en el grafeno que no utiliza tierras raras y es completamente reciclable. “Los materiales de la baterías son compostables para, de esta forma, independizar la movilidad eléctrica de los recursos fósiles”. Como resultado, Mercedes-Benz destaca la gran relevancia de la futura economía circular que tanto necesita la industria del automóvil

En su interior, completamente vegano, se respira lujo y comodidad. El diseño exterior está presidido por grandes ventanales que hacen también la función de puertas de acceso. El AVTR se desplaza sobre unas gigantescas llantas iluminadas que están dotadas de un sistema de dirección independiente que permite el movimiento tipo cangrejo, similar al que mostró General Motors para su futuro Hummer EV eléctrico. También destacan las 33 aletas biónicas que ofrecen al conductor información sobre los que sucede en el entorno.

Conversaciones: