Híbridos y Eléctricos

750 CABALLOS ELÉCTRICOS

Mercedes presenta el EQ Silver Arrow, un anticipo del futuro eléctrico de la marca

El nuevo Mercedes EQ Silver Arrow, presentado en Pebble Beach, hereda el diseño de los monoplazas de 1937 sumándole propulsión eléctrica y soluciones aerodinámicas sobre la nueva plataforma modular del fabricante.

El Merdeces EQ Silver Arrow, presentado en Pebble Beach.
El Merdeces EQ Silver Arrow, presentado en Pebble Beach.

Mercedes-Benz ha presentado en el concurso de Elegancia Pebble Beach de Monterey en California, el prometido hiperdeportivo eléctrico llamado EQ Silver Arrow. El espectacular monoplaza de 5,3 metros de longitud se convierte en el representante de la nueva marca eléctrica EQ del fabricante alemán. Su diseño homenajea a un viejo prototipo de la marca de hace 80 años, el W125 Rekordwagen, al que se parece en su diseño en forma de lágrima, aunque no en su motorización, que ahora es eléctrica. Su antecesor contaba con un V12 de gasolina de 5,6 litros capaz de alcanzar los 433 km/h.

El EQ Silver Arrow muestra el estilismo aerodinámico de Mercedes-Benz que heredarán los futuros modelos de la submarca EQ. El próximo componente de la nueva gama eléctrica será el EQC, que se presentará el próximo 4 de septiembre en Estocolmo y llegará al mercado en 2019.

Diseño exterior e interior

El diseño del Silver Arrow es obra de la colaboración de Mathias Schenker, que trabaja en el estudio de diseño de la marca en Norteamérica, y el equipo encabezado por el director de diseño de Mercedes-Benz, Gorden Wagener, en Sindelfingen, Alemania. El prototipo presentado se basa en una versión ampliada de la nueva plataforma de arquitectura modular de Mercedes (MEA). Su principal característica reside en el uso de un piso plano para albergar la batería, sobre la que se sitúa la carrocería de fibra de carbono, pintada en color plata, al igual que la de su inspirador, el W125.

Delantera y zaga del Mercedes EQ Silver Arrow

Delantera y zaga del Mercedes EQ Silver Arrow.

En la parte delantera y trasera las bandas de leds azules y rojas entre los faros y los pilotos son similares a los presentados en los futuros modelos de producción de la marca EQ. La cabina del EQ Silver Arrow tiene un único asiento, revestido de madera y cuero, que adquiere un aspecto futurista gracias a una gran pantalla digital y a una segunda pantalla, más pequeña, situada en el volante. En la primera se proyectan imágenes tridimensionales gracias a un proyector situado tras ella, mientras que la del volante, que es táctil, permite controlar las funciones del vehículo, tanto las referidas al modo de conducción como las del sonido y la climatización.

Por otro lado destaca su aerodinámica activa; dos spoilers traseros extensibles se abren cuando se circula a gran velocidad, para generar carga aerodinámica y funcionar como un freno de aire para detener el vehículo.

Interior del Mercedes EQ Silver Arrow

Interior del Mercedes EQ Silver Arrow.

Propulsión 100% eléctrica

El EQ Silver Arrow se mueve gracias a la propulsión eléctrica, contando con una potencia de 550 kW (750 CV). El sistema eléctrico se alimenta de una batería recargable por inducción con 80 kWh de capacidad que, según Mercedes-Benz, logra alcanzar los 400 kilómetros de autonomía en el nuevo ciclo WLTP. La refrigeración de la batería, según el fabricante, se logra mediante unas ranuras de ventilación practicadas a ambos lados. Este sistema de propulsión es similar al desarrollado para la electrificación de un posible modelo eléctrico de altas prestaciones desarrollado por AMG.

El EQ Silver Arrow es ya el tercer concept que Mercedes-Benz revela en los últimos años en Pebble Beach. En 2016 el fabricante alemán presentó el Mercedes Maybach 6 y en 2017 le tocó el turno al Mercedes Maybach 6 Convertible.

Conversaciones: