Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DE SEPTIEMBRE DE 2021

Palencia se prepara para fabricar el Renault Kadjar híbrido enchufable

La planta de Renault en Palencia ha comenzado el proceso de selección de proveedores para fabricar la segunda generación del Kadjar, que incluirá una variante híbrida enchufable a partir de septiembre de 2021.

La segunda generación del Renault Kadjar se fabricará en Palencia incluyendo la versión E-Tech Hybrid Plug-in (híbrida enchufable).
La segunda generación del Renault Kadjar se fabricará en Palencia incluyendo la versión E-Tech Hybrid Plug-in (híbrida enchufable).

Siguiendo los pasos del Renault Captur e-Tech Plug-in, que se fabrica en exclusiva para todo el mundo en la planta que el fabricante francés tiene en Valladolid, su hermano mayor, el Kadjar e-Tech Plug-in también será made in spain. En este caso, será la fábrica de Palencia la que se encargue de ensamblar la versión híbrida enchufable de la segunda generación de este SUV, para la que ya ha comenzado el proceso de selección de proveedores que permitirá iniciar los trabajos a partir de septiembre de 2021.

En junio del año pasado, durante la presentación de la segunda generación del Renault Zoe, el jefe de ventas y marketing de la marca, Emmanuel Bouvier, mostró una diapositiva con la gama completa de vehículos eléctricos del fabricante. En ese momento estaba formada por seis modelos identificados a los que se sumarán otros dos, sin nombre ni tipología, que completarían su catálogo eléctrico para 2022. Uno de ellos, era uno SUV eléctrico del segmento C, de tamaño superior al Captur y que posteriormente se confirmó que formaría parte de la gama de motorizaciones del Kadjar.

La planta de Renault en Palencia fue inaugurada en 1977 en la localidad de Villamuriel de Cerrato. En sus 304 hectáreas de superficie productiva, fabrica, desde 2011, casi el 60% de los Renault Mégane que circulan por el mundo y, desde 2015, toda la producción del Renault Kadjar. Sobre esta versión, Renault lanzó un primer restyling de media edad en 2019, que dará paso a una segunda generación que incluirá una versión híbrida enchufable. Según La Tribuna de la Automoción, Renault España ha logrado mantener la producción de las versiones diésel y gasolina y ha añadido también la hibrida enchufable, que llegará algo más tarde que estas.

La factoría de Valladolid, que actualmente fabrica la variante e-Tech plug-in del Captur, será la encargada de ensamblar las baterías del Renault Kadjar y las de la variante familiar del Mégane (Sport Tourer), que también se fabrica en Palencia desde mediados de junio a bajo ritmo, unas 30 unidades semanales. En julio, la previsión es que la producción alcance las 340 unidades. Más adelante también comenzará a ensamblar la versión compacta de cinco puertas.

Renault MEGANE E-TECH Plug-in 2020

Renault Mégane Spor Tourer E-Tech Plug-in.

Con la llegada de los nuevos modelos, la planta de montaje de baterías trabaja ya a dos turnos de lunes a viernes, con una plantilla de 20 personas en el turno de mañana y cinco en el de tarde. Cuando opere a pleno rendimiento, la plantilla deberá crecer hasta los 70 trabajadores.

La tecnología e-Tech Hybrid de Renault se basa en un motor de gasolina de 1,6 litros, atmosférico, desarrollado por Nissan, y dos motores eléctricos de 160 CV de potencia conjunta alimentados por una batería de 9,8 kWh de capacidad. Con ella será posible recorrer, en modo eléctrico, hasta 50 kilómetros en ciclo mixto y llegar hasta los 65 en ciclo urbano (datos del Mégane en versión compacta). En este modo es posible alcanzar una velocidad máxima de 135 km/h. Incluirá una transmisión híbrida especial, desprovista de embrague, que se montará en su planta de Cleon. Está compuesta por el motor eléctrico de Nissan, dos ejes primarios, un eje secundario conectado a las ruedas y tres relaciones, que funcionan en modo híbrido y eléctrico.

Renault MEGANE E-TECH Plug-in

Arquitectura eléctrica del Renault MEGANE E-TECH Plug-in.

El sistema arranca y opera principalmente en modo eléctrico. El par del motor de combustión se agrega o se desagrega al de la máquina eléctrica en los modos híbridos. En total, es capaz de gestionar 15 modos diferentes de funcionamiento —modo eléctrico urbano, modo eléctrico carretera, modo híbrido urbano...— e incorpora además un sistema de recuperación de energía, cuando el coche se detiene, a través del motor de combustión, que en esos casos se convierte en un generador.

Conversaciones: