Híbridos y Eléctricos

RED BULL RB17

Red Bull construirá su propio hiperdeportivo híbrido, un coche extremo e hipercaro

Red Bull Racing ha anunciado que construirá 50 ejemplares del RB17, un hiperdeportivo híbrido con 1.100 caballos de potencia, una aerodinámica extrema y un precio de casi 6 millones de euros antes de impuestos.

Red-Bull-RB17
Primeros bocetos del Red Bull RB17

La rama de ingeniería de la escudería de Fórmula 1 Red Bull Racing va a desarrollar su propio hipercoche híbrido. Se llamará Red Bull RB17 y está dispuesto a convertirse en el coche de producción más rápido jamás fabricados. Para conseguirlo, Red Bull pondrá toda la carne en el asador, incluyendo una salvaje puesta a punto a nivel aerodinámico y un propulsor híbrido con más de 1.100 caballos de potencia.

En algunas ocasiones se dice con demasiada ligereza lo de "tecnología derivada de la Fórmula 1". En este caso, esa frase va a tener todo el sentido del mundo, porque el equipo de ingenieros que desarrollará el coche está estrechamente relacionado con la escudería de Fórmula 1. Más concretamente, el coche será desarrollado por la división de Red Bull Advanced Technologies. El RB17 utiliza el mismo sistema nomenclatura de la escudería Red Bull para sus coches de carreras; el 17 era el número que faltaba entre el RB16b del año pasado y el RB18 de esta temporada.

El RB17 será un verdadero hiperdeportivo, un biplaza con pocos compromisos "legales" ya que se homologará únicamente para uso en circuito. El hecho de que sea un coche de circuito permitirá, según palabras textuales de Red Bull, «la ejecución más pura de un hiperdeportivo inspirado en la Fórmula 1». Dicho de otra manera: será un coche con una aerodinámica radical, muy ligero y con un sistema híbrido enfocado en conseguir las máximas prestaciones. Un coche de producción lo más parecido posible a un coche de Fórmula 1.

Red Bull se ha propuesto no superar los 900 kg de peso (sin contar el conductor) y contará con un motor V8 híbrido con más de 1.100 caballos de potencia, según ha anunciado la marca, que no se ha pronunciado sobre el origen del motor ni ha dado más cifras de sus prestaciones. El RB17 contará también con «el efecto suelo más avanzado disponible en un coche de producción», según Red Bull.

Según Adrian Newey, que algo sabe sobre hacer coches rápidos, «el RB17 destila todo lo que sabemos sobre la creación de coches de Fórmula 1 ganadores en un paquete que ofrece niveles extremos de rendimiento en un coche biplaza para circuito». Con el RB17 pretenden llevar al límite el diseño y la técnica para ofrecer un coche sin igual a clientes privados. 

El RB17 será el primer coche con la marca Red Bull que podrán comprar clientes particulares. Eso sí, no será nada barato. Red Bull tiene previsto fabricar 50 ejemplares del RB17 con un precio a partir de 5 millones de libras antes de impuestos. Traducido a euros y sumando impuestos, en España costaría 7 millones de euros como mínimo, antes de entrar en posibles opciones de configuración. Una cifra de escándalo que incluirá algo más que el coche: Red Bull incluirá también el acceso a los simuladores del equipo de F1 de Red Bull, al desarrollo del programa del vehículo y a sesiones de entrenamiento y otras experiencias en circuito.

La producción del RB17 comenzará en 2025. El coche se construirá en la base de Red Bull Advanced Technologies, junto con el equipo de F1 en Milton Keynes, en el centro de Inglaterra. El desarrollo de ingeniería y la producción del coche supondrán la creación de 100 nuevos puestos de trabajo.

No es la primera vez que Red Bull se implica en un coche de producción

La rama de ingeniería de la escudería Red Bull Racing colaboró con Aston Martin para desarrollar el Aston Martin Valkyrie, un espectacular hideportivo presentado en 2017 que ha dado algunos quebraderos de cabeza hasta que por fin ha llegado a sus primeros clientes.

El Aston Martin Valkyrie es una auténtica obra rodante de la ingeniería, con una aerodinámica altamente elaborada y un sistema híbrido que utilizaba como propulsor principal un motor V12 atmosférico de 1.155 caballos de potencia. El desarrollo del coche acabó resultando tan complejo que sus entregas se acabaron retrasando cerca de dos años. 

Originalmente estaba previsto que Red Bull trabajase también en el Aston Martin Valhalla, el hermano pequeño del Valkyrie, pero la compañía de los dos toros zanjó sus acuerdos contractuales con Aston Martin tras finalizar el desarrollo del Valkyrie.

Conversaciones: