Híbridos y Eléctricos

BASADO EN EL ID.4

Volkswagen Ruggdzz, un 4x4 eléctrico con un nombre impronunciable, que llegará en 2023

El tercero de los modelos icónicos de Volkswagen basados en la plataforma MEB será un todoterreno radical con un diseño enmarcado en un perfil mucho más cuadrado que el ID.4, del que derivará.

El Volkswagen Ruggdzz llegaría en 2023 como parte de la gama icónica de coches eléctricos creados por el presidente de Volkswagen, Herbert Diess.
El Volkswagen Ruggdzz llegaría en 2023 como parte de la gama icónica de coches eléctricos creados por el presidente de Volkswagen, Herbert Diess.

Todavía bajo su nombre provisional, el futuro todoterreno eléctrico es conocido por los empleados alemanes de Volkswagen como Ruggdzz, un curioso apelativo de trabajo basado en la palabra “robusto”. Con sus formas cuadradas, este nuevo modelo eléctrico basado en la plataforma MEB formará parte del proyecto icónico de Volkswagen, en el que se incluyen modelos ID con las mismas cualidades atemporales que el Beetle original y al que también pertenecen el Volkswagen ID. Buzz y el ID. Buggy.

Volkswagen está a punto de dar luz verde al desarrollo de un nuevo todoterreno que plantaría cara a los SUV eléctricos de sus competidores alemanes, el BMW iX3 y el Mercedes EQB. Con unos argumentos de diseño retro, busca conquistar a sus clientes desde la emoción de los modelos icónicos. Bajo el nombre todavía provisional e impronunciable de Ruggdzz formará parte de los tres modelos temáticos con aspecto retro creados por el propio presidente de Volkswagen, Herbert Diess.

Con una longitud de 4.600 mm, este todoterreno con tracción total ha sido concebido para complementar a la serie de modelos ID. “convencionales”, entre los que se incluye el futuro ID.4, que tendrá un tamaño similar y cuya versión de producción será presentada en el Salón del automóvil de Detroit en junio. Será un modelo global que se fabricará en Europa, China y, a partir de 2022, también en Estados Unidos.

Boceto Volkswagen 4x4 eléctrico

Según informa Autocar, su diseño se aleja radicalmente del ID.4. Enmarcado en un perfil mucho más cuadrado en el frontal destaca una parrilla que ocupa todo el ancho entre los dos faros rectangulares, sobre lo que se sitúa un capó prácticamente horizontal, un parabrisas vertical, una línea de techo prácticamente plana y unos laterales planos y rectos. Un diseño retro que busca sus clientes en aquellos que echan de menos los todoterrenos más clásicos de la marca.

Además de una variante con una distancia entre ejes estándar para albergar a cinco pasajeros, Volkswagen ofrecerá una versión de siete asientos, con distancia entre ejes extendida, dirigida principalmente a los mercados chino y norteamericano. Las posibilidades todoterreno del Ruggdzz permitirán al fabricante cubrir las necesidades de los clientes que quieran aventurarse con él fuera del asfalto. Los derivados más extremos se configurarán con una altura más elevada, para mejorar los ángulos de ataque, salida y ventral, además de otros elementos típicos de la conducción off-road, como protectores y focos montados en el techo.

No hay información sobre las especificaciones mecánicas, aunque es probable que emplee una configuración similar a la del ID.4 que a su vez está basado en el concept ID. Crozz que montaba una batería de 83 kWh y dos motores eléctricos (uno en cada eje) con 310 caballos de potencia. No obstante, en el ID.4 de producción habrá versiones con uno o dos motores, así como varios tamaños para la batería. El Ruggdzz incluiría la capacidad de transferir la transmisión a cada rueda de forma individual mediante la electrónica, simulando los diferenciales mecánicos de los todoterrenos más radicales.

Conversaciones: